APUNTES PARA UNA HISTORIA DEL MOVIMIENTO OBRERO: DURO-FELGUERA VIII

escanear0001En esta ocasión me referiré a la dura y desigual batalla que libraron durante un larguísimo periodo de tiempo los DESPEDIDOS DE DURO FELGUERA  –  apoyados en todo momento por la CORRIENTE SINDICAL DE IZQUIERDAS y por el diputado independiente, Antón Saavedra -, contra la patronal, el gobierno llamado socialista y los autodenominados sindicatos mayoritarios y de clase – CC.OO. y U.G.T. – en donde, paradojicamente, estaban afiliados todos los trabajadores despedidos. Una batalla encarnizada que se libró en el día día a base de una combinación casi perfecta entre la lucha sindical en la calle y la lucha política en el parlamento, con el resultado final de una aplastante victoria de los trabajadores.

Al respecto,  conviene preguntarse: ¿ Por qué los despedidos de DURO-FELGUERA lograron sus objetivos y otros – caso concreto de MENASA en la localidad asturiana de Langreo – han quedado tirados en la puta calle ? ¿ Quien ha dicho que los sindicatos de clase no son necesarios para la defensa de los trabajadores, totalmente independientes y libres de  cualquier atadura partidista, que no política, siempre al servicio de los verdaderos intereses de la clase trabajadora ? ¿ Quien defiende realmente a los trabajadores en los Parlamentos o Ayuntamientos si no somos capaces de llevar allí a los verdaderos representantes de estos para batirse el cobre contra los impostores partidistas que, en las elecciones vienen pidiendo el voto con promesas y más promesas y luego si te ví no me acuerdo ? Es totalmente necesario llenar los Parlamentos y los Ayuntamientos de trabajadores y pensionistas para la defensa de nuestros legitimos intereses. ¿ Acaso no somos la mayoría ? ¡ Pues, a ello ! Lástima que el compañero Terán,  uno de los principales impulsores de este colectivo de los DESPEDIDOS DE DURO  FELGUERA – guiado exclusivamente por su afán desmesurado de protagonismo – haya sido el mismo que sirvió para romper en trizas lo que tanto cuesta realizar en el movimiento obrero: la unidad de los trabajadores.

Como elemento de reflexión sobre los interrogantes abiertos, nada mejor que ilustrar el tema con una de las intervenciones parlamentarias de Antón Saavedra que sirvió, entre otras cuestiones, para derrotar al Gobierno, recogida en su literalidad del DIARIO DE SESIONES DE LA JUNTA GENERAL DEL PRINCIPADO DE ASTURIAS ( número 102 ) del 24 de abril de 1.997. Pero, ¿ no decían los impresentables del PSOE y de IU que Antón había pactado con el Gobierno del Partido Popular ?

MOCION SUBSIGUIENTE A LA INTERPELACION URGENTE DE DON JOSE ANTONIO SAAVEDRA RODRIGUEZ, PORTAVOZ DEL GRUPO PARLAMENTARIO MIXTO, AL CONSEJO DEL GOBIERNO EN RELACION CON INCUMPLIMIENTOS DE LOS 39 DESPEDIDOS DE DURO FELGUERA Y LA NECESARIA INDUSTRIALIZACION DE ASTURIAS.

Gracias, señor Presidente.

Señorías:

Continuando con el debate parlamentario que tuvo lugar aquí la semana pasada acerca del problema de los 39 despedidos de Duro-Felguera, salgo hoy a la palestra para defender la moción subsiguiente a la interpelación presentada en este Parlamento el pasado viernes, la cual yo condensaría, tal y como tienen en el documento que figura en sus carpetas, en tres apartados, en donde pido que este Parlamento inste al Gobierno de Asturias a la recolocación inmediata de los 39 despedidos de Duro Felguera, siempre en el marco de las empresas públicas de nuestra región, al abono de los salarios que se les adeuda a los despedidos desde el 1 de enero de 1997 sin que se haya expuesto ninguna razón al respecto, sabiendo que el dinero está encima de la mesa, y , cómo no, a la total garantía en sus cotizaciones a la Seguridad Social y la convocatoria inmediata de la comisión de seguimiento para hacer realidad los apartados 1 y 2 de la moción que, vuelvo a repetir, tienen ustedes en sus carpetas.

Y, señoras y señores diputados, Señorías: aquí acabaría mi intervención si no fuera por las tergiversaciones y las mentiras que de manera deliberada viene manifestando el gobierno de la región, tratando en todo momento de echar al pueblo asturiano contra un colectivo que lo único que ha hecho, precisamente, ha sido defender los verdaderos intereses de Asturias, que en absoluto  se parecen en nada – son totalmente distintos y distantes –  a los otros intereses que se defienden, tanto desde el actual Gobierno como desde el anterior que ocupó las poltronas del gobierno, llevando a nuestra región a la miseria y a la marginación . Y basta ver esta afirmación que acabo de realizar en  los recientes informes de coyuntura económica que nos están metiendo por los ojos a través de los distintos medios de comunicación.

El ministrin de Economía, señor Portilla, que estás en los cielos – no sé si anda por ahí, o está en el chigre – , que me parecía a mí que estaba incontaminado de la irracionalidad que viene presidiendo la política de este Gobierno en el problema de Duro Felguera, acaba de manifestar en una emisora de radio que el Gobierno nada tiene que decir sobre el tema, y lo está demostrando con su ausencia premeditada de este Parlamento, cuando afirma que “el Gobierno ha cumplido escrupulosamente con los compromisos establecidos”, y, encima se queda tan pancho, cuestión, por otra parte, muy típica en él.

Señor Presidente del Gobierno, que también estás en los cielos acompañando al señor Portilla: el gobierno, su gobierno, está mintiendo, mintiendo conscientemente, y lo hace de una manera cínica, sabiendo perfectamente que el cinismo, como actitud política, no es precisamente el camino mejor sino en función de un pensamiento y de unas actitudes totalitarias, de esas típicas que nos recuerdan de vez en cuando aquello del ordeno y mando. Ustedes, señores del Gobierno que os habéis ausentado del Parlamento, están mintiendo de una manera irresponsable cuando tratan de buscar un enfrentamiento entre el pueblo asturiano y el colectivo de los Despedidos de Duro – Felguera. Por lo tanto, tienen que saber –  desde ya –  que de cualquier cuestión que pueda ocurrir al respecto sus únicos responsable tienen nombre y apellidos: el Gobierno de Asturias.

Por lo tanto, yo le rogaría, señor Presidente del Gobierno, que traten ustedes de entrar en razones. El otro día le decía al ministrín de Economía, señor Portilla, que pusiera la oreya cuando le estaba leyendo literalmente el compromiso escrito sobre la recolocación de los despedidos de Duro Felguera en el marco de las empresas públicas de la región; compromiso que de una manera inútil trata de descalificar, manifestando hasta la saciedad que éste tiene tanta validez como si él mismo hubiera firmado un papel en el que se atribuyese la muerte del torero Manolete. Díganle los del grupo parlamentario del partido que sostiene al Gobierno, que no se obsesione con la muerte de Manolete; nadie, absolutamente nadie, le va a echar la culpa sobre la muerte del torero en “acto de servicio”, ni nadie le va a creer, entre otras cuestiones, porque Manolete, como es archiconocido, era el torero del régimen franquista.

Hoy, aquí, en este atril, día 24 de abril de 1.997, le digo al Presidente del Gobierno, al gobierno y al Grupo que lo sustenta, que pongan les dos oreyes, porque les voy a demostrar, con los documentos en la mano, el porqué de las razones que esgrimen los compañeros despedidos de Duro Felguera, de tal manera que sirvan para dejar enterradas definitivamente las mentiras y las tergiversaciones ante la opinión pública de las que vienen haciendo gala el Consejo de Gobierno a través de sus respectivos “voceros” oficiales.

Y comenzaré diciendo que, siendo cierto que el documento original, en su punto 2.2, habla de la recolocación en empresas de reconocido prestigio y viabilidad económica, con contratos indefinidos y ubicadas en Asturias , sin embargo, no es menos cierto que la comisión de seguimiento creada al efecto – tal parece que la olvidaron de repente- acordó por unanimidad de todas las partes – U.G.T. y CC.OO., DURO FELGUERA y la ADMINISTRACION – lo que les voy a leer literalmente, de acuerdo con el acta 21 de la referida comisión de seguimiento:“Acuerda que, dado que han transcurrido más de siete meses desde la firma del acuerdo y como quiera que ta,ta,ta, – después les paso una copia -, esta comisión entiende, por unanimidad, que, en cumplimiento del punto 2.2 de los acuerdos originarios antes mencionados, sólo tendrá efectividad real en el actual contexto económico regional, efectuando dichas recolocaciones en el marco de las actuales o futuras empresas de capital público de la región – HUNOSA, CSI, RENFE, etcétera “. Es más, matiza todavía más que lo del propio documento: acuerdo por unanimidad, señores diputados del partido que sustenta a ese gobierno que,  cuando se debaten los problemas importantes de nuestra región,  cambian el Parlamento por el chigre.

Pero más todavía: en el documento original, en su apartado b), el Gobierno del Principado de Asturias garantiza las retribuciones económicas y las cotizaciones a la Seguridad Social hasta la colocación definitiva de los despedidos. Entonces, si esto está documentado, firmado y rubricado, ¿ por qué se busca tanta triquiñuela al respecto ? , ¿ por qué el Gobierno de Asturias se pasa por el forro de su chaleco los acuerdos firmados por unanimidad, tratando de asediar a los trabajadores por el hambre y por la enfermedad ? , ¿ De qué política industrial está hablando el Gobierno de Asturias , cuando es incapaz de solventar un problema de 39 despedidos, por cierto, señorías, altamente cualificados profesionalmente hablando ?

Esa es la pura y cruda realidad. Esa es la reivindicación a la que en ningún momento y bajo ningún concepto vamos a renunciar los trabajadores despedidos de Duro Felguera, defendiéndolo por medio de todas aquellas instituciones como el Parlamento Asturiano, donde nos encontamos, y defendiéndolo también con uñas y dientes en la calle y dónde se preciso. Por lo tanto, les ruego que no se equivoquen con las legítimas y justas reivindicaciones de los trabajadores, en este caso, los despedidos de Duro Felguera.

En otro orden de cosas, aunque yo no quería referirme para nada a los escaños del PSOE e IU en la oposición, de esa gloriosa oposición, sobretodo después de las desafortundas intervenciones del pasado viernes en ésta Cámara que extendieron masivamente a través de los distintos medios de comunicación, solamente, por aquello de “quien calla otorga”, quiero decirles un par de “cosines”.

Al señor Llamazares decirle que, en absoluto me extraña la postura de la “secta” que representa con respecto al tema que nos ocupa y otros. Al fín y al cabo son cautivos del actual Gobierno de la Nación, después de los acuerdos verbales establecidos entre su coordinador general  y el actual Presidente del Gobierno en la casa y en presencia de Pedro J. Ramirez, director de “EL MUNDO”, sita en la madrileña calle del Marqués de Riscal.

Quiero recordarle, señor Llamazares, que yo estoy aquí, en este escaño, porque ustedes me desautorizaron, con linchamiento público incluído y todo, para encubrir, desde IZQUIERDA UNIDA, la corrupción de los sindicatos de U.G.T. y CC.OO. en la financiación de sus burocracias mediante subvenciones a la formación en materia de seguridad en el trabajo y otros , y que según la Constitución Española que tanto invocan cuando les interesa, el escaño que yo ocupo es mío y, consecuentemente, estoy tan legitimado, por lo menos, como usted o como el primer candidato del PSOE  a las elecciones.

Miren, señores de IZQUIERDA UNIDA y del llamado PARTIDO SOCIALISTA: ustedes están totalmente deslegitimados para hablar de transfugismo – no tienen ni idea de lo que es o no lo quieren decir – por haber sido y seguir siendo una práctica diaria en sus quehaceres, exclusivamente partidistas. En sus “sectas” o partidos, en muchísimos de sus afiliados – la mayoría – la camisa azul ha lucido mucho más que la roja: hay muchos de sus dirigentes que cuando van andando por la calle van perdiendo las flechas por el culo. En sus respectivas “sectas” o partidos, señores de la oposición, han hecho las paces los seguidores de monseñor Escrivá de Balaguer y los hijos de la viuda, las sotanas y los mandiles, el yugo y las flechas, el triángulo masónico y la estrella de cinco puntas, los vaticanistas más ortodoxos y los protestantes más variopuntos y, cómo no, hasta los confidentes y chivatos de Claudio Ramos. Ese es el verdadero transfuguismo y no yo, que jamás he estado – para que les quede muy claro – en ninguno de esos tinglados tan siniestros y funestos, y sí permanezco donde siempre permanecí – en estos momentos mediante este escaño que legitimamente ocupo – en la misma trinchera donde siempre he permanecido: en la trinchera de los trabajadores, de la clase trabajadora, en la que creo. Y les añado que a lo largo de mi trayectoria política tan sólo milité en el PARTIDO SOCIALISTA OBRERO ESPAÑOL en su doble vertiente renovadora y en la histórica – PASOC -, por la que me presenté a las últimas elecciones autonómicas formando coalición con el Partido Comunista y los independientes.

Pero, por favor, no traten de disculparse a base de chorradas a la hora de presentar una moción de censura como la que ofrecí el otro viernes aquí, en este mismo Parlamento y desde este mismo atril. Una moción de censura pensando exclusivamente en los únicos intereses de Asturias, con la total garantía que vuelvo a reiterar de mi voto afirmativo, sin nada a cambio. Me refiero a la misma moción de censura que ustedes tenían pactada a mis espaldas, donde los diputados de IU – Valledor y Fonseca, aquí presentes – pasarían a ser “ministrinos” de Cultura y de Medio Ambiente respectivamente en el Gobierno de Asturias. Sean sinceros y díganles a los asturianos para que “usan” el voto que les piden en las distintas elecciones que se celebran.

Pero, claro, decía que hay que ser valientes y hay que pensar en lo mismo que se dice en las campañas electoreras. Una parte muy importante de los trabajadores asturianos es perfectamente consciente de que sus respectivas “sectas” o partidos están demasiado ocupados en administrarse a sí mismos como para conseguir mantenerse en ese necesario e inexistente contacto con los trabajadores, a los que dicen defender de una manera absoluta, sobre todo cuando vienen las campañas para pedir sus votos.

En defintiva, señores de la gloriosa oposición, sigan, voten lo que quieran – ni siquiera voy a permitirme pedirles el voto para la moción que estoy defendiendo -, sigan ustedes perdiendo el tiempo en cómo boicotear por sistema cualquier proposición que presente Antón Saavedra a través de ese interés desorbitado en la famosa reforma del Reglamento de la Camára, para la que ya hay un acuerdo que se hará efectivo en pocas fechas. Yo seguiré en este papel que estoy haciendo, en el Parlamento y, como dije al inicio de mi intervención, en la calle y donde haga falta.

Gracias, señor Presidente.

Anuncios

Acerca de ANTON SAAVEDRA RODRIGUEZ

Hola a todos, soy Antón Saavedra y vivo en la cuenca minera asturiana del Nalón. Nacido en Moreda de Aller, (Asturias) el 30 de mayo de 1948, desde la edad de cinco años vivo en la barriada minera de La Juécara (LANGREO). Allí, en la Academia Mercantil de La Felguera (Frailín) cursé mis estudios de bachillerato por libre, y a la edad de 20 años, después de haber sido despedido de Constructora Gijonesa, Duro Felguera y Montajes de Ciaño por motivos sindicales, empezé a trabajar en la minas de Hunosa (Pozo Fondón) con la categoría de ayudante barrenista hasta el año 1974 que pasé a desempeñar el cargo de Graduado Social en el Grupo Siero (Pumarabule y Mosquitera). Posteriormente me licencié en Relaciones Industriales por la Universidad de Alcalá de Henares, y actualmente curso estudios para la licenciatura de Ciencias Políticas. Afiliado a la UGT y al PSOE en los inicios de los años 70, fui secretario general de la Federación Estatal de Mineros de UGT (1976-1989), vicepresidente de la Internacional de Mineros (1978-1990), y miembro del Comité Ejecutivo Confederal de UGT (1976-1988).Desde 1986 hasta 1994 ocupé un lugar en la Mesa del Comité Consultivo de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA) en representación de España. Durante este periodo participé como ponente en varios congresos y conferencias sindicales a nivel internacional, actuando en nombre de los trabajadores españoles ante la OIT, siendo autor del libro-informe publicado bajo el título “EL CARBON:UNA ALTERNATIVA A LA CRISIS ENERGETICA”, que fue asumido por unanimidad de los miembros de la CECA como ponencia base en el debate sobre la politica energética comunitaria en 1991. Entre los años 1991 y 1998 fui diputado del Partido de Acción Socialista (PSOE histórico) en el Parlamento Asturiano por las lista de IU, así como miembro de sus respectivos comités ejecutivos federales. Soy autor de “SECUESTRO DEL SOCIALISMO” y “EL HEREDERO DE SURESNES” de muy recientísima aparición.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s