SAUS Y ARAMIL, DOS MINAS PARA LOS MASONES

No había dinero para comprar lámparas para la seguridad de los trabajadores peero si para adquirir los coches más ostentosos de la época, como este Automóvil Panhard, de 27 H.P., de los Hermanos Felgueroso

Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s