APUNTES PARA UNA HISTORIA DEL MOVIMIENTO OBRERO: HUNOSA.- VII

libro-de-hunosa1Enlazando con el comentario realizado en LA ESCANDALERA por “Mieres Libre” a propósito de la recientemente creada “CATEDRA DE HUNOSA” en el denominado Campus Universitario de Mieres, y como quiera que este monstruoso edificio – vacio de contenido pedagógico – no es más que otra de las nefastas consecuencias que se derivaron de aquella encarnizada batalla que se libró en torno a la viabilidad de HUNOSA y las comarcas mineras, defendida desde la Federación Estatal de Mineros de U.G.T. , y el desmantelamiento de la empresa que  significaba la actual agonía de las citadas comarcas,  perfectamente planificado  desde la tripleta conformada  por el SOMA-UGT, la FSA-PSOE y la mismísima dirección de la Patronal INI-HUNOSA, nada mejor que proceder a la inauguración de la citada cátedra con el discurso pronunciado por Antón Saavedra, el 10 de julio de 1981, en el Salón de Actos de CAJASTUR de Oviedo  para presentar el libro editado por la Federación Estatal de Mineros de U.G.T. : “EL FRAUDE DE HUNOSA: GENESIS Y DESARROLLO, ALTERNATIVA A UNA CRISIS PERMANETE”.

Señoras y señores; Compañeras y compañeros; amigas y amigos:

Estamos reunidos aquí para proceder a la presentación de un libro sobre un tema cuya vigencia se hace cada día más palpable. Un tema, que ha constituído y constituye uno de los problemas más estudiados, meditados y debatidos en el seno de la Federación Estatal de Mineros de la UNION GENERAL DE TRABAJADORES.

Un tema con enormes repercusiones económicas y sociales, tanto en nuestra región asturiana, como a nivel del Estado español. Pero antes de introducirme en él de lleno, permítanme, permitidme, que agradezca la presencia en este acto del compañero José Luis CORCUERA, impulsor y luchador nato por la racionalidad sindical, a cuyo empuje debemos la viabilidad de este estudio.

También quiero agradecer la presencia de los parlamentarios, personalidades y asistentes en general que nos honran con su audiencia.Y como no, la presencia del compañero Emilio BARBÓN al que tanto debemos los mineros asturianos.

HUNOSA es un grave problema de la economía nacional, es una barrera impuesta a la que nadie hasta ahora ha intentado de una manera decidida sobrepasar. Hablar de HUNOSA es hablar de carbón, es hablar de energía, y consecuentemente, es tratar de política energética. Y cuando nos introducimos directamente en política energética tenemos que movernos en el campo de la más pura política. La tan cacareada crisis energética que está afectando al mundo desde 1973 constituye, básicamente el mecanismo utilizado por los centros de poder efectivos a escala mundial, para lograr una readaptación en la distribución de las rentas generadas y un nuevo equilibrio a esta escala. La irracionalidad del funcionamiento y desarrollo del sistema económico conduce al absurdo estructural de un mundo que teniendo, en el conjunto de sus reservas energéticas , un 65 % de reservas prácticas  de carbón, este supone, en la demanda a nivel mundial, menos de la mitad, un 32 %.

Ante una situación de este tipo nos tenemos que preguntar: ¿ Quienes son los responsables de tal desafuero ? ¿ Quienes son los que forzaron, unas veces con palabras y otras con la fuerza, una estructura de consumo con este desequilibrio ?  y la respuesta la encontramos exactamente, en que los mismos que se benefician de la actual crisis energética provocada, fueron los que indujeron a consumir de esta manera. Digamos que la crisis de la energía es la forma como pueden obtener hoy los máximos beneficios los principales intereses energéticos que controlan los mercados, de acuerdo con su lógica, y en el marco del orden económico internacional vigente. Por eso, la concentración creciente del poder energético en el mercado mundial acentúa el monopolio de la oferta y origina ya una situción generalizada de crisis progresiva de todos los subsectores energéticos que se extienden también a las posibles alternativas.

Las grandes compañías energéticas multinacionales no paran de crecer de manera acelerada en poder y riqueza desde que se inició la crisis de la energía, ocupando los primeros lugares entre las empresas del mundo por sus resultados económicos y por la extensión de su imperio comercial.

En medio de una naturaleza rica en fuentes de energía, de un mundo abundante en combustibles, la actual crisis energética debería ser un escándalo de imprevisión si no fuera un proceso provocado mediante el cual los más ricos y poderosos se enriquecen aún más a costa de los débiles y pobres. Para unos van los azotes del paro masivo, la inflación y todas las miserias que la crisis genera; para otros los fabulosos beneficios económicos y el vertiginoso crecimiento de poder que también genera la crisis.

Pero trasladémonos a España, puesto que en España estamos. En nuestro país las reservas explotables de energía primaria en el caso del carbón, suponen un 90 % del total de reservas. Pues bien, en la estructura de consumo, el carbón supuso en el último año un 18 %. Como puede verse a España nos la han hecho, una vez más, diferente. Dentro de este contexto irracional es donde se desarrolla la actividad empresarial de la empresa HUNOSA y, lógicamente, no podían esperarse frutos diferentes a los obtenidos.

Pero removamos unas pocas páginas de la historia, y analicemos los orígenes. La clase dominante española, al dictado de los vientos que soplaban en el exterior, decidió en los años sesenta que la estructuración de la planificación energética del país debía desarrollarse con base en el petróleo y abandono del carbón. Esta decisión supuso la conducción de nuestra dependencia energética a los mayores niveles conocidos de los países occidentales. No olvidando, que dependencia energética y dependencia política son directamente proporcionales.

Este rumbo en la política económica hizo inviable la posibilidad de realización de los pingues beneficios que hasta el momento obtenían los propietarios de minas de carbón y, ante el empuje y organización del Movimiento Obrero de la época, que hizo imposible el cierre de las explotaciones, tuvo que aparecer el Estado como salvador de la situación, nacionalizando las minas y creándose HUNOSA. A partir de 1969 el Estado se encuentra con un problema en las manos que hasta el momento no ha resuelto. Y no lo ha hecho por dos razones básicas: La primera porque su solución iba en contra de los objetivos de política global – si se había decidido el petróleo, no tenía porque aparecer el carbón-. Y la segunda, y esto es lo más grave, por pura incompetencia. La conjunción de estas dos razones son las piedras angulares sobre las que se asienta la corta y triste historia de HUNOSA. Paralelamente, aparece otra razón, esta de peso político, que lleva a constituir la gestión de HUNOSA como escaparate de todos los males que para la economía supone la existencia de empresas nacionalizadas: el desprestigio sistemático de la empresa pública. Y justo es de reconocer, que lo han conseguido a la perfección. Es de ilusos pensar que pueda funcionar una empresa pública de estas características cuando realmente no disfrutamos en España de un Estado público. También es justo reconocer que el caso de la empresa HUNOSA, deformado desde su origen por los intereses privados que controlan el poder político en España, contribuyó de manera decisiva a distorsionar las  verdaderas posibilidades de la minería nacional del carbón y a su mejor ordenamiento.

Consecuencia directa del marco diseñado de política anti-carbón, junto con la incompetencia manifiesta y el desprestigio sistemático, es el resultado de que los contribuyentes españoles, los ciudadanos de a pie, hemos tenido que aportar de nuestros bolsillos para compensar tan nefasta política, CIENTO DIEZ MIL MILLONES DE PESETAS  de 1981, o lo que es lo mismo tres mil pesetas por ciudadano español. Como fácilmente podía intuirse, en este contexto donde priman los intereses de unos pocos sobre el interés general, las medidas adoptadas, los planes de reestructuración, de reconversión, de salvación o de cualquier manera con que han querido llamarle han constituído un generalizado fracaso.

Pero han concurrido en el tiempo tres circunstancias, de considerable peso, que han influido decisivamente en el futuro que afecta a HUNOSA. Por una parte tenemos el desarrollo de los problemas energéticos a escala mundial, que hacen que irreversiblemente se vuelvan los ojos al carbón como por lógica tenía que haber sucedido.

Por otra parte la aparición de un sistema político de libertades en nuestro país, imposibilita en parte el desarrollo de una gestión tan nefasta de los bienes públicos, por el seguimiento de la labor del gobierno en el Parlamento y de la gestión empresarial por los sindicatos y los medios de comunicación. Y finalmente nos encontramos con el avance decidido de integración española en la Comunidad Económica Europea, que debido a la legislación interna comunitaria conduciría a decisiones de cierre de explotaciones de forma imperativa.

Ante este cúmulo de circunstancias. ante esta presión continua, tenemos de nuevo otro Plan de Reestructuración en marcha, el últimamente propuesto, que aparte de llenar de desanimo y frustación justificados a los trabajadores, nace ya muerto por el diseño de objetivos que se ha realizado. La decidida política seguida por la U.G.T. intentando ofrecer alternativas reales a problemas concretos, desarrollando un sindicalismo de proposición, y a la vista de los condicionamientos internos y externos de HUNOSA, es lo que ha conducido a la FEDERACION ESTATAL DE MINEROS DE U.G.T. al estudio de estos problemas para buscarles una solución que tenga siempre en cuenta los intereses de la colectividad sobre los intereses de unos pocos, que han manejado, y manejan, las haciendas de los españoles, y lo que es mucho más triste, la vida de más de 20.000 mineros de la región asturiana.

La gestión desarrollada por la dirección de HUNOSA, tanto bajo el punto de vista técnico como económico y sindical, ha conducido a la empresa a un callejón sin salida. Los mineros estamos hartos de escuchar que la culpa de los resultados de HUNOSA la tenemos los trabajadores que originamos un absentismo elevado – jamás el absentismo mental de unos pocos ha costado tantos miles de millones de pesetas al erario público – y que tenemos una productividad baja.

Los mineros estamos hartos de escuchar, que otra parte de la culpa la tiene el yacimiento por sus dificultades geológicas, mientras que vemos que las inversiones realizadas difícilmente tienen una base técnica en que asentarse, que se dilapida y se roba el dinero, que mueren compañeros por incompetencia y faltas de medidas de seguridad. Lo más grave de estas versiones que tan demagógicamente están ofreciendo los gestores de la empresa es que ya son perfectamente asumidas y defendidas por las cúpulas de ciertos sindicatos, como el caso concreto del SOMA-UGT, a las que desde esta tribuna que se me ofrece hoy quiero dar un sano consejo para que se vayan a sus respectivas casas y de esa manera defenderán mucho mejor los intereses de los trabajadores.

En el libro que hoy me toca presentar se analizan cada uno de los campos mencionados y en la alternativa que ofrecemos respondemos al reto que tiene planteado HUNOSA. Consideramos que únicamente atacando a los problemas económicos, técnicos y sindicales, HUNOSA puede tener solución. Que esta vía de solución debe considerarse en su conjunto, de tal manera, que el abandono de uno de estos campos, conduciría la alternativa que planteamos al fracaso.

El problema de la baja productividad de HUNOSA tiene su origen en una política nunca madurada, y como problema técnico tiene solución, que implica necesariamente una reconsideración del proceso productivo de la empresa, que forzosamente tiene que desarrollarse con el apoyo de una ordenación económica de la vida empresarial.

Ahora bien, tanto la solución técnica del problema básico de la baja productividad, como la correspondiente solución económica no podrán lograrse sin una remodelación absoluta de la vida sindical, implicando esto que la responsabilidad de los trabajadores tiene que ser máxima, pero que la participación de los mismos en las decisiones empresariales tiene que estar al mismo nivel que su responsabilidad.

Este libro es una muestra palpable de la seriedad, preocupación y del alto sentido de responsabilidad de los trabajadores por analizar las causas de la permanente crisis de la empresa, presentando unas vías de solución a los problemas creados por los diferentes responsables de la gestión y muy especialmente por los rectores actuales, que tan claramente han mostrado sus capacidades directivas.

Frente al desanimo general y el sentido de frustación que impera actualmente entre los trabajadores mineros de HUNOSA, lanzamos el lema de que “HUNOSA TIENE SOLUCION”. De que HUNOSA puede ser una empresa que funcione bien y sea ejemplo de todo lo contrario de lo que ahora es. De que los puestos de trabajo pueden quedar perfectamente asegurados y que pueden incluso crearse más. Pero para lograr estos objetivos, para viabilizar esta alternativa , tenemos que estar hoy más unidos que nunca. Y aprovecho este momento para invitar sinceramente a esta tarea común a las otras fuerzas sindicales presentes en este masivo acto. Todo lo contrario significará el cierre progresivo de las actuales explotaciones mineras hasta dejar las cuencas mineras reducidas a un gran solar repleto de escombreras donde sólo queden los silicóticos y las viudas de los compañeros fallecidos en los accidentes mineros.

Lograr la solución de HUNOSA supone la apertura de una serie de negociaciones con la Administración ante las cuales los trabajadores tenemos que formar una piña, pues los inconvenientes, rémoras y dificultades que se presentan van a ser muy graves. Pero lograr la solución de HUNOSA supone también investigar en su presente y su pasado, supone decirle muy claramente al pueblo español, con nombres y apellidos, quienes han sido los responsables que han conducido a la empresa a la situación actual, quienes se han aprovechado del dinero de todos, quienes lo han robado y malgastado y, sobre todo, quienes están impidiendo la solución para nuestra empresa. Y las fuerzas políticas por la vía parlamentaria se tienen necesariamente que lanzar en este camino. Indiscutiblemente camino que no va a resultar fácil, pero en el que no nos encontramos solos. Me parece oportuno repetir, en este momento, una de las frases que en la presentación del libro, escribe nuestro Presidente en la FEDERACION INTERNACIONAL DE MINEROS, Adolf  SCHMIDT, cuando dice: ” No les quepa la menor duda a los mineros españoles, que sus compañeros alemanes cooperarán con ellos en todo lo posible, para que esta línea que tan eficazmente están desarrollando llegue a ser una realidad. Y sus frutos, pueden ser recogidos no solo por los mineros y los trabajadores de España, sino por todos aquellos que en el mundo desarrollamos nuestra vida arrancándole a la tierra sus recursos”.

Con la certeza de un camino difícil, pero con la seguridad de la solidez y corrección de nuestros planteamientos y la promesa de que el camino no lo recorreremos solos, hoy se abre una nueva página de las muchas que hemos escrito los mineros asturianos, en la historia, cuyo desenlace final indudablemente será poner al servicio de los ciudadanos de este país las riquezas que el mismo tiene. No hay ninguna verdad que sea inoportuna.

Muchas Gracias.

Anuncios

Acerca de ANTON SAAVEDRA RODRIGUEZ

Hola a todos, soy Antón Saavedra y vivo en la cuenca minera asturiana del Nalón. Nacido en Moreda de Aller, (Asturias) el 30 de mayo de 1948, desde la edad de cinco años vivo en la barriada minera de La Juécara (LANGREO). Allí, en la Academia Mercantil de La Felguera (Frailín) cursé mis estudios de bachillerato por libre, y a la edad de 20 años, después de haber sido despedido de Constructora Gijonesa, Duro Felguera y Montajes de Ciaño por motivos sindicales, empezé a trabajar en la minas de Hunosa (Pozo Fondón) con la categoría de ayudante barrenista hasta el año 1974 que pasé a desempeñar el cargo de Graduado Social en el Grupo Siero (Pumarabule y Mosquitera). Posteriormente me licencié en Relaciones Industriales por la Universidad de Alcalá de Henares, y actualmente curso estudios para la licenciatura de Ciencias Políticas. Afiliado a la UGT y al PSOE en los inicios de los años 70, fui secretario general de la Federación Estatal de Mineros de UGT (1976-1989), vicepresidente de la Internacional de Mineros (1978-1990), y miembro del Comité Ejecutivo Confederal de UGT (1976-1988).Desde 1986 hasta 1994 ocupé un lugar en la Mesa del Comité Consultivo de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA) en representación de España. Durante este periodo participé como ponente en varios congresos y conferencias sindicales a nivel internacional, actuando en nombre de los trabajadores españoles ante la OIT, siendo autor del libro-informe publicado bajo el título “EL CARBON:UNA ALTERNATIVA A LA CRISIS ENERGETICA”, que fue asumido por unanimidad de los miembros de la CECA como ponencia base en el debate sobre la politica energética comunitaria en 1991. Entre los años 1991 y 1998 fui diputado del Partido de Acción Socialista (PSOE histórico) en el Parlamento Asturiano por las lista de IU, así como miembro de sus respectivos comités ejecutivos federales. Soy autor de “SECUESTRO DEL SOCIALISMO” y “EL HEREDERO DE SURESNES” de muy recientísima aparición.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a APUNTES PARA UNA HISTORIA DEL MOVIMIENTO OBRERO: HUNOSA.- VII

  1. loslloberos dijo:

    El chocolate del loro . Esti defensor del proletariado fue el que dijo al andaluz como cerrar Hunosa pacificamente y sin protestar .Y pa celebralo encerrose en un pozu a fartase de mariscu con el otru ejemplar de comisiones , jeje y entre centollu y botella de sidra idearon las prejubilaciones las primeras sin tope salarial
    y con unos promedios que a campelo llamabenlu rozadora expres .Y como el a muchos .
    Ahora pasado el tiempu ahi esta el resultao , los hijos y nietos de esta mascarada trabajan con pocos derechos o ninguno . Eso si trabajan , y lo que es peor con la mitad del salario de sus padres .
    Pa mear y no echar gota . Eso si el pequeño de tuilla no y falta cara casi tanta como tien de cabeza .
    Tien decenas de seguidores tantos como prebendas repartio . Buenas categorias enchufismos etz etz .
    Anton ya no queda ni chocolate ni loro .
    Los jovenes como no dejen el botellon y se amarren los machos van a sudar tinta como los calamares .
    A las barricadas A las barricadas .

  2. mmontes dijo:

    Casi prefiero ni comentar nada acerca del desmantelamiento de HUNOSA, porque no habría sitio para decir todo lo que tendría que decir, porque además es inenarrable la desfachatez de todos los que fueron partícipes de dicho desmantelamiento. En este momento acabo de leer que a José Angel F. Villa le dieron la Medalla al Mérito al Trabajo en el año 2007. Claro, con esto de vivir en la lejanía no me entero de na, pero también tengo que decir que casi ye mejor, porque ye pa ponese los pelos de punta. A esi sinverguenza, cacique, dictador, etc. etc. que le den la Medalla al Mérito al Trabajo, bueno, no sé si ye una broma, porque algo leí, si no está equivocada la información que fué en el mes de Diciembre, salvo que halla sido el día 28, porque tuve que leelo dos veces pa asegurame que fuera cierto. Prefiero no seguir leyendo na, y no me voy a meter más a navegar buscando informaciones de Asturias, porque es de juzgado de guardia. Porque tien la desfachatez de poner en su blog una foto de la condecoración y todo. ¡Cuando yo decía que era mejor vivir en la ignoracia!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s