MALDITA CRUZADA EN NOMBRE DE DIOS.- XI

El traidor general de la voz amariconada, Francisco FRANCO Bahamonde, ataviado cual heróico paladin a la búsqueda del Santo Grial y revestido de una aura artúrica, rodeado de sus simbólicos apoyos y sustentos: la Iglesia Católica, el Ejército colonial africano, la Falange, el tradicionalismo y ¿ cómo no ? el inefable Santiago Apostol en su blanco caballo.

“Con inmenso gozo nos dirigimos a vosotros, hijos queridísimos de la Católica España, para expresaros nuestra paternal congratulación por la paz y la victoria con que Dios se ha dignado coronar el heroismo cristiano de vuestra fe y vuestra caridad. Levantando nuestro corazón al señor, agradecemos sinceramente, con V.E., deseada victoria  católica España. Hacemos votos porque este queridísimo país, alcanzada la paz, emprenda con nuevo vigor sus antiguas y cristianas tradiciones que tan grande lo hicieron.”

(Telegrama enviado por el papa PIO XII a FRANCO al acabar la primera parte de la CRUZADA en 1.939)

En estos aciagos tiempos que nos toca vivir en que la memoria y el testimonio de verdad y de justicia sufren embates por parte de aquellos interesados en seguir perpetuando la desigualdad y la mentira, la Iglesia Católica continua con su rearme moral e ideológico a la vez que prosiguiendo en su particular CRUZADA siempre en favor de la recuperación de su propia Memoria Histórica. La visita del exmilitante de las Juventudes Hitlerianas BENEDICTO XVI, entre el 18  y el 21 de agosto a España, forma parte de su grotesco montaje.

Esta sacrosanta institución, tan  experta ella en moldear el presente, ajustándolo de forma harto “caritativa” a sus intereses y necesidades, siempre se ha caracterizado por reiventar a la manera del Gran Hermano orweliano su propio pasado y el de sus adversarios, para acomodarlo a su conveniencia, recreándolo y maquillándolo, cuando no suprimiendo del recuerdo y de los textos coetáneos sus manifiestos errores y “pecados capitales”, fabulando y justificando de una manera hagiográfica su panegírico de aparentes virtudes, supuestamente heróicas, sacras e inspiradas por el Espiritu Santo.

Joseph RATZINGER, el papa BENEDICTO XVI, perteneció durante los años 1.941 y 1.942 a la principal organización del Partido Nazi para adoctrinamiento de los jóvenes, como era la Juventud Hitleriana, en donde no se rendía culto al Dios cristiano, sino al Führer Adolf Hitler, defendiendo el nazismo con las armas en la mano, como integrante de una unidad de artillería antiaérea perteneciente a la Wehrmacht…

De esa manera, la Iglesia Católica Española siempre ha procurado ocultar del conocimiento histórico e historicista de los españoles de a pié su responsabilidad directa en la mayor parte de las guerras, matanzas, calamidades e injusticias sufridas por la humanidad en los últimos veinte siglos. Y muy particularmente en nuestro país, así lo ha hecho y lo sigue haciendo, cubriendo con un manto de espeso silencio el oprobioso papel histórico que desempeñó haciendo frente a los ideales de la libertad inspirados en la Revolución francesa, al constitucionalismo de 1.812, al liberalismo de 1.820, al tímido parlamentarismo isabelino, al republicanismo de La Gloriosa y al igualitarismo de finales del siglo XIX y de todo el XX. La católica inspiración del MOTIN DE ESQUILACHE y de los CIEN MIL HIJOS DE SAN LUIS, las fanáticas conspiraciones involucionistas de las que el cura Jerónimo MERINO fue uno de los máximos exponentes, los desvaríos regicidas del otro cura MERINO, o las intrigas palaciegas  del padre CLARET y de la MONJA DE LLAGAS, fueron sólo hechos puramente anecdóticos que permitieron a la plebe y la burguesía del diecinueve apreciar y comenzar a rechazar la poderosa influencia de una iglesia retrograda e inmovilista en la vida política y social de España.

Este repugnante y reaccionario papel  de la Iglesia española se agudizaría no obstante durante el desarrollo del movimiento obrero en los primeros años del siglo XX, hasta el punto de que, viendo amenazados sus privilegios y su holgada posición de poder  e influencia, a la vez que peligraba su cuenta de resultados y su ingente inventario inmobiliario  – la Iglesia española era y es una enorme potencia capitalista, que acumulaba las acciones bancarias con el sistema de los préstamos usurarios; las inversiones en la industria  o el transporte con las comerciales, sin desdeñar los lugares de diversión y hasta los cabarets -, se lanzó con sus pastores a la satanización y persecución desde sus púlpitos, desde sus medios de comunicación  y desde la clase política donde tenía predicamento e influencia, de las personas y partidos que defendían la consecución de la igualdad, la difusión de la educación y la cultura – en el año 1.930 el CUARENTA Y CINCO por ciento de los españoles eran analfabetos totales y un ¡¡¡ MILLON Y MEDIO DE NIÑOS !!! en edad escolar no asistían  a ningún centro  de enseñanza por falta de escuela -, al legítimo espiritu del laicismo y secularización de la vida pública y de la enseñanza, a la universalidad de los derechos políticos y, en suma, la equidad en la distribución de la riqueza y de los excedentes asimétricamente acumulados en manos de unos pocos. Por ello, a nadie debe sorprender que, el mismo día 14 de Abril de 1.931 el Cardenal Primado, los Obispos y los párrocos se alzaran  fulgurantemente  contra la II REPUBLICA, una vez proclamada esta tras la huida y abdicación del impresentable y nefasto rey borbónico, ALFONSO XIII.

“Los pastores de la iglesia católica, apostólica y romana de la España franquista llevaban pistolas para asesinar a sus hermanos; y lo que era mil veces peor, en sus labios, en vez del perdón, siguen llevando palabras de injuria y calumnia”. Eso sí, fueron castresemente condecorados, alcanzando alta graduación militar por sus fechorías.

Ni siquiera había transcurrido un mes de la proclamación republicana, cuando con fecha 1 de mayo, el Cardenal Primado de España, Pedro SEGURA y Sáez, hacía pública una agresiva pastoral indicando a sus fieles la conducta hostil que deberían seguir ante el nuevo régimen democrático y progresista: “… cuando los derechos de la religión están amenazados, es deber imprescindible de todos unirnos para defenderla y salvarla. No es tiempo de largos discursos, sino de orar, de obrar, de trabajar, de sacrificarse si es preciso por la causa de Dios y por el bien de nuestra amada patria…”, una auténtica declaración de guerra que marcaba la pauta beligerante a seguir por la Iglesia hasta lograr el tan ansiado por ella final de la República y el exterminio de sus dirigentes, defensores y simpatizantes una vez triunfante el sanguinario golpe fascista del 17 de julio de 1.936: “Paz sí. Pero cuando no quede un adversario vivo” ( Cardenal Isidro GOMÁ); “Benditos sean los cañones si en las brechas que abren florece el Evangelio”(Santos Díaz y Gómara, Obispo de Cartagena); “La guerra es necesaria y una gran escuela forjadora de hombres” (Pla y Deniel, Obispo de Salamanca); fueron algunas de las “lindezas” de aquellos asesinos del crucifijo en la pechera de su sotana, la cual no servía para otra cosa que para ocultar su pistola del nueve largo. La verdad histórica, pese a quien pese, es que la Iglesia recibió a la República como un cataclismo, y la guerra civil como una bendición de Dios, luchando de manera tan sutil como eficaz contra ella, y sumándose al “glorioso alzamiento fascista” desde el primer instante en que Emilio MOLA “el director” publicó su bando de exterminio y terror. Por si hubiere alguna duda, quien mejor lo explicaría por escrito sería el mismísimo Cardenal Primado de España , Isidro GOMÁ: “¿ La guerra de España es una guerra civil ? No; es una lucha de los sin Dios contra la verdadera España, contra la religión católica (…) y el general Franco un instrumento de los planes de Dios sobre la tierra.”

“Nosotros realmente ardemos de codicia y mientras vociferamos contra el dinero llenamos nuestros jarrones con oro y nada nos es suficiente” decía el Obispo Jerónimo, mientras otros colegas suyos iban sembrando de cruces ensangrentadas los campos y tierras de España…

NO, no es verdad la explotación propagandística del manoseado argumento por el cual la iglesia sufría una implecable persecución por parte de los gobiernos de la II REPUBLICA. La verdad histórica prueba de manera fehaciente que no hubo persecución de ninguna clase y que todas las actividades religiosas pudieron practicarse  con plena y absoluta libertad. Más bien ocurrió todo lo contario, diría yo, por parte de la Iglesia contra la República, con el propósito de continuar conservando la misma influencia social, política y económica, sobre todo económica, que en el pasado, y la desarrollada por las asociaciones católicas y grupos monárquicos, los cuales no cesaron un momento de conspirar contra el nuevo régimen, destacando entre ellos, el funesto rey borbónico ALFONSO XIII desde cualquier “puticlub de Paris” o cualquier cacería en su dorado exilio, cuya única actividad que se le conoce como rey de España, al margen de “joder siempre al pueblo llano” fue “consagrar nuestro país al Sagrado Corazón de Jesus”. Aquella Iglesia, la misma de ahora, que con tanto celo condenaba la tentación de los bienes materiales acaparaba ¡¡¡ UN TERCIO DE LA RIQUEZA NACIONAL !!!, cobrando el producto de Cruzada, los Acervos Pios, los bienes de Capellanías, los aranceles diocesanos, las Colecturias de Misas, el arancel parroquial, los bienes de Patronatos y Fundaciones Pias, la Obra Pia y diversos tributos, al margen de las consignaciones presupuestarias que en el año anterior a la proclamación de la República fue de 66.984.509,82 pesetas, aunque las cifras reales nunca se supieron, ya que, la Iglesia siempre ocultó la mayor parte de sus bienes situándolos a nombre de “hombres de paja”, caso concreto de Valentin Ruiz Senen, considerado el hombre de la Iglesia en la presidencia de nueve empresas, vicepresidente en seis u consejero en otras veintiocho más pertenecientes a los sectores de la minería, eléctricas, banca, ferrocarriles, veinte por ciento de la campiña española, bienes de equipo y hostelería.

Aunque la Iglesia sigue empeñada en recordar a sus mártires, como el monumento al Jefe de FET y JONS en la catedral de Cuenca, ésta debe de pedir perdón al pueblo español por los crímenes cometidos. Sólo de esa manera podrán evitar que las voces del pasado siempre les recuerden su papel de colaboración con el verdugo…

Sin embargo, tras los CUARENTA AÑOS de la dictadura fascista en los que la Iglesia quedó convertida en la pricipal beneficiaria de la SANTISIMA CRUZADA NACIONAL – en realidad, la Iglesia no era un Estado dentro del Estado, como tantas veces se ha dicho, sino el Estado mismo, cuya administración había sido cedida por ella en tanto que representante de Dios – vuelve a retomar con nuevos bríos su supuesto papel de víctima de la Guerra Incivil con las consabidas mentiras y embustes.

“A veces es necesario saber olvidar”, nos dice el Presidente de la Conferencia Episcopal Española, el fascista Angel Maria ROUCO VARELA. Es decir, a la Iglesia católica le gusta seguir recordando lo que perdió y sufrió durante la República y sobre la Guerra Incivil, la otra violencia, aquella que el clero no dudó en bendecir y legitimar tiene la desverguenza de manifestar impúdicamente de que se están abriendo “viejas heridas”… exactamente las mismas que ellos mismos junto con Franco y el fascismo internacional produjeron con el “glorioso alzamiento” contra un gobierno legítimo salido de la voluntad y soberanía popular, y una guerra que ganaron juntos, y juntos gestionaron la paz, aquella paz de los cementerios que nos cantaba el ínclito VICTOR MANUEL en honor del dictador; una paz a su gusto, con las fuerzas represivas repartiendo “tralla” a los cautivos y desarmados rojos, mientras los obispos y clérigos supervisaban los valores morales y educaban a las masas en los principios del dogma católico, que no cristiano.

Su Santidad, el genocida Francisco FRANCO por Obra y Gracia de Dios, paseando bajo Palio tras el final de la primera parte de la SANTISIMA CRUZADA NACIONAL…

El Rouco Varela ese, quiere que todos olvidemos lo sucedido en la guerra y en la postguerra inciviles que padeció nuestro país, pretendiendo con sus ofensivos ladridos de perro doberman que nos olvidemos de que todavía miles de españoles están tirados en las cunetas y en las tapias de los cementerios a la espera de que este país tenga el arrojo necesario de sacarlos a la luz para darles digna sepultura. Pues no, el pueblo español sabrá ser generoso cuando se le deje saber lo que ocurrió realmente en los años más negros de la Historia de España. Desde la verdad, desde el conocimiento, desde la restauración de la dignidad arrebatada por los uniformes y las sotanas del franquismo es posible decidir si perdonar o no a los autores del genocidio español. Pero ningún país puede pasar página cuando los paisanos y les paisanes caminan sobre los cadáveres de sus familiares… Y, mientras esto no ocurra, mientras la iglesia no pida perdón al pueblo por los crímenes cometidos y apoye la restitución de la memoria de las víctimas del franquismo, cada vez que vea una sotana o purpurado, mi MEMORIA seguirá asociada invariablemente con aquellos que aguantaban el Santo Palio para proteger de las inclemencias a su Santidad el genocida dictador Francisco FRANCO por la Gracia de Dios.

ANTON SAAVEDRA

Anuncios

Acerca de ANTON SAAVEDRA RODRIGUEZ

Hola a todos, soy Antón Saavedra y vivo en la cuenca minera asturiana del Nalón. Nacido en Moreda de Aller, (Asturias) el 30 de mayo de 1948, desde la edad de cinco años vivo en la barriada minera de La Juécara (LANGREO). Allí, en la Academia Mercantil de La Felguera (Frailín) cursé mis estudios de bachillerato por libre, y a la edad de 20 años, después de haber sido despedido de Constructora Gijonesa, Duro Felguera y Montajes de Ciaño por motivos sindicales, empezé a trabajar en la minas de Hunosa (Pozo Fondón) con la categoría de ayudante barrenista hasta el año 1974 que pasé a desempeñar el cargo de Graduado Social en el Grupo Siero (Pumarabule y Mosquitera). Posteriormente me licencié en Relaciones Industriales por la Universidad de Alcalá de Henares, y actualmente curso estudios para la licenciatura de Ciencias Políticas. Afiliado a la UGT y al PSOE en los inicios de los años 70, fui secretario general de la Federación Estatal de Mineros de UGT (1976-1989), vicepresidente de la Internacional de Mineros (1978-1990), y miembro del Comité Ejecutivo Confederal de UGT (1976-1988).Desde 1986 hasta 1994 ocupé un lugar en la Mesa del Comité Consultivo de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA) en representación de España. Durante este periodo participé como ponente en varios congresos y conferencias sindicales a nivel internacional, actuando en nombre de los trabajadores españoles ante la OIT, siendo autor del libro-informe publicado bajo el título “EL CARBON:UNA ALTERNATIVA A LA CRISIS ENERGETICA”, que fue asumido por unanimidad de los miembros de la CECA como ponencia base en el debate sobre la politica energética comunitaria en 1991. Entre los años 1991 y 1998 fui diputado del Partido de Acción Socialista (PSOE histórico) en el Parlamento Asturiano por las lista de IU, así como miembro de sus respectivos comités ejecutivos federales. Soy autor de “SECUESTRO DEL SOCIALISMO” y “EL HEREDERO DE SURESNES” de muy recientísima aparición.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a MALDITA CRUZADA EN NOMBRE DE DIOS.- XI

  1. Natacha Gutiérrez dijo:

    Muy buen reportaje. Ni olvido ni perdón. Los abuelos y padres deben enseñar sus vivencias a sus allegados, para que no queden en la manipulación de ciertos libros y la manipulación estatal. Yo nací en el 72, y x llevar nombre “comunista”, no católico ni español, mis padres tuvieron problemas a la hora de inscribirme en el registro civil español.(Les obligaron a ponernos el Mª delante, si me ponían mi nombre). Y sé de gente que 3 años después, es decir, en el 75 y 78, tuvieron también problemas al registrar los nombres de sus hijos en España.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s