SOLO LOS PAYASOS VIVEN DE SONRISAS

“El pleno empleo no sólo es posible, sino probable.Hechos, además, con un talante, o un procedimiento, que ha sido el del diálogo social.Yo diría que estoy plenamente satisfecho”

                              CANDIDO MENDEZ (secretario general de UGT en noviembre de 2007)

Los fundamentos económicos de un país, por muchas vueltas que se quiera dar, no radican en el optimismo o en el patriotismo de los grupos de presión ni de los partidos políticos, ni mucho menos de un presidente de gobierno como Zapatero y su “tropa” que, en plena campaña electoral, vienen tildando, con toda su mala baba, de pesimistas, antipatriotas e irresponsables a todo aquel que se niegue a profesar el mensaje oficial de triunfalismo económico del gobierno POR EL PLENO EMPLEO.

¡No existe riesgo de crísis económica! Esto no es más que  “un bache dentro de una tendencia alcista de la economía”, decía nuestro Zapatero en una entrevista periodística del 4 de febrero de 2008. Sin embargo, la cruda realidad de los hechos es que nos encontramos a 25 días de las elecciones generales en España y ya hemos superado ampliamente los dos millones y cuarto de parados.La subida del paro en el pasado mes de enero ha sído la mal alta desde el año 1984 y la pérdida de empleo durante este mes marca un rítmo de 4.400 parados nuevos cada día. Si a ello sumamos que los precios de los productos básicos -pan (+21,89%), leche (+26,04%), huevos (+10,85%), sardinas (+10,71%), pollo (+16,00%), hortalizas (+15,13%), frutas (+13,39%), etc. – se disparan sin control, y añadimos que el panorama se oscurece y agrava aún más, tal y como nos vienen mostrando todos los indicadores de los principales organismos internacionales, la pregunta surge de inmediato: ¿ Qué está pasando realmente en nuestro país ? ¿ De dónde saca este “Alicia en el país de las maravillas” de que nuestra economía va “viento en popa” a la vez que se contradice prometiendo la limosna de los 400 euros para aliviarnos del mal momento económico que, según la Z del PSOE, no existe ?

No, señor Zapatero, usted y sus ministros y ministras – ¡ vaya tropa ! – no pueden seguir realizando esas estúpidas afirmaciones en el sentido de que no sea necesario la adopción de medida alguna al respecto porque “no existen problemas de fondo” en nuestra economía, por la sencilla razón de que sus afirmaciones constituyen una irresponsabilidad sin precedentes y un engaño masivo a los ciudadanos cara a las elecciones. El fuerte incremento de la inflacción en el año 2007 (4,2 %) – el peor dato desde el año 1996 – y la subida del paro en más de 100.000 personas que ya se eleva por encima de la creación de empleo, junto a la fuerte caída de los indicadores de clima económico atisban un horizonte a muy corto plazo de lo que sin duda va a ser la mayor recesión de la economía española en muchas décadas. Y ello, por muy satisfecho que se haya quedado el Candido Mendez de la UGT – ¡ a dónde ha llegado mi antiguo sindicato del alma ! – va a traer, está trayendo ya consecuencias dramáticas para una mayoría de las familias españolas, para quienes, a pesar del fuerte crecimiento absoluto, el reparto prácticamente medieval de la renta y la riqueza creada en la España del Zote vallisoletano ha producido ya una enorme pérdida de renta para un 60 % de las familias, a lo que se añade una pérdida de seis puntos de poder adquisitivo de los salarios respecto a la media europea (datos de EUROSTAT). Y si esto ha ocurrido en época de vacas gordas, ¿ Qué no ocurrirá ahora que han llegado las vacas flacas ?

No es verdad, señor Zapatero, que estemos en mejores condiciones que el resto de los países de nuestro entorno, entre otras cuestiones, porque tenemos muy poca capacidad para producir, tal y como indicaba recientemente el mismísimo Comisario de Asuntos Económicos, su compañero de partido Joaquin Almunia. En realidad, lo que ha ocurrido es que en España hemos estado celebrando una fiesta hasta altas horas de la madrugada, gracias al euro y a unos típos reales negativos, y la borrachera fue de tal magnitud que nos hizo olvidar la enorme debilidasd que seguimos teniendo: nuestra productividad es muy baja. Pero la fiesta se acabó y ahora vienen las consecuencias en forma de resaca. Unas consecuencias no sólo económicas, sino de tipo social, si tenemos en cuenta que un porcentaje muy significativo del empleo creado por la construcción – el sector donde descansó la mayor parte de la pujanza de nuestra economía – es mano de obra inmigrante, que ha afluido en una proporción pasmosa en muy poco tiempo, sin que la Caldera del Zapatero haya desarrollado los suficientesinstrumentos de integración y , claro, si el mecanismo de creación de empleo se frena, esa población alógena se convierte en una amenaza tan elemental como el propio principio de supervivencia, porque de algo, legal o ilegal tendrán que comer.

Talante, sonrisas masónicas y un buen rollito para cada momento son la solución mágica a todos estos males de la sociedad civil española según nuestro Zapatero. Pero, el Presidente del Gobierno debería de darse cuenta que los únicos que viven de las sonrisas son los payasos, y que estos no son los más indicados para gobernar un país. Esa estrategia puramente electoralista de sonrisas masónicas, alegrías forzadas y todo tipo de descalificaciones para quienes no piensen como él podría tener cierto sentido si todos nadásemos en la abundancia, pero los ciudadanos, ahora mismo, estamos en situación totalmente opuesta.

Quiero dejar muy claramente que el debate que se está hurtando a los españoles es el de qué economía queremos para España. Durante esta funesta legislatura zapatenilesca, el discurso se ha centrado en conceptos como prosperidad y bienestar, muy gratos a todos los oídos, pero que no actúan sino como señuelos que impiden ver el fondo de la cuestión. El gran problema de la economía española es nuestra dependencia exterior. Somos dependientes en materia enegética ( 70 % ). Somos dependientes en materia de innovación e investigación – ¿ investigamos poco porque somos pobres, o somos pobres porque investigamos poco ? – Somos dependientes en financiación, porque estamos demasiado subordinados a la liquidez internacional, a la circulación del dinero fuera de nuestras fronteras. Y en estas condiciones, nuestra economía es de una terrible fragilidad. Por eso no es posible confiar ni creer en el Gobierno cuando habla de situaciones pasajeras: es posible que ésta crísis sea pasajera, pero nuestro problema es permanente.

De cara a las elecciones del 9-M, los electores pueden aguantar muchas cosas, pero lo que no se puede soportar son las mentiras descaradas. El PSOE debería de saberlo muy bien, entre otras cuestiones, porque una de las causas por la cual ahora gobierna fue aquel lema que Fredyy “el químico” pronunció aquella noche por Televisión: “NO NOS MERECEMOS UN GOBIERNO QUE NOS MIENTA”.

ANTON SAAVEDRA

Anuncios

Acerca de ANTON SAAVEDRA RODRIGUEZ

Hola a todos, soy Antón Saavedra y vivo en la cuenca minera asturiana del Nalón. Nacido en Moreda de Aller, (Asturias) el 30 de mayo de 1948, desde la edad de cinco años vivo en la barriada minera de La Juécara (LANGREO). Allí, en la Academia Mercantil de La Felguera (Frailín) cursé mis estudios de bachillerato por libre, y a la edad de 20 años, después de haber sido despedido de Constructora Gijonesa, Duro Felguera y Montajes de Ciaño por motivos sindicales, empezé a trabajar en la minas de Hunosa (Pozo Fondón) con la categoría de ayudante barrenista hasta el año 1974 que pasé a desempeñar el cargo de Graduado Social en el Grupo Siero (Pumarabule y Mosquitera). Posteriormente me licencié en Relaciones Industriales por la Universidad de Alcalá de Henares, y actualmente curso estudios para la licenciatura de Ciencias Políticas. Afiliado a la UGT y al PSOE en los inicios de los años 70, fui secretario general de la Federación Estatal de Mineros de UGT (1976-1989), vicepresidente de la Internacional de Mineros (1978-1990), y miembro del Comité Ejecutivo Confederal de UGT (1976-1988).Desde 1986 hasta 1994 ocupé un lugar en la Mesa del Comité Consultivo de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA) en representación de España. Durante este periodo participé como ponente en varios congresos y conferencias sindicales a nivel internacional, actuando en nombre de los trabajadores españoles ante la OIT, siendo autor del libro-informe publicado bajo el título “EL CARBON:UNA ALTERNATIVA A LA CRISIS ENERGETICA”, que fue asumido por unanimidad de los miembros de la CECA como ponencia base en el debate sobre la politica energética comunitaria en 1991. Entre los años 1991 y 1998 fui diputado del Partido de Acción Socialista (PSOE histórico) en el Parlamento Asturiano por las lista de IU, así como miembro de sus respectivos comités ejecutivos federales. Soy autor de “SECUESTRO DEL SOCIALISMO” y “EL HEREDERO DE SURESNES” de muy recientísima aparición.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a SOLO LOS PAYASOS VIVEN DE SONRISAS

  1. Enhorabuena por su bitároca.

    Izquierda Hispánica le ha incluído en su lista de Bitácoras Amigas.

    Un saludo:

    http://izquierdahispánica.wordpress.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s