BESTEIRO, EL GRAN SEÑOR DEL SOCIALISMO ESPAÑOL.- XXIV

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Julián BESTEIRO Fernández, Catedrático, Presidente del PSOE y de la UGT que, tras la huida de todos los miembros del Consejo de Defensa de Madrid quedó como máxima autoridad republicana para necociar la rendición con Franco.

 

 

 

“Yo, que nunca dije “O nos salvamos todos o todos pereceremos”, me quedaré con los que no pueden salvarse. Es indudable que facilitaremos la salida a muchos compañeros que deben irse, y que se irán por mar, por tierra o por aire; pero la gran mayoría, las masas numerosas, esas no podrán salir, y yo, que he vivido siempre con los obreros, con ellos seguiré y con ellos me quedo. Lo que sea de ellos será de mí.”

(Julián BESTEIRO Fernández, el 28 de marzo de 1939)

…Pero, ¿ no admite usted la posibilidad de que FRANCO le fusile ?, le preguntaba el socialista Andrés SABORIT. Sí, admito esa posibilidad y hasta la deseo. No temo morir, porque con mis sesenta y nueve años y mis achaques físicos, ¿ qué otro servicio mejor podría yo prestar a la causa de los trabajadores que han quedado sin banderas y sin guías ? Si mi nombre pudiese ser para ellos esa bandera, ¡ preferiría que se me fusilase !, le contestaba un emocionado BESTEIRO. “Váyanse ustedes todos y tranquilos. De las acusaciones que el enemigo haga, yo sabré responder, pues yo sé responsabilizarme de toda nuestra acción. Yo me quedo en Madrid, pase lo que pase…” Y de la madrileña cárcel de PORLIER a la cárcel sevillana de CARMONA donde fallecía el 27 de setiembre de 1940, después de haber sido sometido a un CONSEJO DE GUERRA, celebrado en Madrid el 8 de julio de 1939, bajo la acusación  de “Delito de Adhesión a la Rebelión Militar” que a pesar de reconocerle inocente de cualquier crímen de muerte pidió para él la pena de muerte, conmutada por la pena de reclusión perpetua, y  sustituida ésta por la de treinta años de reclusión mayor.

De esa manera se cumplen ahora setenta años del fallecimiento de Julián BESTEIRO, desde mi punto de vista, una de las personalidades más relevantes de la política española, destacado dirigente del PSOE-UGT y una de las personalidades intelectual y personalmente más honesta que ha dado la política española. En definitiva, el gran señor del socialismo español. Quizá por ello se pretenda apartar su figura del recuerdo – tampoco era masón – por las muchísimas lecciones que dio con su comportamiento no sólo a sus adversarios, sino a la actual “piara” que se alimenta en las duernas y  pesebres de la madrileña calle de Ferraz y Palacio de la Moncloa. Cualquier persona de bien – la inmensa mayoría – no tendría ninguna dificultad en reconocer la enorme talla humana  del que, con una entereza ejemplar, afrontó el peligro trágico, al que sabía que se exponía quedándose en España, en su ESPAÑA, para negociar y firmar la rendición como maxima y unica autoridad republicana que tuvo la valentía  de quedarse en España – otros como Santiago CARRILLO, Dolores IBARRURI, Belarmino TOMÁS, Amador FERNANDEZ, Rafael FERNANDEZ, Juan NEGRIN, Indalecio PRIETO, ALVAREZ DEL VAYO o Manuel AZAÑA ya habían abandonado el barco como las ratas, aunque ahora llegue hasta los rincones del bla,blá con el que ligan sus personas a la bicoca del vivir político y sus emolumentos económicos -, ofreciéndose incluso a trasladarse personalmente hasta la ciudad de Burgos para discutir las condiciones de paz con los “sublevados” y evitar así una mayor sangria en

Julián BESTEIRO dirigiéndose al pueblo español desde los sotanos del Ministerio de Hacienda el 5 de marzo de 1939.

aquella tragedia entre españoles, aunque la oferta no tuvo resultados positivos por cuanto FRANCO se negó a todo lo que no fuera una rendición sin condiciones. Sin embargo aquel gesto heróico de un hombre digno e íntegro como Julián BESTEIRO le sirvió para pasar de ser el hombre más respetado del socialismo español a convertirse en el traidor oficial para los conocidos fabricantes de historias del PSOE, pero, para la historia, con mayúsculas, nos queda su imágen, en aquel sótano del Ministerio de Hacienda convertido en improvisado estudio radiofónico, dirigiéndose a los españoles para pedirles el final de tanta sangre en nombre de la JUNTA DE DEFENSA NACIONAL: “… Ha llegado el momento en que irrumpir con la verdad, y rasgar la red de falsedades en que estamos envueltos, es una necesidad ineludible, un deber de humanidad y una urgencia de la suprema ley de la salvación de las masas inocentes (…) La verdad es, conciudadanos, que, después de la batalla del Ebro, los ejércitos nacionalistas han ocupado totalmente a Cataluña, y el Gobierno de la República ha andado errante durante largo tiempo en territorios franceses. Por la ausencia, y más aún, por la renuncia del presidente de la República, ésta se encuentra decapitada (…) El gobierno del señor NEGRIN carece de toda legitimidad, y no puede ostentar título alguno al respecto y al reconocimiento de los respublicanos (…) El Gobierno del señor NEGRIN, con sus veladuras de la verdad, con sus verdades a medias y con sus propuestas capciosas, no puede aspirar a otra cosa que a ganar tiempo, tiempo que es perdido para el interés de la masa ciudadana combatiente y no combatiente (…) De esa política de fanatismo catastrófico, de esta sumisión a órdenes extrañas, con una indiferencia completa al dolor de la nación, está sobresaturada ya toda la opinión republicana (…) Yo os hablo desde este Madrid que ha sabido sufrir y sabe sufrir con emocionante dignidad su martirio, yo os hablo desde este “rompeolas de todas las Españas”, que dijo el poeta inmortal – Antonio MACHADO -, que hemos perdido, tal vez abandonado, en tierras extrañas. Yo os hablo para deciros que cuando se pierde, es cuando hay que demostrar, individuos y nacionalidades, el valor moral que se posee. Se puede perder, pero con honradez y dignamente, sin negar su fe, anonadados  por la desgracia. Yo os digo que una victoria moral de ése genero vale mil veces más que una victoria material lograda a fuerza de claudicaciones y de vilipendio. Yo os pido, poniendo en esta petición todo el énfasis de la propia responsabilidad, que en este momento grave asistáis, como nosotros le asistimos, al poder legítimo de la República que, transitoriamente, no es otro que el poder militar.”

Allí, enfermo como estaba, pasaba BESTEIRO el día acostado en el camastro de un cuartucho anexo, de donde lo sacaban para las alocuciones radiofónicas mientras duró el feroz combate. El anarquista Cipriano MERA, el coronel CASADO y algunos socialistas como Wenceslao CARRILLO rodeaban a aquel hombre consumido, aquijotado y angustiado, que tuvo la grandeza de asumir en las peores condiciones, el destino de su patria, cuando ya no le quedaban destino, ni tenía sitio en su patria, si es que de la patria quitamos la memoria. Allí, en aquel camastro en los sótanos del Ministerio de Hacienda, esperó BESTEIRO la llegada de los falangistas. Al llegar allí los jóvenes falangistas, según el relato presencial de Sánchez-Guerra, le gritaron: ¡ Arriba España !– ¿ No ha aprendido usted el nuevo saludo de España ?, le preguntaron de forma grosera.

– NO, señor – respondió BESTEIRO sin inmutarse -. Y lo peor es que, a mi edad, me costará mucho aprenderlo.

Hasta aquí, el retrato a muy grosso modo, de un hombre que pudo serlo todo y no quiso ser nada, salvo un español de casta y un socialista ejemplar, cualidades que se vinculaban a su nombre como si constituyeran segundos apellidos. No hubo jerarquía que no se le ofreciera o que no estuviera al alcance de su mano, y a todas renunció. Cuando pasó por Barcelona, agonizante ya la defensa republicana, hizo profesión íntima de su amargura ante el Comité Nacional y la Comisión Ejecutiva del PSOE. Venía de Londres, donde pudo quedarse, y regresaba a Madrid, de donde no quiso salir. Volvía no para consumar una traición como han dicho y siguen diciendo los neosocialistas del PSOE que siguen viviendo opíparamente de ser traidores – lo más indeseable es que muchos de ellos son herederos de aquellos falangistas que pretendieron obligar a BESTEIRO a cantar el “CARA AL SOL” -, sino para dar su última

Telegrama enviado por el Gobernador Civil de Sevilla comunicando la muerte de Julián BESTEIRO en la cárcel de Carmona.

lección de entereza y sacrificio.

Al final sus verdugos le sentenciaron a morir en la cárcel, que a eso equivalía la condena  de TREINTA AÑOS que le pusieron a su avanzada edad y con tan precaria salud, pero no tuvieron valor para ejecutarle en el acto. ¿ Tiene el procesado algo que alegar ?, le preguntó el Presidente del Consejo de Guerra que le juzgó: “…En primer lugar, es preciso que yo me refiera a los hechos. Yo no trato de producir aquí un alegato en defensa propia. De eso se ha encargado con gran competencia y buena voluntad el señor defensor. Al defensor, las gracias. También tengo que dar las gracias al señor fiscal, porque ha reconocido mi honradez privada. No es poco. Yo no me contento con ser en mi vida privada honrado. Yo estoy seguro de haberlo sido en mi vida pública. Lo que yo quiero es que se me conozca tal como soy, no sólo por los hechos externos, sino por la expresión de mis ideas, de mis propósitos y de mis anhelos. Mi aspiración sería (yo, que nunca he pertenecido a una sociedad secreta) que, salvados aquellos secretos que pertenecen a la consideración social y al pudor del alma, mi vida interior fuese completamente diáfana para que todo el mundo la viera.

Quiero, sobre todo, subrayar que mi posición política dentro del PSOE no data solamente de los momentos previos a la proclamación de la República, sino que casi desde mi ingreso en él se ha ido dibujando cada vez más claramente, y se dibujó con motivo de la HUELGA GENERAL DEL 17 (…) En las posiciones que he adoptado contra corriente, sufriendo los disgustos consiguientes y los contratiempos, tengo el sentimiento de reconocer que no me he equivocado. Hubiese querido equivocarme y que no hubiera pasado la tragedia que yo preveía. Es una lástima. Acerté y tengo una experiencia dolorosa. ¿Pero esta experiencia me lleva a rectificar mis puntos de vista? Yo le digo al Tribunal que no. Yo los mantengo, y le digo más, que si con esta experiencia se diese el caso de que yo tuviese que rectificar algún principio y me aproximase al nacional-sindicalismo, yo no lo diría por pudor ni cambiaría mi postura. Mi vida política la tengo detrás de mí; delante no espero nada (…) Hay un rasgo de mi conducta que yo quiero subrayar aquí. Yo he sido, además de diáfano en la conducta, absolutamente leal para todos. He sido leal para con mi Partido, en el cual he militado desde el año 12 ; he sido leal para los partidos que legítimamente se consideraban así; he sido leal hasta la exageración con algún partido que llamándose afín era el mayor enemigo del Partido en que yo militaba (…) El juicio que se formule acerca de mí, eso no me compete. A mi me compete la responsabilidad interna; la aplicación de la ley es otra cosa.”

Finalmente, al objeto de que estos neosocialistas amnésicos se la apliquen en sus actuaciones, me quedo con una impagable cita de BESTEIRO, la cual reproduzco en su literalidad: ” Saben muy bien que para adquirir riquezas hay varios caminos. Uno, el más largo y penoso, es el del trabajo. Por ese camino la mayor parte de las veces le sorprende a uno la muerte antes de llegar al fin. Otro camino, más breve, pero lleno de peligros, es el manejo de la ganzúa y la palanqueta. Pero hay, sobre todo, un camino brillante y seguro: en él la ganzúa se sustituye con ventaja por una ley, y la palanqueta por un reglamento. Hechos la ley y el reglamento en provecho propio, ya se puede entrar con entera confianza en la morada del vecino trabajador y arrebatarle cuanto haya producido con su trabajo.”

 ANTON SAAVEDRA

Anuncios

Acerca de ANTON SAAVEDRA RODRIGUEZ

Hola a todos, soy Antón Saavedra y vivo en la cuenca minera asturiana del Nalón. Nacido en Moreda de Aller, (Asturias) el 30 de mayo de 1948, desde la edad de cinco años vivo en la barriada minera de La Juécara (LANGREO). Allí, en la Academia Mercantil de La Felguera (Frailín) cursé mis estudios de bachillerato por libre, y a la edad de 20 años, después de haber sido despedido de Constructora Gijonesa, Duro Felguera y Montajes de Ciaño por motivos sindicales, empezé a trabajar en la minas de Hunosa (Pozo Fondón) con la categoría de ayudante barrenista hasta el año 1974 que pasé a desempeñar el cargo de Graduado Social en el Grupo Siero (Pumarabule y Mosquitera). Posteriormente me licencié en Relaciones Industriales por la Universidad de Alcalá de Henares, y actualmente curso estudios para la licenciatura de Ciencias Políticas. Afiliado a la UGT y al PSOE en los inicios de los años 70, fui secretario general de la Federación Estatal de Mineros de UGT (1976-1989), vicepresidente de la Internacional de Mineros (1978-1990), y miembro del Comité Ejecutivo Confederal de UGT (1976-1988).Desde 1986 hasta 1994 ocupé un lugar en la Mesa del Comité Consultivo de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA) en representación de España. Durante este periodo participé como ponente en varios congresos y conferencias sindicales a nivel internacional, actuando en nombre de los trabajadores españoles ante la OIT, siendo autor del libro-informe publicado bajo el título “EL CARBON:UNA ALTERNATIVA A LA CRISIS ENERGETICA”, que fue asumido por unanimidad de los miembros de la CECA como ponencia base en el debate sobre la politica energética comunitaria en 1991. Entre los años 1991 y 1998 fui diputado del Partido de Acción Socialista (PSOE histórico) en el Parlamento Asturiano por las lista de IU, así como miembro de sus respectivos comités ejecutivos federales. Soy autor de “SECUESTRO DEL SOCIALISMO” y “EL HEREDERO DE SURESNES” de muy recientísima aparición.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s