” Si no estás dispuesto al fraude, no me sirves, porque si una tuviera en cuenta la ética, no podría estar en este puesto”

(Fragmento de la conversación grabada entre la expresidenta de INVERCARIA, Laura Gómiz Nogales y su exdirector de promoción, Cristóbal Cantos)

Llueve sobre mojado en el fangoso pantano de la CORRUPSOE institucionalizada en Andalucía. Treinta años de gobiernos del PSOE han dado para mucho a unos pocos que, cada vez que cerraban el puño para cantar la Internacional, tantas veces confundida con el “cara al sol” y el “prieta las filas” de aquella Falange de sus años jóvenes, se llevaban el dinero del contribuyente para sus bolsillos, salpicando la historia de la comunidad andaluza desde los primeros años del gobierno felipista. Pero, nada mejor que trasladarnos a la Torre Sur de la sevillana Plaza de España, donde quedó instalado el celebérrimo despacho de Juan Guerra en la Delegación del Gobierno , convertido en el Patio de Monipodio del socialismo meridional y cañí. Claro que me estoy refiriendo a aquel truhán conocido por el “hermanísimo” del todopoderoso vicepresidente del gobierno felipista, ALFONSO GUERRA, que iba a dejar a España para que no la conociera “ni la madre que la parió”. Así, con fecha 30 de diciembre de 1989 estallaba el mayor escándalo de la incipiente democracia, con epicentro en Sevilla, cuando se conoció la intermediación del “hermanísimo” en el desbloqueo de un proyecto turístico que suponía una inversión de 80.000 millones de las antiguas pesetas, siendo condenado por delito fiscal en el año 1995, no sin antes haberse llevado por delante a su hermano “Arfonzo”, que dimitiría como vicepresidente del gobierno en 1991, dando lugar a la altanera declaración de Felipe González del “dos por el precio de uno”, aunque este seguiría en la poltrona monclovita hasta el año 1996, después de dejar tras de sí una

“Parque Temático de la Corrupción en Andalucía”, construido, en su mayoría, con los “fondos de reptiles” extraidos de los bolsillos de todos los españoles…

estela de CORRUPSOE que llevó a la cárcel a muchos significados dirigentes del PSOE, tales como Sala (FILESA), Rafael Vera (FONDOS RESERVADOS), Mariano Rubio (BANCO DE ESPAÑA) o Luis Roldán (GUARDIA CIVIL), entre otros muchos.

De aquella guarida de “mielmano”, por donde merodeó lo más florido del hampa andaluz y español, pero también los más notables patricios andaluces en busca de alguna merced, no sin ruborizarse por tener que doblar servilmente la cerviz y humillar su dignidad herida ante aquel “pícaro”, mientras silaban zalameramente  “Don Juan para arriba, don Juan para abajo”, saliendo como podían por la puerta falsa para esquivar las miradas indiscretas, tras mendigar como pordioseros el favor del “hermanísimo” que jugaba al trile con ellos, llegamos al escándalo de los ” ERES fraudulentos”, que le dan al trinque andaluz una dimensión visual más ampliamente mediterránea, entre Nápoles, Calabria y Sicilia, esto es, entre la Camorra, la ‘Ndrangheta y las otras mafias, a la vez que pone nombre a la mayor trama de corrupción de la Historia de España.

En efecto, una monumental estafa superior a los MIL MILLONES DE EUROS – ¡¡¡ MAS DE 166.000 MILLONES DE LAS ANTIGUAS PESETAS !!! -, manejados con la misma discrecionalidad con la que un mangante como el exdirector general de Trabajo de la Junta de Andalucía, FRANCISCO JAVIER GUERRERO,  se gastaba el dinero de los subsidios de los parados, junto con su chófer, al que subvencionó graciosamente con una lluvia de millones, en “putas y cocaína” por los antros de la capital hispalense, mientras millones de personas rotas por la crisis no tenían un trozo de pan que llevarse a la boca. Sin embargo, Guerrero no es más que una de las piezas del puzle, uno más de los consiglieres de la famiglia del socialismo meridional y cañí, porque por encima de él están los “capos di tutti capi”, José Antonio GRIÑAN y Manolo CHAVES, ambos procedentes de las centurias falangistas, como máximos responsables de la trama mafiosa de los ERES fraudulentos, en una sofisticada operación montada para burlar y birlar los más de mil millones de euros procedentes del erario público.

A las dos de la madrugada del día 10 de marzo de 2012, después de tres días de interrogatorios, el exdirector general de Trabajo de la Junta de Andalucía, Francisco Javier GUERRERO, ingresaba en prisión sin fianza por orden de la jueza Mercedes ALAYA…

De esa manera llegamos a la madrugada del día 10 de marzo de 2012, cuando la jueza Mercedes ALAYA decidía enviar a prisión sin fianza al que fuera director general de Trabajo de la Junta de Andalucía, entre los años 1.999 y 2.008, justificando su decisión en el riesgo de que se fugue por la “presión externa” de terceras personas, probablemente perjudicadas por sus declaraciones. La jueza ALAYA  deja muy claro que Guerrero otorgó “en connivencia con otros” casi 900 ayudas “con total ausencia de procedimiento” pese a que tanto él como “sus superiores” conocían que el sistema de concesión de ayudas no era el adecuado y se hacía sin “cobertura presupuestaria”. Las ayudas fueron otorgadas de forma “manifiestamente injusta y arbitraria” para “favorecer a familiares, amigos o personas próximas al entorno de Guerrero, al entorno de altos cargos de la Junta de Andalucía o del PSOE”, a la vez que dejaba más claro aún que su decisión partía de una petición de la Fiscalía sin la cual ella no podía encarcelar a Guerrero, en contestación a las acusaciones vertidas desde el PSOE insinuando que sus resoluciones tenían un carácter político, lo que, desde su punto de vista, suponen “una absoluta falta de respeto” al fiscal y “un total desconocimiento de los principios de justicia e independencia”.

Tres días de interrogatorios al que fuera director general de Trabajo de la Junta de Andalucía y pieza clave entre los más de cincuenta imputados que figuran en la “trama EREtica”, dejaban muy claro una cuestión: ” Nadie del gobierno andaluz puede decir que los ERE falsos se hicieron a sus espaldas”. El tenor de los argumentos expuesto durante estos tres días, en absoluto difieren de lo declarado en sus dos anteriores comparecencias ante la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia civil, donde Guerrero trató de despojarse de responsabilidad apuntando hacia los máximos prebostes del gobierno andaluz: los “capos di tutti capi” CHAVES y GRIÑAN y sus consiglieres Gaspar ZARRIAS y José Antonio VIERA, entre otros. Es evidente que el PSOE montó en Andalucía un entramado de corrupción institucionalizada desde arriba hacia abajo para desviar fondos públicos a sus familiares, militantes y amiguetes, que se beneficiaban de prejubilaciones fraudulentas o de créditos y ayudas que se concedían sin control de ningún tipo. En el caso de los ERE falsos, lo que hizo la Junta de Andalucía fue utilizar una estructura paralela – el IFA, que luego se transformó en IDEA – para manejar los fondos poniendo todos los obstáculos posibles para evitar que las cuentas pudieran ser fiscalizadas por la Intervención General de la Junta, y en el más reciente escándalo de INVERCARIA, el esquema fue muy parecido ya que la empresa dependía de IDEA y operaba sin controles, porque el propio “capo di tutti capi” GRIÑAN  así lo había decidido.

Resulta irónico que RuGALcaba dijera que en Andalucía va a comenzar a resurgir de nuevo la socialdemocracia. ¿ Qué socialdemocracia ? ¿ La del cortijo donde una casta de neoseñoritos como Chaves, Griñan y Zarrías, entre otros chorizos, han medrado a costa de mandar al paro a un millón cien mil trabajadores (30 por ciento), mientras ellos se gastaban el dinero de las subvenciones en restaurantes de lujo, putas y cocaína ?

INVERCARIA había sido creada en 2005, cuando el gobierno andaluz decidió reestructurar el antiguo Instituto de Fomento de Andalucía (IFA), transformando esta institución en la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA), para “adaptar su funcionamiento a las necesidades de los nuevos sectores estratégicos”. La fórmula elegida para canalizar estas invesiones fue la de una sociedad de capital riesgo, tomando participaciones en compañías con gran potencial de crecimiento para fomentar la consolidación de un tejido de firmas tecnológicas en la comunidad andaluza, pero siete años después, siempre según los informes oficiales de la Cámara de Cuentas, INVERCARIA tenía acciones en 40 compañías de las que sólo cinco registran un resultado positivo, mientras que el resto están – muchas de ellas ya estaban cuando se decidió “participarlas” – en números rojos o declaradas en quiebra. En muchos casos, empresas sin actividad ninguna recibieron grandes sumas de dinero para la creación de factorías que nunca se crearon, dilapidándose otros 148 millones de euros en empresas implicadas en planes que nunca han llegado a ejecutarse a pesar de ser vendidos desde los organismos oficiales como fundamentales para la creación de empleo en zonas como la Bahía de Cádiz, Jaén o Andújar, entre otras áreas andaluzas asoladas por el paro.

El “gran ejemplo” lo constituye ANDALUS LINEAS AEREAS, presidida por José María MARTIN DELGADO, consigliere de Cultura en el segundo gobierno de Manolo CHAVES, que sólo estuvo operativa un año y medio, costándole al bolsillo de los andaluces 1,11 millones de euros, a través de dos préstamos participativos de 410.000 y 700.000 euros… Otra de las empresas participadas por INVERCARIA es la NEW TECHNOLOGY CHILLER, una sociedad en la que en marzo de 2008 adquirió 25 participaciones de 3.000 euros cada una, “que llevaban aparejada una prima de emisión total de 797.000 euros”, la cual, pese a que partió de unas previsiones de importantes beneficios durante cinco años (2008-2012), los hechos fueron muy distintos y en 2008 la empresa perdía 241.000 euros, y un año después, esto es en el  año 2009, 316.000 euros, el mismo año que su presidente Tomás GOMEZ SAUQUILLO se gastaba la nada despreciable cifra de 25.000 euros en comidas que no pudo justificar. Y como telón de fondo, la auditoría de la Cámara de Cuentas de Andalucía en la que se señala que una parte sustancial de todos estos fondos públicos que aparecen en el cuadro adjunto,se concedían de manera opaca y discrecional, sin criterio y sin publicidad, y esa frase de la expresidenta de INVERCARIA , Laura GOMIZ NOGALES, de que “TODOS LOS QUE ESTAN POR ENCIMA LO CONOCIAN”.

Al hilo de esta afirmación de la expresidenta de INVERCARIA, es preciso recordar que era Manuel CHAVES el presidente de la Junta de Andalucía cuando se firmó el convenio de julio de 2001 entre el Consigliere de Empleo, José Antonio VIERA, y el Instituto de Fomento de Andalucía para vehicular el dinero opacamente y “prescindiendo de forma total y absoluta del procedimiento administrativo establecido”, según alertaba la mismísima Intervención en reiteradas ocasiones. Un “Modus Operandi” que originó que sólo los allegados a la Junta, a la Consejería y a los sindicatos de U.G.T. y CC.OO. – estos falsos representantes de los trabajadores también recibían su “mordida” por cada ERE falso - pudieran enterarse de la existencia de estas subvenciones. La partida 31 L, un “FONDO DE REPTILES” del que han fluido hasta mil millones de euros – ¡¡¡ 166.000 millones de las antiguas pesetas !!! – entre los años 2001 y 2010.

Cuadro de las participaciones empresariales de INVERCARIA, elaborado a partir del informe de la Cámara de Cuentas de Andalucía correspondiente al año 2009.

CHAVES era el presidente que no se dio por enterado del robo del siglo, del cual se beneficiaban sus propios hijos, sus hermanos, sobrinos y demás familia, siendo premiado por el PSOE, del que también era su presidente a nivel estatal, a la categoría de Vicepresidente Florero del Gobierno de ZP. GRIÑAN era el consigliere de Economía que no vio como robaban los millones de pelas delante de sus propias narices y fue premiado con la presidencia de la Junta de Andalucía en sustitución partitocrática de Chaves. Gaspar ZARRÍAS “El Pantojo”, el hombre que todo lo sabe y que a todos da lecciones, era el consigliere de Presidencia que no sabía que GUERRERO vaciaba a paladas la caja del dinero y fue premiado, primero con la Vicepresidencia de la Junta de Andalucía y después con la Secretaría de Estado del gobierno de ZP.

Al final, una cuestión ha quedado muy clara: Chaves y Griñán son responsables políticos en la comisión de delitos de sus consiglieres y altos funcionarios, los cuales no actuaban de una manera aislada, como se nos quiere hacer ver, sino como las piezas de un engranaje movido desde la cúpula de la Junta de Andalucía y del PSOE en lo que supone el mayor robo en la Historia de España.

ANTON SAAVEDRA

About these ads