APUNTES PARA UNA HISTORIA DEL MOVIMIENTO OBRERO: CONGRESO F.E.M.- XIII

Antón y sus compañeros de la comisión ejecutiva reunidos en el Palacio de La Moncloa con el presidente del Gobierno, Felipe GONZALEZ, exigiendo la promulgación del ESTATUTO MINERO y la puesta en marcha de una politica minero energética al servicio del pueblo español, el año 1983.

“… Un recuerdo para nuestro compañero ANTON SAAVEDRA, verdadero creador, con la ayuda de casi todos, de la FEDERACION ESTATAL DE MINEROS DE U.G.T. y artífice de la mayor conquista social lograda para los mineros españoles como ha sido el ESTATUTO MINERO con su jornada laboral de 35 horas semanales, de lunes a viernes, al que después de padecer de lleno los problemas a que nos estamos refiriendo, en un momento determinado su gran corazón de hombre de bien no pudo resistir más y se rompió con aquel maldito infarto, que ha superado felizmente, que sigue trabajando por la minería, por los mineros y por la UGT, a la que ha dedicado los mejores años de su vida en esa tesitura, un recuerdo profundo de agradecimiento…”

( DISCURSO DE ANATOLIO DIEZ MERINO, PRESIDENTE DE LA COMISION GESTORA  DE U.G.T. – MINERIA  EN EL CONGRESO FEDERAL EXTRAORDINARIO DE DISOLUCION DE LA FEDERACION ESTATAL DE MINEROS DE U.G.T. )

Queridos compañeros:

Acabamos de terminar el Congreso en el que hemos decidido la integración de nuestra Federación en una de reciente creación en la que se integran los sectores de trabajadores de la industria química, energética, textil-piel y de la minería.

Desde este mismo estrado mis mejores deseos para la nueva federación que hacen extensivos el resto de los compañeros que hemos conformado la Comisión Gestora que en los últimos tiempos hemos sido responsables de la dirección de esta Federación. Asimismo nuestra confianza en que el nuevo rumbo que se inicia deberá ser positivo para los intereses de los trabajadores a los que nos debemos  todos. Unicamente queremos hacer una consideración que estimamos importante. Tanto esta Federación nueva que creamos, como cualquier otra tendrá frutos positivos únicamente si fomentamos un trabajo en común, si huímos de banderas, si nos centramos en los problemas reales que tiene el sector, si conectamos con el sentido común de las bases, si mostramos una honradez a prueba de bombas, si anteponemos el bien de la colectividad sobre el particular, si desarrollamos el sentido de clase que tradicionalmente ha sido una de las referencias básicas del comportamiento de la UNION GENERAL DE TRABAJADORES a lo largo de toda su historia. Desde esta palestra os hago un llamamiento a la colaboración efectiva en esta nueva vía de actuación que se inicia.

Cuando algo vivo desaparece es lógico que aparezca un sentimiento de nostalgia. Durante años muchos compañeros hemos dejado una parte importante de nuestras vidas en esta actividad sindical. El camino recorrido ha estado plagado de aciertos y de fracasos, de tristezas y de alegrias. Durante años muchos compañeros han aparecido y juntos hemos compartido decisiones y acciones importantes para todos y después se han sumergido en su trabajo cotidiano, sabiendo que después de haber tenido una significación pública y una mayor responsabilidad ahora son un paisano más, pero para los que hemos tenido la posibilidad de vivir esos días en común, de preocupaciones compartidas, sabemos que son algo más que compañeros, sabemos que podemos disponer de amigos.

Cayo, Carbajal, Nicolás Redondo, Antón Saavedra y Emilio Llaneza en el acto de homenaje a MANUEL LLANEZA en la localidad asturiana de MIERES, el mes de enero de 1976.

Una nueva etapa se inicia, como todo lo nuevo lleno de incertidumbres, de riesgos y de retos. Tened siempre en cuenta que la organización será únicamente aquello que todos nosotros queramos que sea. Afortunadamente estamos dentro de un sindicato en el que los valores democráticos han primado sobre todo. El desarrollo de la línea democrática de la U.G.T., el sentido de clase que ha supuesto un eslabón fundamental en nuestra actuación y la responsabilidad que ha primado siempre, repito siempre, en nuestros planteamientos, son valores que los trabajadores de la minería debemos aportar a esa nueva Federación que se creará mañana. Debemos ser conscientes que la nueva organización por la que apostamos parte de culturas muy diferentes, de peculiaridades laborales muy específicas, de formas de trabajo sindical particulares. Ante ese nuevo nuevo marco de actuación conjunta con los compañeros de la química, energía, textil y piel debemos dar un amplio márgen de confianza a los responsables que mañana salgan elegidos.

Vosotros, compañeros, sabéis por experiencia que una organización no se crea de la noche a la mañana, y es lógico que en los primeros días de andadura se produzcan distorsiones y problemas que logicamente se deben solucionar en muy corto plazo con la comprensión y la entrega de todos nosotros. Esa comprensión y entrega es lo que ahora también os solicito cara al futuro próximo que todos tenemos por delante, ya que lo que ponemos en juego es nuestra competencia como el mayor sindicato que tiene España , así como una defensa más justa y efectiva de los intereses de todos nuestros afiliados. Esta fusión puede y debe salir bien. A todos nos va mucho en el empeño.

Carta del Presidente del gobierno español, Felipe González, al secretario general de los mineros españoles de U.G.T., Antón Saavedra, con la promesa de promulgar el ESTATUTO MINERO que desde hacía años se venía exigiendo.

Una vez dicho esto, unas palabras para el pasado. El hombre es el único ser vivo con memoria histórica y capacidad de reflexión. Es necesario por tanto recordar los hechos que han acaecido, y reflexionar  constructivamente  con objeto de aprender día a día y no volver a caer en los mismos errores. La FEDERACION ESTATAL DE MINEROS DE U.G.T., desaparecida ya en este acto, ha constituido una pieza importante en la configuración de lo que es, en este momento, nuestro sindicato. La FEDERACION ESTATAL DE MINEROS  DE U.G.T. ha propiciado desde su primer momento de existencia legal, según el ordenamiento constitucional vigente, el desarrollo de una política de concertación. Esta federación, sin dejar nunca de aplicar una política reivindicativa consistente, ha insistido hasta la saciedad de que era absolutamente necesario para proyectar un futuro sostenido en el sector minero, la necesidad de llegar a acuerdos tripartitos gobierno-empresarios-sindicatos. Esta posición, que ahora parece normal, la sosteníamos cuando desde la fortaleza de reivindicación parecía que estabamos contra marea. Y la historia nos ha dado la razón.

Esta federación ha insistido, hasta este momento presente, que era absolutamente  necesario llegar a la definición de una política minera para España, que partiendo de un aprovechamiento  equilibrado de nuestros recursos minerales, desarrollase y modernizase las explotaciones. Esto lo pedíamos cuando España estaba en pleno desarrollo económico. También parecía que estábamos nadando a contracorriente. Hasta en la Comisión Ejecutiva Confederal   no encontramos el eco debido. Hoy todo el mundo clama por la necesidad de que el gobierno aplique una política industrial. Y la historia nos ha dado la razón.

Esta federación, en los momentos en que un mal entendido “obrerismo” rechazaba a los técnicos, siempre consideró que la unión entre los técnicos y obreros era absolutamente necesaria para poder practicar un sindicalismo moderno. Este problema, que todavía no tiene resuelto nuestra organización, ha obligado a la creación de uniones de técnicos y cuadros, pero los índices de afiliación de los técnicos sigue siendo considerablemente bajos. Pero hemos intentado, según nuestras posibilidades, que esta fuerza social se uniese al movimiento sindical. Y la historia nos ha dado la razón.

Esta federación, al final de los años setenta, clamaba por la necesidad imperiosa de prestar atención debida a la problemática de la seguridad en el trabajo. Decíamos, a contracorriente siempre, que el problema de la accidentabilidad era como la punta de un iceberg que aparecía con toda su crudeza. Cuando este gobierno incrementó la precariedad en el trabajo, se vio la razón que teníamos al alcanzar los mayores índices en el sector minero. Y la historia nos dio la razón.

ANTON SAAVEDRA interviniendo ante los mineros en la primera huelga general sectorial con el gobierno felipista del PSOE para exigir la definición de una politica minera al servicio de España, donde las medidas de seguridad deben de ocupar un lugar a la cabeza de todo, los días 17 y 18 de noviembre de 1985.

Esta federación hizo la primera huelga sectorial contra este gobierno, constituyéndose en piedra de escándalo para el conjunto de la organización, cuando todo parecía que entre gobierno y sindicato las cosas marchaban bien. fuimos editorial del periódico “EL PAIS” dándonos la razón porque tampoco pedíamos nada del otro mundo.

Y, compañeeros, ¿ sabéis por que la historia nos ha dado la razón hasta el momento presente ? No es porque hubieramos tenido la condición de profetas. Ha sido porque hemos practicado un análisis de la situación serio y coherente. Porque dentro de nuestras reivindicaciones no ha existido, ni una sola, que se apartase de las que se venían practicando en el seno de la Confederación Europea de Sindicatos. Es decir, ahora que se habla tanto de Europa, en su día nos adelantamos en la práctica de un sindicalismo moderno, sin abandonar en ningún momento la dureza de nuestros planteamientos.

Pues bien compañeros, después de llevar esta razón, nos encontramos con la crisis anunciada de la minería, con una pérdida de empleo en los últimos gloriosos diez años de cerca del 40 por ciento, con la minería metálica por los suelos, con los organismos de investigación y tecnologia minera inoperantes, con las inversiones de investigación minera reducidas en un 80 por ciento sobre las que venía practicando el gobierno de la UCD, con los índices de accidentabilidad a la cabeza de Europa.

El exigimiento de soluciones de los problemas de la minería, llegó a lo más alto, hasta el despacho de Felipe González. El resultado le hemos visto y sufrido todos. No ha existido la más mínima sensibilidad para solucionar estos problemas. Durante estos diez años y únicamente para marear la perdiz el gobierno ha cambiado cinco veces de Director General de Minas. Esta Dirección General ha sido la de mayor movilidad en el conjunto de la Administración pública del país. Esta falta de total sensibilidad ha conducido a que únicamente se solucionen problemas puntuales en alguna empresa.

Pues bien, compañeros, si por reivindicar lo que pide la Confederación Europea de Sindicatos, si por pedir un acuerdo como el que han alcanzado el Sindicato Minero Alemán con su Gobierno Federal y autonómico junto con la patronal y usuarios este mismo año, hemos sido tachados de aventureros, ¿ qué es lo que podemos esperar de este gobierno si bajamos la guardia ?  A los que queden activos dentro del sector yo les pediría que continuasen perseverando en la línea de llegar a acuerdos.Pero acuerdos consistentes, con garantías para los trabajadores y para la explotación de la riqueza nacional. No acuerdos para intentar salvar la casa y dejar a las comarcas mineras en sus respectivas regiones españolas convertidas en zonas de pensionistas, jóvenes parados y territorios asolados.

ANTON SAAVEDRA, en el Pozo Nicolasa de Hunosa, presidiendo la Comisión Parlamentaria que investigó el terrible accidente minero en el Pozo Nicolasa, causando la muerte de 14 compañeros.

Por último dos recuerdos. Dos recuerdos muy sentidos y profundos. El primero hacia quien fue el verdadero creador, con la ayuda de casi todos los componentes, de la Federación Estatal de Mineros de U.G.T., nuestro compañero ANTON SAAVEDRA, artífice de la mayor conquista social lograda por los mineros, como ha sido el ESTATUTO MINERO, con la jornada laboral de 35 horas semanales, de lunes a viernes.  El recuerdo para ANTON, al que después de padecer de lleno los problemas a que nos estamos refiriendo, en un momento determinado su gran corazón de hombre de bien no pudo resistir más y se rompió con un maldito infarto, que ha superado felizmente, que sigue trabajando por la minería y por la U.G.T., a la que ha dedicado lo mejor de su vida en esa tesitura, un recuerdo profundo de agradecimiento. En segundo lugar un recuerdo, todavía más sentido, hacia esos más de 400 compañeros que han perdido sus vidas en nuestras minas en los últimos diez años, que estarían quizá vivos si nosotros hubieramos trabajado sindicalmente mejor, si no hubiese existido la voracidad e ineficacia de esos que se denominan empresarios y si este gobierno no hubiera perdido la conciencia social y la sensibilidad hacia los problemas de la minería.

Queda clausurado el último Congreso de la FEDERACION ESTATAL DE MINEROS DE LA UNION GENERAL DE TRABAJADORES.

Anuncios

Acerca de ANTON SAAVEDRA RODRIGUEZ

Hola a todos, soy Antón Saavedra y vivo en la cuenca minera asturiana del Nalón. Nacido en Moreda de Aller, (Asturias) el 30 de mayo de 1948, desde la edad de cinco años vivo en la barriada minera de La Juécara (LANGREO). Allí, en la Academia Mercantil de La Felguera (Frailín) cursé mis estudios de bachillerato por libre, y a la edad de 20 años, después de haber sido despedido de Constructora Gijonesa, Duro Felguera y Montajes de Ciaño por motivos sindicales, empezé a trabajar en la minas de Hunosa (Pozo Fondón) con la categoría de ayudante barrenista hasta el año 1974 que pasé a desempeñar el cargo de Graduado Social en el Grupo Siero (Pumarabule y Mosquitera). Posteriormente me licencié en Relaciones Industriales por la Universidad de Alcalá de Henares, y actualmente curso estudios para la licenciatura de Ciencias Políticas. Afiliado a la UGT y al PSOE en los inicios de los años 70, fui secretario general de la Federación Estatal de Mineros de UGT (1976-1989), vicepresidente de la Internacional de Mineros (1978-1990), y miembro del Comité Ejecutivo Confederal de UGT (1976-1988).Desde 1986 hasta 1994 ocupé un lugar en la Mesa del Comité Consultivo de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA) en representación de España. Durante este periodo participé como ponente en varios congresos y conferencias sindicales a nivel internacional, actuando en nombre de los trabajadores españoles ante la OIT, siendo autor del libro-informe publicado bajo el título “EL CARBON:UNA ALTERNATIVA A LA CRISIS ENERGETICA”, que fue asumido por unanimidad de los miembros de la CECA como ponencia base en el debate sobre la politica energética comunitaria en 1991. Entre los años 1991 y 1998 fui diputado del Partido de Acción Socialista (PSOE histórico) en el Parlamento Asturiano por las lista de IU, así como miembro de sus respectivos comités ejecutivos federales. Soy autor de “SECUESTRO DEL SOCIALISMO” y “EL HEREDERO DE SURESNES” de muy recientísima aparición.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s