SEVILLA TUVO QUE SER …

monteseirin_alcalde_sevillafacturadetena” EN MACARENA NO HAY CORRUPCION NI INDICIOS DE DELITO, SOLO HAY PICARESCA “

Alfredo SANCHEZ MONTESEIRIN ( Alcalde del PSOE en SEVILLA , el 27 de marzo de 2005)

No, no estamos hablando de indicios ni de picarescas, ni siquiera de presuntos chorizos. Estamos hablando, lisa y llanamente, de las CONDENAS dictadas el reciente 5 de marzo de 2009 por la AUDIENCIA PROVINCIAL DE SEVILLA de cuatro años y nueve meses de cárcel para José MARIN RODRIGUEZ  – uno de los asesores del alcalde de la capital hispalense – y de tres años y nueve meses de cárcel para quien había sido su escolta en la campaña electoral del año 2003, José PARDO GARCIA, por malversación de caudales  públicos y falsedad en documento oficial por el “affaire” de las facturas falsas del distrito sevillano de MACARENA.

El caso se remonta al mes de mayo de 2003, cuando el ayuntamiento de Sevilla, presidido por Alfredo SANCHEZ MONTESEIRIN, había transferido una cantidad de CIEN MILLONES  de pesetas al distrito de MACARENA para la realización de las “típicas obras” que se realizan en las campañas electoreras “a la compra del voto” – en este caso, las municipales del 25 de Mayo de 2003, donde el PSOE le quitó 5.500 votos al PP y al Partido Andalucista que le sirvieron para ganar las elecciones – , las cuales se deberían de justificar con las facturas de las obras realizadas y las copias de los cheques de haberlas pagado. Sin embargo, en el expediente que justificaba el gasto de los 600.000 euros, se incluían dos facturas por el derribo de dos pequeños edificios de la barriada de San Diego que, habiendo transcurrido más de dos años en el cobro de las facturas, ambos edificios seguían en pie. El concejal del distrito de MACARENA, José Antonio GARCIA y junto a él los dirigentes del PSOE sevillano – Alfonso RODRIGUEZ GOMEZ DE CELIS, Francisco FERNANDEZ y Emilio CARRILLO – negaron rotundamente los hechos, asegurando que lo que se había derribado era un chozo de hierro y madera que se utilizaba para sacar los pasos de la hermandad de San Diego en la Feria de Sevilla. Pero el fundador de aquella asociación – un anciano muy conocido en el barrio – dio un vuelco al caso cuando reveló públicamente que había sido él quien, con sus propias manos, había desmontado el chozo. Aquello trajo como consecuencia inmediata la dimisión, el 9 de marzo de 2005, del concejal del PSOE sevillano, José Antonio GARCIA, y del asesor del alcalde, José MARIN.

No obstante, la “bomba informativa” estalló cuando se supo que la persona que había cobrado las facturas era, nada más y nada menos, que José PARDO GARCIA, un ex-militante del PSOE condenado en su día por “chorizo” en la concesión de las ambulancias del Servicio Andaluz de Salud, implicado posteriormente en el caso del “hermanísimo” de ALFONSO GUERRA  – figuraba como administrador de la empresa DAROM S.A. cuando ésta tenía conexión con la sociedad especulativa inmobiliaria COSTA DOÑANA, aquella sociedad donde participaban a partes iguales los íntimos amigos de FELIPE GONZALEZ, Pellón y Bores, y el “cuñadísimo” de éste, Palomino – que trabajaba como escolta del alcalde MONTESEIRIN en la campaña para las elecciones municipales de 2003. De hecho, el primer día de campaña, este sujeto había cobrado 28 cheques a nombre de la empresa CONTRATAS Y OBRAS DE SEVILLA S.L. (COS), de la que era su socio fundador. Los talones, en cambio, eran nominativos a su propio nombre. Posteriormente, el administrador único de la COS S.L., Daniel Velásquez, informaba al ayuntamiento de Sevilla de que las 28 facturas emitidas y cobradas por PARDO no constaban en los libros de contabilidad de la empresa que, según sostuvo el propio Velásquez ante los tribunales, había cesado en su actividad a finales del año 2002.

A pesar de que el mismísimo presidente de la Junta de Andalucía tuvo la desfachatez de afirmar en el Parlamento que “lo de las facturas falsas era algo así como el chocolate del loro” – tanto chocolate ha convertido a la región andaluza en una de las mayores multinacionales del gremio, superando incluso a la NESTLE -, sin embargo, aquello no era sino el hilo que nos conduce a una compleja y gigantesca red de corrupciones que se extienden como una auténtica plaga o maldición sobre Sevilla y su gobierno municipal. En pocas ciudades se roba tanto y tan bien como en la capital hispalense. Tiene la capital de Andalucía, en su abanico de suspiros y repulsas, una antigua fama de ciudad de pícaros y ladrones que no ha variado en el transcurso de los tiempos. Desde el patio del Monipodio, pasando por el despacho de “mienmano Arfonso Guerra”, hasta llegar a los muros platerescos de su Consistorio, la picaresca de tantos siglos como han pasado, se ha convertido en sustrato y hasta los arqueólogos se topan con sus huellas cuando excavan en una iglesia, un mercado o una casa de “putas”, donde muchos dirigentes del PSOE se gastan el dinero de las facturas falsas “fabricadas” en los ayuntamientos de Baena, Alcaucín, Marbella, Estepona, Almonte, Barbate, Mijas, Huévar del Alajarafe, Sanlúcar la Mayor, Huércal-Overa, Lucar, Guillena, Carboneras, Tarifa, Jerez, Marmolejo, Jódar …

Los aires del Arenal y de la calle Sierpes, el incienso de hojana de la cofradía de Monipodio se respiraba el pasado 5 de marzo en la Audiencia Provincial, cuando se celebraba el juicio de las facturas falsas, donde, por cierto, el Ayuntamiento de Sevilla, al que la sentencia declara víctima del fraude, ni siquiera se ha presentado para defender sus intereses, quiero decir los intereses de los ciudadanos que dice representar. ¿ Dónde estaba el montaje del que acusaba el alcalde sevillano, alias “el Freddy”, a la oposición? ¿Dónde las mentiras, las calumnias y las difamaciones ? Porque los sujetos que estaban sentados en el banquillo de los acusados pertenecen a esa otra cofradía que sirve los intereses de un partido político, el Partido Sevillano de Organizaciones Empresariales – PSOE, y hasta estaban dispuestos , a cambio de que el juicio no se celebrase, a pagar, con los correspondientes intereses, el importe total de las facturas falsas que les abonaron en el Ayuntamiento de Sevilla. Lo cual, que a la misma pregunta, los acusados contestaban igual que en la novela de Cervantes.

– ¿ Es vuesa merced, por ventura, ladrón ?

– Sí, para servir al PSOE y a las buenas gentes de Sevilla.

En fín, a partir de esta disposición de los procesados a devolver el dinero robado, ya no hace falta la celebración del juicio para sacar las correspondientes conclusiones políticas y, como en el lenguaje procesal, elevarlas a definitivas: La trama de las facturas falsas del Ayuntamiento de Sevilla es el penúltimo episodio conocido de la financiación ilegal del PSOE en Andalucia  – el último acaba de estallar en el ayuntamiento malagueño de ALCAUCIN, donde la banda del “Patillas” guardaba el dinero robado en el interior de un colchón de su casa – tan persistente como la historia reciente del PSOE secuestrado en Suresnes. Habrá quien se excuse y, como en los tiempos de FELIPESA, diga que cobrar comisiones para el partido no es robar. Pero tampoco esto tiene menos de cinco siglos.

– Cosa nueva es para mí que haya ladrones en el mundo para servir a Dios y a la buena gente.

– Señor, (…) Monipodio (..) tiene ordenado que de lo que hurtáremos demos alguna cosa o limosna para el aceite de la lámpara de una imágen muy devota que está en esta ciudad (..)

-Y ¿con sólo eso que hacen, dicen esos señores – dijo Cortadillo – que su vida es santa y buena ?

– Pues ¿ qué tiene de malo ? ¿ No es peor ser hereje o renegado, o matar a su padre y madre ?

ANTON SAAVEDRA

Anuncios

Acerca de ANTON SAAVEDRA RODRIGUEZ

Hola a todos, soy Antón Saavedra y vivo en la cuenca minera asturiana del Nalón. Nacido en Moreda de Aller, (Asturias) el 30 de mayo de 1948, desde la edad de cinco años vivo en la barriada minera de La Juécara (LANGREO). Allí, en la Academia Mercantil de La Felguera (Frailín) cursé mis estudios de bachillerato por libre, y a la edad de 20 años, después de haber sido despedido de Constructora Gijonesa, Duro Felguera y Montajes de Ciaño por motivos sindicales, empezé a trabajar en la minas de Hunosa (Pozo Fondón) con la categoría de ayudante barrenista hasta el año 1974 que pasé a desempeñar el cargo de Graduado Social en el Grupo Siero (Pumarabule y Mosquitera). Posteriormente me licencié en Relaciones Industriales por la Universidad de Alcalá de Henares, y actualmente curso estudios para la licenciatura de Ciencias Políticas. Afiliado a la UGT y al PSOE en los inicios de los años 70, fui secretario general de la Federación Estatal de Mineros de UGT (1976-1989), vicepresidente de la Internacional de Mineros (1978-1990), y miembro del Comité Ejecutivo Confederal de UGT (1976-1988).Desde 1986 hasta 1994 ocupé un lugar en la Mesa del Comité Consultivo de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA) en representación de España. Durante este periodo participé como ponente en varios congresos y conferencias sindicales a nivel internacional, actuando en nombre de los trabajadores españoles ante la OIT, siendo autor del libro-informe publicado bajo el título “EL CARBON:UNA ALTERNATIVA A LA CRISIS ENERGETICA”, que fue asumido por unanimidad de los miembros de la CECA como ponencia base en el debate sobre la politica energética comunitaria en 1991. Entre los años 1991 y 1998 fui diputado del Partido de Acción Socialista (PSOE histórico) en el Parlamento Asturiano por las lista de IU, así como miembro de sus respectivos comités ejecutivos federales. Soy autor de “SECUESTRO DEL SOCIALISMO” y “EL HEREDERO DE SURESNES” de muy recientísima aparición.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s