LOS CRIMENES DE CASAS VIEJAS.- IV

Jornaleros asesinados por la República en los sucesos de CASAS VIEJAS de 1933.

“Es orden terminante del ministro de la Gobernación se arrase casa donde se han hecho fuertes los revoltosos”          

(Telegrama del Gobernador Civil de Cadiz al Capitán ROJAS el 14 de enero de 1933)          

Tal y como ha quedado dicho en capítulos anteriores, el éxito o el fracaso de aquel movimiento – la II REPUBLICA – que pretendía la intervención de las masas en la política para la instauración de una verdadera democracia que devolviera la capacidad de decisión a cada uno de los ciudadanos y ciudadanas, se jugaba en la capacidad para resolver la cuestión de la tierra en un pais eminentemente agrario como era ESPAÑA. La desamortización de principios del siglo XIX, si bien había conseguido acabar con la Iglesia como principal propietaria, no había tocado los latifundios privados – la falta de fondos para indemnizar a los latifundistas hizo que la Ley aprobada en 1932 caminara con una lentitud tortugesca, preñada de engaños e incumplimtientos, generando una inquietud social y protestas en aquella izquierda totalmente fragmentada en “capillitas” de partido – y, por el contrario, había liquidado la mayoría de las tierras de propiedad comunal con lo que había sumido a una gran parte de la población campesina – la inmensa mayoría – en la más absoluta pobreza.          

Para darse cuenta de la miseria de los jornaleros o yunteros andaluces de la época, nada mejor que reproducir literalmente la descripción que hacía el propio alcalde – José SUAREZ – al periódico socialista EL PUEBLO, refiriéndose al Ayuntamiento gaditano donde se llevó a cabo la masacre que pasó a la historia de nuestro país como “LA TRAGEDIA DE CASAS VIEJAS”: “… que son analfabetos, que durante todo el año llevan ocho o diez meses sin trabajo y que viven  casi todos los jornaleros del subsidio de SEIS REALES que reciben del Ayuntamiento. Las calles del pueblo están sin empedrar y las aguas residuales de limpiezas han de pasar necesariamente por ellas. En las mismas arrojan los vecinos las basuras dándole al pueblo un aspecto muladar, altamente atentatorio contra la salud pública. Se carece de plaza de abastos, basurero y matadero. La matanza se realiza aquí en plena calle, en igual foma que cualquier tribu marroquí, a pesar de que se sacrifican más de cien cerdos diariamente. Existe un sólo médico para todos sus habitantes. No existe farmacia. Hay dos escuelas nacionales con capacidad para veinte niños, donde se alojan sesenta, quedando a pesar de esta apretura antihigiénica y perjudicial, numeros niños y niñas sin poder recibir la más elemental instrucción”.          

Por otra parte, si a la permanente división de los partidos políticos que conformaban el gobierno de la República, dominada y manipulada por la masonería, tanto en las filas rapublicanas como en las socialistas del PSOE, según se tratase de caballeristas, prietistas o besteristas, añadimos que los poseedores de la tierra y del dinero habían creado desde el mismo año 1931 la “UNION ECONOMICA” cómo réplica de la GRAN PATRONAL contra la REPUBLICA, apadrinando de inmediato una lucha sin cuartel contra la REFORMA AGRARIA, los resultados no podían ser distintos a lo que fueron. Junto con las sociedades anónimas más poderosas del país – ALTOS HORNOS, M.Z.A., CAMINOS DE HIERRO DEL NORTE, FOMENTO DE TRABAJO DE CATALUÑA, LIGA VIZCAINA DE PRODUCTORES, CONFEDERACION PATRONAL CON SUS 70.000 AFILIADOS, etcétera – se hallaba la Asociación de Agricultores de España, creada en 1912 y dirigida por la aristocracia y los grandes propietarios, y también la Asociación Nacional de Olivareros, la de Ganaderos y, en fin, la Asociación Nacionl de Propietarios de Fincas Rurales, cuyos directivos lo eran muy frecuentemente de la C.E.D.A. de Gil Robles, cuya “gente de tropa” estaba integrada en una LIGA NACIONAL DE CAMPESINOS, que llegó a tener 3.000 entidades afiliadas e inspiradas en los archiconocidos lemas de “Propiedad, Familia, Religión y Autoridad”.        

Ante esta tétrica situación a la desesperada, donde, salvo la vida, nada tenían que perder, a los jornaleros de CASAS VIEJAS, reunidos en el ATENEO LIBERTARIO, donde muchos de ellos habían aprendido a leer, escribir y luchar, el corazón ya no les cabía en el pecho…y proclamaron el comunismo libertario estableciendo la posesión comunal de la tierra, quemando el Archivo Municipal con los títulos de propiedad, repartiendo comida y enfrentándose a la Guardia Civil de la localidad. Aquella mañana del 11 de enero de 1933, los jornaleros habían cortado por la mañana las líneas telefónicas y telegráficas y habían hecho zanjas en las carreteras. Concentrados después en la plaza del pueblo destituyeron al alcalde de filiación republicano-radical y le exigieron que se acercase al cuartel de la Guardia Civil para invitar a las fuerzas armadas a que se entregaran ya que cualquier resistencia era inútil. El sargento de la Guardia Civil respondió que “antes moriría defendiendo la REPUBLICA que entregarse”, y desde ese mismo momento comenzaron los primeros disparos entre las fuerzas armadas de la República y el pueblo trabajador. La REPUBLICA, que con la inercia política de la Restauración, consideraba la conflictividad social  – fruto, vuelvo a repetir, de las tremendas e injustas desigualdades – dentro de la esfera del orden público, no tardó en iniciar la represión, al mismo tiempo que apuraban  los dirigentes anarquistas de la F.A.I. y “otros” para huir de la zona. Primero fueron 12 Guardias de Asalto y 4 Guardias Civiles con una  ametralladora al mando del teniente Gregorio Fernández ARTAL los que entraron en el pueblo matando a un campesino y torturando a varias personas para tomarles declaración antes de dirigirse a la choza de SEISDEDOS – según el informe del cura del pueblo, Andrés Vera, ante la comisión parlamentaria, SEISDEDOS “era una persona excelente, de un comportamiento admirable con sus familiares, que jamás se había metido con nadie, ni con el culto ni con su persona” -, donde se propuso resistir el anciano de 73 años con sus dos hijos Pedro CRUZ y Paco CRUZ, su nuera Josefa FRANCO y sus dos hijos Francisco GARCIA y Manuel GARCIA, su yerno Jerónimo SILVA, su nieta Maria SILVA con su amiga Manuela LAGO… y después Manuel QUIJADA que llegaba desehecho de las torturas para intentar interceder.      

Siendo imposible acabar con la resistencia de los jornaleros, el Director General de Seguridad, Arturo MENENDEZ, ordenó al capitán Manuel ROJAS Freijespán al mando de 100 Guardias de Asalto acabar expeditivamente con los sublevados… quemando la choza donde se encontraba SEISDEDOS y sus acompañantes. Allí murieron todos salvo la nieta de SEISDEDOS, María SILVA, y el niño Manuel GARCIA que habían conseguido escapar.    

Después las tropas iniciaron una auténtica cacería inmisericorde por todo el pueblo, al estilo de las razzias legionarias sobre las cábilas rifeñas – práctica habitual fascista durante la brutal represión llevada a cabo contra los revolucionarios asturianos en el 34 y durante el Golpe de Estado de 1936 – matando en su casa al anciano de 74 años Antonio BARBERAN, y llevando junto a los escombros de la choza a Fernando LAGO, Juan GRIMALDI, Andrés MONTIANO, Manuel GARCIA, Juan GARCIA, José UTRERA, Balbino ZUMAQUERO, Manuel PINTO, Juan GALINDO, Cristóbal FERNANDEZ, Rafael MATERO y Juan SILVA para fusilarles allí mismo… junto a los cadáveres calcinados. El 5 de marzo de 1933, el mismísimo  capitán ROJAS confesaría ante el juzgado especial que se fusilaron 12 presos de CASAS VIEJAS , y que Arturo MENENDEZ, en la estación de Madrid, le había dado orden tajante de aplicar la “Ley de Fugas”. Al respecto, es conveniente recoger en su literalidad la certificación extendida por el médico forense: ” que levantó por orden judicial un cadáver en un callejón a un kilómetro aproximadamente  de la casa de SEISDEDOS, y a poca distancia de ésta había en un montón catorce cadáveres, (…) Los catorce cadáveres estaban ensangrentados en la cabeza y por lo que pude apreciar todos heridos por delante. Tenían balazos cada uno…”

La cuestión, como en tantos otros feos y sucios asuntos, es que si no llega a ser por el periodista Ramón J. SENDER y Eduardo de GUZMAN, esta repugnante masacre apenas se hubiera conocido, pero se conoció y el Parlamento Español creó una Comisión de Investigación de la que salió el Gobierno REPUBLICANO-SOCIALISTA de Azaña indemne judicialmente, a pesar de la implicación de su Ministro de gobernanción CASARES QUIROGA, aunque no politicamente ya que las consecuencias de aquellos oscuros hechos provocó la dimisión del Presidente del Gobierno, Manuel AZAÑA, que disolvió las cortes y convocó nuevas elecciones generales para el 19 de noviembre de 1933 que fueron ganadas por los partidos de la derecha. Sin embargo la represión continuó en 1934 con los encarcelamientos de 26 campesinos de la localidad. La causa abierta contra el Director General de Seguridad, Arturo MENENDEZ, quedó sobreseída, condenando al capitán de la extrema derecha, Manuel ROJAS, a 21 años de prisión de los cuales sólo llegó a cumplir uno, ya que salió en la misma amnistía que se concedió al general golpista SANJURJO… beneficio que años más tarde, durante el Golpe de Estado fascista de 1936, lo empleó para hacerse jefe de las milicias de FALANGE en Granada y poder continuar así su estela de criminal.

“En aquel corralón de SEISDEDOS, en CASAS VIEJAS, en donde fueron sacrificados muchos jornaleros andaluces en aras de una macabra REPUBLICA, fue arrancado de cuajo en la refriega un rosal anónimo, que rodaba por los suelos cubiertos de lodo y sangre”. Después como recuerda en sus memorias el médico libertario Pedro VALLINA, un trozo de ese rosal  fue recogido por un BLAS INFANTE  conmovido al visitar días después el lugar de la masacre, llevándolo consigo, mustio, a su casa de CORIA DEL RIO donde rebrotó primero en rojo y después, como un guiño del destino, en blanco.

ANTON SAAVEDRA

Anuncios

Acerca de ANTON SAAVEDRA RODRIGUEZ

Hola a todos, soy Antón Saavedra y vivo en la cuenca minera asturiana del Nalón. Nacido en Moreda de Aller, (Asturias) el 30 de mayo de 1948, desde la edad de cinco años vivo en la barriada minera de La Juécara (LANGREO). Allí, en la Academia Mercantil de La Felguera (Frailín) cursé mis estudios de bachillerato por libre, y a la edad de 20 años, después de haber sido despedido de Constructora Gijonesa, Duro Felguera y Montajes de Ciaño por motivos sindicales, empezé a trabajar en la minas de Hunosa (Pozo Fondón) con la categoría de ayudante barrenista hasta el año 1974 que pasé a desempeñar el cargo de Graduado Social en el Grupo Siero (Pumarabule y Mosquitera). Posteriormente me licencié en Relaciones Industriales por la Universidad de Alcalá de Henares, y actualmente curso estudios para la licenciatura de Ciencias Políticas. Afiliado a la UGT y al PSOE en los inicios de los años 70, fui secretario general de la Federación Estatal de Mineros de UGT (1976-1989), vicepresidente de la Internacional de Mineros (1978-1990), y miembro del Comité Ejecutivo Confederal de UGT (1976-1988).Desde 1986 hasta 1994 ocupé un lugar en la Mesa del Comité Consultivo de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA) en representación de España. Durante este periodo participé como ponente en varios congresos y conferencias sindicales a nivel internacional, actuando en nombre de los trabajadores españoles ante la OIT, siendo autor del libro-informe publicado bajo el título “EL CARBON:UNA ALTERNATIVA A LA CRISIS ENERGETICA”, que fue asumido por unanimidad de los miembros de la CECA como ponencia base en el debate sobre la politica energética comunitaria en 1991. Entre los años 1991 y 1998 fui diputado del Partido de Acción Socialista (PSOE histórico) en el Parlamento Asturiano por las lista de IU, así como miembro de sus respectivos comités ejecutivos federales. Soy autor de “SECUESTRO DEL SOCIALISMO” y “EL HEREDERO DE SURESNES” de muy recientísima aparición.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a LOS CRIMENES DE CASAS VIEJAS.- IV

  1. JOSE LUIS dijo:

    Me ha gustado mucho. Muy interesante

    Lo más importante para mí de su artículos es que, aparte de la descripción de los hechos acaecidos relata parte de las causas que la motivaron. Ello debe servir de acicate para que tragedias como la de “Casas Viejas”, jamás –y repito:jamás– vuelvan a producirse.
    atte. José Luis

  2. zascandil dijo:

    Una visión bastante diferente de la que nos dan normalmente sobre los sucesos de Casas Viejas,sobre todo la interesante reflexión sobre la masonería y su papel dentro de la REPÚBLICA, la masonería cegó y aplastó los intentos de gran parte de la izquierda que noveía con buenos ojos tanto radicalismo y anticlericalismo, aunque sí querían avanzar en el campo de los avances sociales. Siguiendo con el artículo, muchas de las reivindicacones anarquistas y socialistas eran de cajón es decir , tenían toda la razón del mundo´

  3. antonsaavedra dijo:

    Es muy respetable su comentario, pero yo no entiendo de fondos rojos, a no ser que se refiera al fondo rojo de mi Blog, sino de los hechos, perfectasmente constrastados, de algo que ocurrió y que yo trato de acercarme a la verdad de estos…A mi tampoco me gusta Vargas Llosa, pero no dejo de reconocer que es un gran escritor.

  4. diego dijo:

    Discúlpeme, le ruego, el atrevimiento de opinar sobre su trabajo o parte de él, y más, en cuánto a los demás nos es dado de forma altruista; si bien mi comentario trata de ser constructivo.
    El caso es que, al menos a mí, se me hace difícil la lectura de éste, debido al fondo rojo que lleva -y no va con segundas-. Me resulta cansada su lectura, y me pide su abandono a los pocos minutos, cosa que me parece lamentable, dado lo interesante que resulta.
    Afectuosamente, un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s