10-M: QUEDA INAUGURADA LA CRISIS

Wall Street lanzó la toalla y se derrumbó. Eso de la toalla es la frase correcta, porque el país estaba llorando. Gordon me telefoneó desde Nueva York y me dijo: `La broma ha terminado´;cuando le iba a contestar se había quedado mudo…Se suicidó”.

GROUCHO MARX (anunciando el crack del 29)

Corría el mes de setiembre de 2007, en la ciudad financiera de “los Botinesses”, cuando Zapatero sacaba pecho al lado de Don Emilione III para afirmar: “En estos momentos es cuando nuestra economía va a exhibir su fortaleza. Cada día que pasa la situación está un poco más relajada”. El 9 de enero de 2008, el mismo Zapatero acusaba a los dirigentes del PP de “crear alarmismo injustificado que puede dañar las buenas expectativas”, y eso “es lo menos patriótico que conozco”. Apenas habían transcurrido cinco días de estas afirmaciones, esto es el 14 de enero, cuando al ser entrevistado por el director de EL MUNDO sobre si  se estaba ante un escenario de crisis, el Presidente Zapatero fue tajante: ·En absoluto. Eso es una falacia. Puro catastrofismo. Estamos creciendo por encima del 3%, y vamos a seguir creando empleo y teniendo superavit”.

Dicho así, de esa manera tan contundente, uno puede tener “motivos para creer”, pero para creer que nos encontramos ante un perfecto ignorante que todavía no ha dedicado las dos tardes requeridas para saber distinguir entre “progresividad” y “regresividad” o, lo que sería mucho más preocupante por su gravedad, ante un mentiroso compulsivo que actua como un vulgar charlatán de feria con tal de mantenerse en la poltrona al precio que sea. Porque, a mediados del pasado año, ya eran muchos los analistas de prestigio que preveían la crisis que se nos venía encima, a la vez que urgían a las autoridades de los países europeos a iniciar cambios estructurales en los motores de crecimiento. En España, el elevado precio de la vivienda unido al fuerte endeudamiento de las familias y a la dependencia de la construcción y el mercado inmobiliario convertían a nuestra economía en un castillo con los pilares de cristal. Incluso numerosos organismos internacionales  como el FMI, la OCDE, y agencias de calificación de riesgo como Standard and Poors o Morgan Stanley, rebajaban las previsiones de crecimiento de nuestro país, mientras el majadero de la Moncloa y su equipo económico – Solbes por un lado, y Miguel Sebastián por otro – seguían instalados en el triunfalismo más estúpido.

Hacía tiempo que Zapatero había depositado toda la responsabilidad en el valenciano Solbes, presentándolo como todo un campeón frente a las dificultades económicas en base, decía , a su experiencia demostrada durante el dificil periodo 1993 y 1995, cuando era ministro de Economía con Felipe González. Una crisis, por cierto, que en manos de Solbes provocó que a finales de 1994 España registrara 3,7 millones de parados lo que suponía el 24 % de la población activa. Esta experiencia de Solbes en gestionar crisis no evitó que en 1994 los sindicatos convocaran la cuarta huelga general desde que el PSOE accediera al poder en 1982 a lomos de los trabajadores. En aquella ocasión se trataba de protestar contra una Reforma Laboral  que introdujo los contratos temporales. Esta experiencia de Solbes para capear la crisis tampoco impidió que gran parte de las empresas públicas quedaran sumidas en situación de quiebra técnica. Si en 1994 la inflación era del 4,3 % – la misma que volvemos a tener ahora -, un año después subió hasta el 4,7 %. Pese a los conocimientos de Solbes en gestión de crisis, el paro seguía creciendo , los tipos de interés subían hasta el 10,2 % y el déficit público representaba el 6,6 % del PIB. La deuda del Estado era del 65,7 % del PIB y los criterios de Maastricht seguían quedando muy lejos de alcanzar.

La cruda realidad es que, celebradas las elecciones del 9 de marzo de 2008 con los resultados conocidos, el Gobierno de la Z (antes del PSOE), se quitó el traje de la campaña electoral, se vistió con otro menos tramposo y dibujó un panorama muy sombrío sobre la evolución de la economía española en el corto y medio plazo. Una fotografía que en nada se parece al mensaje optimista y mesurado que nos lanzó Solbes en su cara a cara con el candidato del PP, Manuel Pizarro. Ahora, resulta que el crecimiento de la actividad se situará muy por debajo de las previsiones oficiales, y se colocará más cerca de las estimaciones realizadas por los organismos competentes que apuntaban hacia un crecimiento del 2,4 %. También reconoce que tiene más dudas que unos días atrás sobre el comportamiento de la inflación y, para culminar con el cuadro pesimista, apunta por primera vez a la posibilidad de que el año 2008 termine con déficit en las cuentas públicas. Lógicamente, este brutal frenazo a la economía nacional no sólo destruirá empleo – el paro y la situación económica son los dos problemas que más preocupan a los españoles, según el barómetro del CIS correspondiente al mes de enero – sino que mermará la capacidad productiva del país. El reciente informe de Analistas Financieros Internacionales nos dice que el menor rítmo de afiliación a la Seguridad Social y el aumento interanual del paro adelantan que la generación neta de empleo será en 2008 un 70 % inferior a la registrada en 2007. ¿Cómo se puede tener tanta cara para prometer el Pleno Empleo durante la campaña electorera?

Sin embargo, el reverso de la moneda nos demuestra que entre los cinco grandes bancos  – SANTANDER, BBVA, CAIXA, CAJAMADRID y POPULAR – han obtenido unos beneficios record de 15.300 millones de euros que triplican  los obtenidos durante el último quinquenio, justamente, el periodo donde todos los partidos politicos lograron condonaciones y tratos de favor para su abultada deuda en torno a los 40 millones de euros, según los últimos informes del Tribunal de Cuentas. Una deuda que precisamente es empleada en su mayoría para engañar miserablemente a los trabajadores y al pueblo llano en las campañas electoreras con la tómbola de La Chochona instalada en todos los pueblos. Es decir, que mientras los beneficios empresariales se han multiplicado en un 73 % entre 1999 y 2006, el salario medio real de los trabajadores perdió un 4 % de poder adquisitivo: 19 millones de personas cobran menos de MIL euros al mes, de los cuales tres millones reciban menos de 530 euros mensuales. La temporalidad de los contratos sigue en el 89 % de las nuevas contrataciones, afectando en 2006 al 47 % de la población asalariada, especialmente las personas inmigrantes que sufren una tasa del 60 %.

Mientras los empresarios se forran los bolsillos, los contratos de trabajo siguen vaciándose de derechos a través de la indefinición de la obra para la que se trabaja, la vinculación laboral a los contratos mercantiles y la subcontratación, que es la relación laboral que mantiene el 50 % de la población asalariada. Además, sin olvidar que todos los días mueren más de cuatro personas por el incumplimiento sistemático de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y por la precariedad de las condiciones en las que se trabaja, sin que la Administración, ni la Patronal y, lo más gravísimo, los Sindicatos llamados de clase – U.G.T. y CC.OO. – hagan nada para evitarlo. Resulta grotesco tener que escuchar al actual secretario general de la UGT, Cándido Mendez, decir que está de acuerdo con las politicas llevadas a cabo por “el compañero José Luis Rodriguez Zapatero” en favor de la clase trabajadora. ¡Para mear y no echar ni gota!

Anuncios

Acerca de ANTON SAAVEDRA RODRIGUEZ

Hola a todos, soy Antón Saavedra y vivo en la cuenca minera asturiana del Nalón. Nacido en Moreda de Aller, (Asturias) el 30 de mayo de 1948, desde la edad de cinco años vivo en la barriada minera de La Juécara (LANGREO). Allí, en la Academia Mercantil de La Felguera (Frailín) cursé mis estudios de bachillerato por libre, y a la edad de 20 años, después de haber sido despedido de Constructora Gijonesa, Duro Felguera y Montajes de Ciaño por motivos sindicales, empezé a trabajar en la minas de Hunosa (Pozo Fondón) con la categoría de ayudante barrenista hasta el año 1974 que pasé a desempeñar el cargo de Graduado Social en el Grupo Siero (Pumarabule y Mosquitera). Posteriormente me licencié en Relaciones Industriales por la Universidad de Alcalá de Henares, y actualmente curso estudios para la licenciatura de Ciencias Políticas. Afiliado a la UGT y al PSOE en los inicios de los años 70, fui secretario general de la Federación Estatal de Mineros de UGT (1976-1989), vicepresidente de la Internacional de Mineros (1978-1990), y miembro del Comité Ejecutivo Confederal de UGT (1976-1988).Desde 1986 hasta 1994 ocupé un lugar en la Mesa del Comité Consultivo de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA) en representación de España. Durante este periodo participé como ponente en varios congresos y conferencias sindicales a nivel internacional, actuando en nombre de los trabajadores españoles ante la OIT, siendo autor del libro-informe publicado bajo el título “EL CARBON:UNA ALTERNATIVA A LA CRISIS ENERGETICA”, que fue asumido por unanimidad de los miembros de la CECA como ponencia base en el debate sobre la politica energética comunitaria en 1991. Entre los años 1991 y 1998 fui diputado del Partido de Acción Socialista (PSOE histórico) en el Parlamento Asturiano por las lista de IU, así como miembro de sus respectivos comités ejecutivos federales. Soy autor de “SECUESTRO DEL SOCIALISMO” y “EL HEREDERO DE SURESNES” de muy recientísima aparición.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s