LOS MINEROS ASTURIANOS CONTRA LA REPUBLICA.-VI

 
 

“… Estamos en plena guerra civil, lo que pasa es que ésta guerra no ha tomado aún los caracteres cruentos que, por fortuna o desgracia, tendrán inexorablemente que tomar …”

 

(Francisco LARGO CABALLERO, el 1 de noviembre de 1933 en uno de sus mítines a las elecciones generales)

De esa manera, llevando a la práctica las palabras del máximo responsable del PSOE y U.G.T. – Franciso LARGO CABALLERO -, el 5 de Octubre de 1934 estallaba uno de los acontecimientos más importantes de la historia contemporánea no solo del Estado español sino del movimiento obrero internacional. Los trabajadores asturianos insurrectos, tuvieron el poder en sus manos durante quince días tras arrancarlo por la fuerza y la decisión de su lucha. Una lucha comparable a la COMUNA DE PARIS, en muchos de sus aspectos. De igual manera que por primera vez una clase obrera en el mundo tomaba el poder y lo mantenía durante tres meses, en una ciudad como PARIS, sufriendo a continuación la feroz y cruel represión de la burguesía francesa y el ejército prusiano, en el caso asturiano también fue la primera vez que la clase obrera tomaba el poder en toda una región del Estado español, teniéndose que enfrentar después a la venganza salvaje del ejército republicano de los burgueses españoles y los moros traidos de Africa para la ocasión, dirigidos por un recientísimo ascendido a general Francisco FRANCO Bahamonde, donde el capitán extremeño y masón, perteneciente a la logia “Emilio Menéndez Pallarés número 15 de León”, Juan Rodriguez LOZANO – abuelo del actual presidente del Gobierno Español, José Luis Rodriguez ZAPATERO -, desempeñaría un importante y denigrante papel represor como ayudante privilegiado del coronel LA FUENTE VALEZTENA que había sido nombrado comandante militar de la plaza en MIERES, habilitando como cárcel la propia casa del pueblo del PSOE -UGT y los sótanos del Ayuntamiento, así como las aulas del colegio de los “frailes” para llevar a cabo tan macabra y repugnante tarea contra los trabajadores asturianos. Mi abuelo José SAAVEDRA Zapico “José Cantera” fue uno de aquellos mineros socialistas del PSOE que sufrió las consecuencias de aquella durísima represión que los más viejos del lugar todavía recuerdan, siendo condenado a muerte y depositado en la cárcel de Oviedo para su fusilamiento, aunque posteriormente su pena fue conmutada por la de cadena perpetua.

Aunque la mayoría de los historiadores, entre ellos algunos fabricantes de historias, coincidan en señalar la amenaza fascista en España como causa principal de la REVOLUCION del 34, refiriéndose incluso a la concentración del 6 de setiembre que la CEDA de GIL ROBLES celebró en COVADONGA, lugar de nacimiento nominal de la nación española, como la “gota que rebosó el vaso”, y el PSOE trate de buscar su justificación en los mismos supuestos del riesgo fascista – el mismísimo LARGO CABALLERO había comunicado en junio de 1933 a la O.I.T. que “en España, afortunadamente, no había ningún peligro de fascismo” -, las verdaderas causas hay que buscarlas en el propio debilitamiento de la coalición entre socialistas y republicanos de izquierda, a la creciente frustración sufrida por las iniciativas reformistas republicanas – el año 1934 se puede considerar como uno de los años más fatales para la segunda república española, donde se produjo el mayor desmantelamiento de gran parte de la acción política llevada a cabo por la coalición socialazañista y la consiguiente anulación de las leyes más importantes – y, muy especialmente, a la pérdida de poder de los socialistas del PSOE en el Gobierno. De hecho, nada más que los socialistas perdieron su posición en el gobierno, los dirigentes de su brazo sindical – la U.G.T. – adoptaron la práctica sistemática de la huelga general revolucionaria cuyo objetivo manifiesto no era ya la simple obtención o recuperación de mejoras para la clase trabajadora sino, lisa y llanamente, la destrucción de la REPUBLICA y la toma del poder.

Para corroborar lo dicho, y antes de entrar de lleno en la insurrección obrera asturiana de octubre del 34, comentaré muy brevemente dos antecedentes  que nos permitirán ver el ambiente de lucha obrera que se respiraba en un país que, de 446.263 parados en junio de 1932 había alcanzado los 715.814 en abril de 1934. Así, el 8 de diciembre de 1933 la CNT convocaba una huelga de carácter nacional, la cual, al ser convocada en solitario, solo fue secundada con cierto éxito en aquellas zonas de su influencia: Aragón, Rioja, Cataluña, Extremadura y Asturias, lo que supuso una derrota que trajo como consecuencia una represión brutal por parte del Gobierno republicano con más de CIEN obreros muertos y más de SEIS MIL detenidos.    

Unos meses más tarde estallaba la lucha en el campo debido, entre otras cuestiones, al grave deterioro de las condiciones de trabajo y de vida que ocultaban un auténtico “polvorín”. Los salarios agrícolas habían pasado de las DOCE pesetas diarias en 1931 a las CUATRO pesetas diarias de 1934. Por otra parte,  el Gobierno de LERROUX devolvía las pocas tierras que habían sido expropiadas durante el periodo republicano-socialista, dando total libertad de acción al “terrateniente” en materia laboral permitiendo el despido libre y el aumento de la jornada laboral con rebaja del salario, entre otras lindezas. En este contexto, la Federación de Trabajadores de la Tierra de U.G.T. hacía un llamamiento a la huelga general en junio de 1934, a la que se sumaban los cenetistas y los comunistas , la cual supuso otro fracaso al no ser capaces sus dirigentes de unirla y extenderla a la clase obrera industrial. El resultado fue de OCHO MIL detenidos y la aplicación de todas las leyes represivas posibles: anti-huelga, estado de alarma, pena de muerte, tribunales de urgencia, clausura de locales sindicales, prensa obrera y todas las Casas del Pueblo.

En ese contexto llegamos al mes de OCTUBRE del 34 en ASTURIAS , la región del Estado español con mayor número de huelgas y huelguistas  en el bienio 1932-33, donde existen 70.000 trabajadores sindicalizados – 50% de la población asalariada – siendo el sector minero quien marca la pauta. La cuestión es que, desde enero de 1934 se venía observando una escalada progresiva de la lucha obrera – OCTUBRE no surgió de la nada – alcanzando en abril la cifra de 12.000 mineros en huelga que diariamente se baten a tiros con las fuerzas represivas. En el mes de mayo se suceden los mítines y las manifestaciones, y el 1 de setiembre el grupo de mujeres socialistas de SAMA DE LANGREO, apoyado por los mineros, muchos de ellos armados de pistolas, escopetas y algún que otro cartucho de dinamita, se manifiestan contra “la guerra y el fascio”. Aquello dio lugar a un durísimo enfrentamiento  y a nuevos tiroteos, siendo tomada parcialmente la población por la Guardia de Asalto.

Como ha quedado dicho, la estrategia del PSOE, tras la grave derrota electoral de 1933, se había basado en asumir ante los trabajadores “el compromiso solemne de desencadenar la revolución” en caso de que la derecha liderada por  GIL ROBLES entrara en el gobierno, como así ocurrió. Sin embargo, una vez más, las “direcciones socialistas del PSOE-UGT” no supieron, o no quisieron ver el momento tan favorable para dar un golpe mortal al Gobierno y a la reacción  – el 3 de febrero de 1934 bramaba EL SOCIALISTA: “¿Armonía? ¡No! ¡Lucha de Clases! ¡Odio a muerte a la burguesía criminal! –, de tal manera que, no sólo no se lanzó la consigna de insurrección, sino que durante la larga crisis de gobierno no trazó ningún plan de acción, limitándose a la redacción de un programa “republicano” que a pesar de autotitularse “revolucionario”, era “abstracto, conservador en algunos puntos, confuso y muy poco coherente”. Por no plantear, no planteaba ni la nacionalización de la banca. ¿Se iban a lanzar los trabajadores en una lucha a muerte contra un gobierno que les había degradado y encarcelado para mantener el mismo sistema con otro gobierno?

En definitiva, tan sólo en ASTURIAS aquel “paripé” de huelga “pacífica” convocada por las direcciones socialistas del PSOE se convirtió desde el primer momento en una verdadera INSURRECCION. Al no tener una dirección sólida se lanzaron al ataque, y el mismo DIA 5 DE OCTUBRE DEL 34 quedaron tomadas las 98 Casas Cuartel de la Guardia Civil a base de las muy escasas armas que poseían los mineros y la dinamita, sobre todo la dinamita, y así hasta los QUINCE DIAS que duró la insurrección hasta que se produjo el “PACTO MASONICO” entre Belarmino Tomás y el general OCHOA.

La derrota fue cruenta y sangrienta para la clase obrera – más de 2.000 muertos, de los que unos 320 pertenecían a las fuerzas opresoras y unos 35 sacerdotes – que había osado ponerse en pie frente a sus explotadores: más de 40.000 hombres armados entre Guardia Civil y Guardia de Asalto, la Legión y los mercenarios “moros”. Asturias fue atacada a la vez por tierra, mar y aire. El pueblo trabajador fue literalmente martirizado durante tres meses por el “terror blanco”. La burguesía republicana hizo pagar caro a los mineros el miedo que les habían hecho pasar. El mismísimo José CALVO SOTELO, recién regresado de su exilio parisino, en las Cortes, llegó a condicionar la supervivencia del régimen republicano a la dureza del castigo: “La República francesa vive – dijo – no por la Comuna de París, sino por la represión de la Comunaí”. Las comarcas mineras del Nalón y del Caudal no sólo fueron el escenario primordial de OCTUBRE DEL 34, sino que además sufrieron, como era de esperar y pese a las promesas de los dos masones – Belarmino TOMAS y el General Eduardo LOPEZ OCHOA -, las repercusiones que se desprendieron de tales actos, como fue la durísima represión posterior cuyas consecuencias aún llegaron al año 1936. Tanto es así que hay algunos historiadores que plantean que la Revolución del 34 no fue un acto individualizado en el tiempo, sino un prolegómeno de la GUERRA INCIVIL en ESPAÑA.

ANTON SAAVEDRA

Anuncios

Acerca de ANTON SAAVEDRA RODRIGUEZ

Hola a todos, soy Antón Saavedra y vivo en la cuenca minera asturiana del Nalón. Nacido en Moreda de Aller, (Asturias) el 30 de mayo de 1948, desde la edad de cinco años vivo en la barriada minera de La Juécara (LANGREO). Allí, en la Academia Mercantil de La Felguera (Frailín) cursé mis estudios de bachillerato por libre, y a la edad de 20 años, después de haber sido despedido de Constructora Gijonesa, Duro Felguera y Montajes de Ciaño por motivos sindicales, empezé a trabajar en la minas de Hunosa (Pozo Fondón) con la categoría de ayudante barrenista hasta el año 1974 que pasé a desempeñar el cargo de Graduado Social en el Grupo Siero (Pumarabule y Mosquitera). Posteriormente me licencié en Relaciones Industriales por la Universidad de Alcalá de Henares, y actualmente curso estudios para la licenciatura de Ciencias Políticas. Afiliado a la UGT y al PSOE en los inicios de los años 70, fui secretario general de la Federación Estatal de Mineros de UGT (1976-1989), vicepresidente de la Internacional de Mineros (1978-1990), y miembro del Comité Ejecutivo Confederal de UGT (1976-1988).Desde 1986 hasta 1994 ocupé un lugar en la Mesa del Comité Consultivo de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA) en representación de España. Durante este periodo participé como ponente en varios congresos y conferencias sindicales a nivel internacional, actuando en nombre de los trabajadores españoles ante la OIT, siendo autor del libro-informe publicado bajo el título “EL CARBON:UNA ALTERNATIVA A LA CRISIS ENERGETICA”, que fue asumido por unanimidad de los miembros de la CECA como ponencia base en el debate sobre la politica energética comunitaria en 1991. Entre los años 1991 y 1998 fui diputado del Partido de Acción Socialista (PSOE histórico) en el Parlamento Asturiano por las lista de IU, así como miembro de sus respectivos comités ejecutivos federales. Soy autor de “SECUESTRO DEL SOCIALISMO” y “EL HEREDERO DE SURESNES” de muy recientísima aparición.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a LOS MINEROS ASTURIANOS CONTRA LA REPUBLICA.-VI

  1. myname dijo:

    ¿pero no ves que aquel pacto que tu dices entre masones, fue uno de los mayores logros para el pueblo asturiano? Cualquier historiador te puede verificar que fue todo un acierto milagroso para las gentes de asturias.
    Es un movimiento de estratégico que guarda un solo objetivo. Evitar el derramamiento de sangre de un pueblo. Y además inimaginable por nadie más que por Belarmino, en ningún otro momento de la historia podrás constatar algo similar.
    Es un acto, no digo ya asturiano, como queda demostrado de las palabras de Belarmino en el ayuntamiento de Langreo…
    Es humanista y filantrópico.
    Claro que tu de ésto…..

    Y de prolegómenos nada, lo único que anunció fue asturias, como bien quedó constancia en el estado soberano que sobrevino, reconocida por las naciones unidas de la época.

  2. rupertofernandez dijo:

    Te feclicito por estar en Gijón el 14 de abril en defensa de la República ( y no en defensa de la “Nación Española”). Tú sabes lo que digo.
    Voy a comentarte algo que nada tiene que ver con los tiempos actuales (¿o sí?): estoy -como historiador y jurista- realizando una investigación sobre LA REPRESIÓN FASCISTA EN EL CONCEJO DE ALLER. Ni qué decir tiene que tengo registradas más de 2.000 personas de Aller pertenecientes al Frente Popular (cientos de ellas asesinadas, otras encarceladas, otras deportadas, y alguna en Mauthausen, etc). Como he visto que te interesas por ese período, quizás recuerdes algo o sepas algo de las gentes de Piñeres y de Corigos y Moreda -son cientos- incluídos
    Piñeres Jesús Saavedra Fernández Consejo Guerra 08/07/1938
    Piñeres José Saavedra Zapico concejal Consejo Guerra 14/07/1938

    y de José María Fernández Suárez , muerto en 1938 -y no por un problema de aguas (hay más, muchos más).

    Si te interesa colaborar -los dos somos biznietos de Ruperto, pero tú siempre has sido más listo (¿no recuerdas cómo me llamabas?, yo, sí)- estaré en Julio y Agosto en Cabañaquinta, me buscas y te dirán que estoy en la Plaza donde asesinaron a garrote vil a los panaderos de Cuérigo (ah, recuerdos de Catalina)
    Manuel

    • antonsaavedra dijo:

      Querido Manuel:
      Puedes contar con todo mi apoyo en esa noble tarea que has iniciado, pero creo que te equivocas radicalmente si tratas de levantar trincheras desde el odio y el rencor. El sectarismo suele ser un mal compañero de viaje. Por cierto, ¿acaso crees que los republicanos de verdad no luchaban exactamente por la misma “NACION ESPAÑOLA” que los “otros”? Tienes que saber que hubo “talibanes” en la llamada izquierda al igual que “cruzados” en el otro bando, y desde ese fanatismo militante se cometieron verdaderas atrocidades en ambas partes. Lo que ocurre en toda contienda es que el vencedor de la misma cargará con toda la responsabilidad en exclusiva de todos los errores cometidos en la misma medida que proporciona a los vencidos la base de su propaganda victimista. El drama español, querido Manuel, necesita otro final, un final, desde mi punto de vista, que sin renunciar absolutamente a nada garantice el apaciguamiento de los ánimos calenturientos de cada momento, porque, tal y como decía nuestro bisabuelo Ruperto, al que conocí personalmente en Pumar de Nuño, “les arrancaes de caballo suelen ser paraes de burro”. Un fuerte abrazo
      ANTON SAAVEDRA

  3. Pingback: LOS MINEROS CONTRA LA REPUBLICA.-VI | Escandalera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s