CARBÓN DE SANGRE

Carlos Ferrer Salat (Barcelona, 22 de marzo de 1931 – 18 de octubre de 1998) fue un economista, empresario y político  español,  siendo el impulsor y fundador de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE (1987-1998).

“Puedo decir que algunos propietarios de minas integradas en HUNOSA me han dicho, más o menos confidencialmente, que si hubiesen sabido el precio que el Estado les iba a pagar hubiesen comprado antes muchas otras minas”.

Carlos Ferrer Salat, presidente de la CEOE. (Actualidad Económica”, 16 de mayo de 1970)

Refiriéndome a los comienzos de la década de 1840 y una vez concluida la primera guerra carlista, las noticias relativas a la abundancia y calidad de los recursos mineros asturianos, junto con ciertas revisiones introducidas en la Ley de Minas, consiguieron atraer a la región a los capitales extranjeros y a la burguesía española, cuyas empresas introdujeron las técnicas mineras para el laboreo del carbón por medio de técnicos foráneos.

No obstante, si por algo se ha caracterizado la minería asturiana a lo largo de su historia ha sido por una sistémica corrupción mafiosa en la que estaban y siguen estando implicados todo tipo de empresarios, inspectores de minas, ingenieros, las elites de los municipios mineros y de la región que intervinieron en su desarrollo, así como dirigentes del sindicalismo minero, motivo principal de este capítulo.

Alejandro María de Aguado y Remírez de Estenoz, en francés Alexandre Aguado, (Sevilla, 29 de junio de 1784-Gijón, 12 de abril de 1842) fue un banquero español, Marqués de las Marismas del Guadalquivir.

Desde personajes de la nobleza y el mundo de las finanzas, como Alejandro Aguado, marqués de las Marismas del Guadalquivir (1784-1842), el afrancesado y banquero parisino favorito de Fernando VII o el grupo financiero encabezado por el marido morganático de  la reina María Cristina de Borbón, el sargento militar Agustín Muñoz, posteriormente duque de Riánsares (1808-1873), pasando por los conocidos cuatreros como  Vitorino Alonso “Don Vito” en León y Teverga o Fernando Brugos “El Ruchu” en La Camocha, hasta llegar a sindicalistas como el secretario general del SOMAFIA-UGT, José Ángel Fernández Villa y sus “consiglieris”, en sus versiones del “VILLAMOCHO” y la más reciente del “Caso HULLA”, por no hablar de empresas como Iberdrola o Endesa, todos ellos y ellas que, con la implicación gubernamental del momento, siempre estuvieron más interesados en la especulación con las acciones de las empresas mineras que en “hacer mina”, practicando un capitalismo de amiguetes en el que también intervenían alcaldes metidos en la trama minera, extendiendo la corrupción en las ventas del carbón extranjero que hacían pasar como carbones autóctonos, no solo para evitar el pago de los aranceles establecidos sino para ganar colosales cantidades de dinero a través de un fraude a la hacienda española, conocido y consentido por las administraciones, muchos de sus funcionarios implicados también en el negocio de las “tramas mafiosas del carbón”.

Así las cosas, de acuerdo con el magnífico y exhaustivo trabajo del profesor universitario asturiano, Luis Aurelio González, publicado en su libro “ORO NEGRO, DINERO SUCIO” (octubre de 2017) el desarrollo minero-industrial de Asturias, históricamente hablando, fue realizado en un ambiente de corrupción, mediante diferentes argucias legales, como la constitución de sociedades pantallas instrumentales, evitando la restrictiva legislación minera en dimensión de los registros, así como el pago de impuestos, práctica que iniciaría el citado Marqués de las Marismas, Alejandro Aguado, con la constitución de una multitud de compañías con “amiguetes” de su círculo más próximo, para poder hacerse  con grandes cotos mineros en los concejos de Langreo y Siero, todo ello, con el consentimiento o anuencia de los inspectores del distrito, en la mayoría de las ocasiones también fomentadas por el propio gobierno de la nación, tal y como se puede leer en los periódicos de la época.

Agustín Fernando Muñoz y Sánchez, (Tarancón, 4 de mayo de 1808–El Havre, 13 de septiembre de 1873),​ I duque de Riánsares, grande de España, I marqués de San Agustín y I duque de Montmorot en Francia, fue un militar español, caballero de la Insigne Orden del Toisón de Oro y segundo esposo de la reina regente María Cristina.​

En este mismo orden de cosas, el tal Duque de Riánsares, esposo de la reina Borbona María Cristina, sería la cabeza principal de un grupo de políticos-empresarios que utilizaban sus privilegiadas relaciones con el aparato del Estado para enriquecerse, es decir un grupo que había institucionalizado una forma absolutamente corrupta de hacer negocios en torno al carbón. Un grupo sin el cual, durante muchos años, no se podía emprender ningún tipo de negocios fuera de su entramado mafioso, basando sus actividades corruptas en la búsqueda de beneficios rápidos mediante la especulación, el robo y la estafa permanente al Estado, empezando por las grandes subvenciones que consiguió para la construcción del Ferrocarril de Langreo – tercer ferrocarril que funcionó en España y piedra angular sobre la que se asentó la expansión minera e industrial de aquellos años, iniciando su andadura en 1852 para transportar el carbón de la cuenca minera del Nalón hasta el puerto marítimo de Gijón –, así como la aplicación interesada de la legislación española de compañías por acciones en la liquidación de The Asturias Mining Company; lo mismo que la  excepción que consiguió en la aplicación de la legislación sobre sociedades para su Compagnie Miniére et Métalurguique des Asturies.

Mujeres mineras cargando el carbón de las minas asturianas en los vagones del Ferrocarril de Langreo

Pero, también en esa temprana época comenzaban algunos empresarios mineros en Asturias con el tráfico de carbones, comprando carbón en el extranjero para revenderlo como carbón autóctono, consiguiendo sustanciales beneficios al evitar el pago de los aranceles, una práctica que sigue muy vigente al día de hoy, tal y como trataremos de demostrar documentalmente.

A modo de ejemplo, y dentro de este sucio escenario, durante el periodo comprendido entre 2010-17, la empresa ENDESA abasteció sus centrales españolas con carbón procedente de las conflictivas minas Cesar, ubicadas en el municipio colombiano de La Jagua de Ibirico, tal y como ha revelado en 2018 la empresa propietaria de Endesa – la italiana ENEL – durante su Junta de Accionistas celebrada en Roma, el 27 de mayo de 2018.

Para entender el por qué ENEL ha realizado ahora este doloroso acto de sinceridad delante de sus accionistas es necesario remontarse a las primeras investigaciones sobre este “carbone insanguinato”, que es como los accionistas críticos denominaban al mineral en los documentos oficiales de la compañía.

Documento de la empresa eléctrica ENEL denunciando en su Junta de Accionista las actuaciones mafiosas de ENDESA en la minería colombiana

En junio de 2014, Pax – una organización católica holandesa que lleva décadas trabajando en Colombia para ayudar a las víctimas del conflicto armado -, entregaba un informe en el que habían empleado varios meses de trabajo e investigación para su realización, cristalizando el mismo en la publicación de “El lado oscuro del carbón: violencia paramilitar en la región de César”. En el mismo se analizaban las relaciones entre grupos paramilitares y las empresas mineras que habían explotado la región de César desde mediados de los años noventa, siendo las empresas principales en la explotación la estadounidense Drummond, la suiza Glencore, que entró en Colombia adquiriendo Prodeco y sus minas en 1995, y finalmente Goldman Sachs que controlaba un número de proyectos locales bajo la marca Colombian Natural Resources, CNR. Aquel informe pasó desapercibido en Colombia, pero no así en Europa, donde comenzó su sigilosa escalada hasta acabar en manos de los principales accionistas de ENEL incluyendo a su director ejecutivo Francesco Starace: “Tomaremos en serio todas las indicaciones que nos habéis dado, pero estamos cansados ya de esta historia y el carbón de Colombia nos interesa lo justo. Iremos a ver en persona qué pasa en Colombia y si no nos gusta, saldremos”.

En efecto, ENEL viajó a las minas de Colombia para pedir aclaraciones, resultando evidente que las respuestas no fueron satisfactorias porque a la vuelta decidieron cortar la relación con la promesa de que no comprarían más carbón en César, pero sí en La Guajira.

“De acuerdo al seguimiento realizado por la ENS, desde el 1 de enero de 1973 hasta el 30 de noviembre de 2018, en las zonas mineras de Colombia se han registrado al menos, 14.805 violaciones a la vida, libertad e integridad cometidas contra sindicalistas, por bandas paramilitares contratadas por las empresas. Entre éstas, 3.180 homicidios, 406 atentados contra la vida, 242 desapariciones forzadas, 7.281 amenazas de muerte y 1.900 desplazamientos forzados”, se revela en este informe. De los sindicalistas quienes han perdido su vida, 2.849 son hombres, 331 son mujeres y 929 son dirigentes sindicales.

Cuando el conflicto armado entre ejército y paramilitares bajó de intensidad a comienzos del siglo XXI, la actividad comercial de estas empresas se disparó, y lo mismo ocurrió con las denuncias sobre su actividad. Los datos arrojados apuntan a que, desde 1996, más de 3.000 personas han sido asesinadas en César y más de 50.000 han sido desplazadas a la fuerza de sus tierras para dejar paso a las explotaciones de carbón. Al mismo tiempo, el incremento de la producción hizo caer el precio del carbón en los mercados internacionales y las principales compañías eléctricas europeas se lanzaron por el carbón colombiano. Estás prácticas criminales de estas sucursales mineras colombianas – Drummond y Prodeco-Glencore y Goldman Sachs – no son nuevas, aunque es la primera vez que la ENEL y ENDESA admiten haber trabajado con ellas. El sindicalista colombiano Javier Orozco Peñaranda, exiliado en España, con el que tuve el honor de compartir una charla, nos decía que “el carbón que se importa de Colombia se saca en condiciones de esclavitud”.

El 95 por ciento del carbón extraído en Colombia se exporta – de eso 70 por ciento a Europa, entre los que se encuentra España, obteniendo altas para los consorcios energéticos –, a costa de ese “carbón de sangre.
Pero también fuera de las minas la explotación de carbón exige sus víctimas:
Aproximadamente 130.000 personas fueron expulsadas, gran parte de manera violenta, durante los años pasados solo en la región de las minas de Cerrejón.

Este “carbón de sangre”, a base de mano de obra esclava en unas condiciones laborales aberrantes y paramilitares contratados por estas empresas mineras para matar a los sindicalistas mineros y echar a los granjeros de sus tierras, es el que asegura el suministro a los países de Europa, entre los que se encuentra España, obligando a cerrar sus minas porque es mucho más barato – dicen -, aunque sea otra de las grandes mentiras que se manejan en el mercado.

Paradójicamente, días antes de que ENEL anunciara su ruptura con las empresas aludidas, una delegación de empresas asturianas encabezadas por Isaac Pola, exDirector General de Minería y Energía y exconsejero de Industria en el gobierno autonómico del Principado de Asturias, visitaban las instalaciones de esas empresas mineras en Colombia para cerrar “alguna contratación para empresas asturianas”, siendo el puerto gijonés del Musel la principal vía de entrada del carbón colombiano en España, hasta dejarlo convertido en la mayor mina de España, con millones y millones de toneladas amontonadas con ese “carbón de sangre” a la espera de su especulación en el mercado de futuros, sobre todo, después de que el gobierno español procediera al cierre de todas sus explotaciones mineras.

Pero este “carbón de sangre” no solo era extraído en tierras colombianas, porque sus métodos mafiosos y criminales también se practicaban en nuestro país, concretamente en la localidad asturiana de Teverga, de la mano del cuatrero Vitorino Alonso “Don Vito”, que comentaremos a continuación.

De repente, aquellas minas teverganas de HULLASA, que durante muchos años habían estado intervenidas por la Hacienda Pública, comenzaron milagrosamente a obtener beneficios desde el primer día de la gestión de “Don Vito”. Pero lo más sorprendente era que, con más de la mitad de la plantilla en el paro y sin haber invertido una sola peseta de los ¡¡¡ dos mil millones de pesetas !!! que tan generosamente había recibido del gobierno felipista del PSOE para modernizar las instalaciones, “extraía” el total de la producción que le había asignado el Gobierno. ¿Cómo era posible que la explotación minera tevergana se transformase, de la noche a la mañana, en el negocio más rentable de la economía española?

El modus operandi consistía en trasladar en camiones el carbón importado desde la zona portuaria hasta una explanada que tenía “Don Vito” en el pueblo gijonés de Pinzales, donde también se llevaba el carbón extraído en Teverga, Minas de Ventana y otras cortas a cielo abierto de la zona, al margen de los camiones con residuos de lavadero y escombrera que también basculaban allí, para proceder a mezclarlo y colocarlo estratégicamente en la caja del camión que descargaría en térmica un 60 por ciento de carbón y otro 40 por ciento de tierra, de tal manera que con una tonelada de carbón sudafricano colombiano, adquirida por aquel entonces al precio de 4.000 pesetas, se sacaban casi dos toneladas y media vendidas al precio de 16.000 pesetas cada tonelada, siendo abonada la diferencia de 4.000 a las 16.000 pesetas por el Estado. Como la operación resulta sumamente sencilla de realizar, cada uno puede echar sus propias cuentas, y cuando lo multiplique por la cantidad de millones de toneladas de carbón que se meten en las térmicas españolas en esas condiciones, se podrá comprender el súbito enriquecimiento de tanto “chorizo” felipista a cuenta del robo multimillonario que se comete, se sigue cometiendo, contra nuestra Hacienda Pública en una descarada connivencia con los gobiernos del PSOE, en sus vertientes estatal y regional.

Pero, ¿quién coño era aquel Victorino Alonso García? ¿De qué cloaca habían sacado semejante hampón para transformarlo en el empresario minero por excelencia del régimen felipista del PSOE? ¿Por qué los gobiernos del bipartidismo PPSOE le permitían continuar con sus prácticas mafiosas, permitiéndole incluso que siga extrayendo carbón en explotaciones a cielo abierto totalmente ilegales, dándose la grotesca situación de que muchas de las cuales se realizan en territorio leonés del Valle de Laciana, declarado ni más ni menos que Reserva Mundial de la Biosfera? ¿Cómo se puede tener la cara de cemento armado para “machacar” constantemente al sufrido contribuyente español, y a la vez permitir a este narco-carbonero la realización de uno de los mayores fraudes contra el erario público?

A pesar de haber sido prohibido por varios Tribunales de Justicia y, especialmente, por el titular del Juzgado nº 2 de lo Contencioso-Administrativo de León, Fernando Javier Muñiz Tejerina, que instruyó la causa que ha provocado la SENTENCIA DE PARALIZACION Y CLAUSURA DE LA EXPLOTACION, el narco-carbonero DON VITO continuaba expoliando impunemente el carbón a cielo abierto de EL FEIXOLIN y otras, en pleno corazón de una RESERVA MUNDIAL DE LA BIOSFERA…

¿ Cómo es posible que a un personaje de esta calaña, que había tenido la desfachatez de prestar declaración bajo juramento ante los Tribunales Superiores de Justicia para afirmar que “no soy propietario ni de tan siquiera una de las acciones de cualquiera de la empresas del GRUPO ALONSO, es decir, tengo un componente accionarial igual a cero”; que incluso no presentaba declaraciones de patrimonio ni de renta, porque decía no tener más patrimonio que una vieja moto y vivía de las “propinas” de su padre, se le adjudicase por parte de Caja España – presidida y gestionada por los hombres de la máxima confianza del exsecretario general del PSOE y expresidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero -, la mayor empresa minera privada del país ? Me refiero, claro está, a la histórica MSP del conde de los Gaitanes, la cual había sido víctima de una polémica quiebra instada por la Cajastur “areccina” y la Caja España “zapateril”, pasando a ser propiedad de esta última entidad financiera, donde su presidente, Ángel Villalba, exsecretario general del PSOE castellano-leonés y excandidato a la presidencia del gobierno autonómico, se hizo con un asiento en su consejo de administración hasta finales del año 2.000.

DON VITO con su “protector” José Luis RODRIGUEZ ZAPATERO, expresidente del gobierno español… no en vano los grandes asuntos jurídicos del narco-carbonero se llevaban desde el despacho del padre de Zapatero, el exdecano del colegio de abogados de León y secretario del ayuntamiento leonés durante el franquismo…

La cuestión era que todo ese entramado mafioso de “Don Vito” era perfectamente conocido por los “hombres fuertes” del PSOE en las comarcas mineras lacianegas y bercianas de León, pero muy especialmente por el hombre de la máxima confianza de Zapatero en la presidencia de Caja España, Ángel Villalba, y sería éste quien a la hora de adjudicar una empresa de aquellas características a un “insolvente” que ni siquiera pagaba la manutención de las hijas que había tenido en su primer matrimonio con María del Mar Blanco Diaz, ordenó que figurase en el encabezamiento de la empresa la denominación genérica  de Grupo de Empresas de “Don Vito” (GEVA), donde ya figuraba Don Vito” como presidente, administrador único o apoderado de cada una de las 39 empresas que componían el grupo por aquellas fechas.

En este entramado mafioso de empresas GEVA, con un capital social en torno a los 2.000 millones de pesetas, y un movimiento de dinero en suministros superior a los 40.000 millones de pesetas anuales, “Don Vito” utilizaba para la constitución de las sociedades a “seis consiglieris” fundamentalmente: Antonio Francisco de la Fuente Vidales, Manuel Fernández Alonso, Juan José Fernández López, Esteban Guerrero Contreras, Lucio Fernández Tascón y, desde el año 1.991, al “socialista del  PSOE-UGT” y exsubdirector general de minas en el gobierno de Felipe González , Juan Antonio Martín Moreno, un “experto en la ingeniería financiera” que, junto al capo “Don Vito”, negoció con su otro “compañero socialista del PSOE” en Caja España, Ángel Villalba, la más que vergonzosa adjudicación de la MINERO SIDERURGICO DE PONFERRADA para la “cosa nuestra”. ¡Tan era para ellos, que uno acabó como director general y el otro sentado en su bien renumerado consejo de administración!

Una de las prácticas que llamaban enormemente la atención en los aspectos contables del entramado mafioso GEVA era la referida a los incrementos de capital realizado en las sociedades del grupo, cuya causa común era la de canjear las deudas y los créditos que las sociedades tenían con WATERCARD, S.A., una sociedad inscrita en el registro público uruguayo, con NIF en España A-5241043, siendo su representante legal Esteban Guerrero Contreras. A través de varios informes de la INTERPOL URUGUAY, MADRID y WASHINGTON, pude saber fehacientemente que todo el entramado mafioso del narco-carbonero “Don Vito” tenía su vértice o pico del iceberg en tres empresas extranjeras: la citada WATERCARD, S.A.; ELBEIDA, S.A., también de nacionalidad  uruguaya, con NIF en España A-5241044 y con domicilio fiscal en el número 4 de la madrileña calle de Enrique Larreta; y FINANCIAL INVESTMENT CORPORATION, sociedad de derecho norteamericano, del Estado de Delaware  – el único estado que permite dentro de las fronteras de EE.UU. la creación de “empresas fantasmas” – en cuyos certificados de constitución y fundación, acta de la primera junta y estatutos de la sociedad aparecen las firmas del señor William T. Quillen, como secretario de Estado de Delaware, y de María Jaquete Pasca como subsecretaria del Ministerio de Asuntos Exteriores del gobierno felipista del PSOE.

Victorino Alonso García (La Vid de Gordón, León, 26 de agosto de 1952) es un empresario español, dedicado principalmente a la industria de la minería del carbón. El Grupo Alonso poseía hasta su liquidación las sociedades Unión Minera del Norte y Coto Minero Cantábrico, las dos principales empresas españolas del sector, que sumaban más de 4.000.000 de toneladas de carbón, lo que suponía el 40% de la producción nacional

Resulta gracioso, por grotesco, leer las actas de las asambleas extraordinarias de las sociedades anónimas WATERCARD y ELBEIDA, celebradas ambas a las 9 horas del día 18 de febrero de 1992, en la Plaza Independencia, 808, Apto. 1101 de Montevideo – donde sólo concurrió a cada una de las asambleas uno de los accionistas, representando la totalidad del capital de 5.000 $ con derecho a 5.000 votos -, para nombrar como administrador en ambas a Victorino Alonso García, habiendo actuado como presidente la señora Marta Otero de Dovat, y como secretaria, la señorita Graciela Sabella, única accionista que, poseyendo el don de la ubicuidad como el resto de los asistentes, asistió a las dos asambleas a la vez. Claro, que mucho más esclarecedoras resultarían las declaraciones del abogado uruguayo, Eduardo Sayagues Areco, ante el oficial principal de la INTERPOL – MONTEVIDEO – URUGUAY, Luis Pereira:

– ¿Posee usted conocimiento sobre las sociedades anónimas ELBEIDA Y WATERCARD? explique-

– Sí. En el año 1.992 un cliente del Estudio Ángel Prieto, economista español con despacho en la calle Recoletos, 4, de Madrid, nos encargó un informe sobre la legislación uruguaya en materia de sociedades del tipo holding, y meses después llamó por teléfono para pedirnos que adquiriéramos dos sociedades anónimas holding ya hechas. Cumpliendo el encargo, adquirimos las sociedades ELBEIDA Y WATERCARD al Estudio de contadores Lafitte y Lublenerman y, tal y como nos pidió el señor Prieto desde España, procedimos a retirar la documentación de las sociedades, quedando las mismas depositadas en el Estudio sin ninguna clase de actividad económica o comercial.

– Explique la relación de WATERCARD y ELBEIDA con el señor Victorino Alonso García. 

– Lo único que sabemos es que, desde el principio, el señor Prieto nos comunicó desde España que el señor Victorino Alonso García, español, sería administrador único de ambas sociedades.

– ¿Les informó el señor Prieto cómo operarían las sociedades WATERCARD y ELBEIDA?

– Lo único que nos comunicó fue que necesitaban desde España un estudio legalizado para poder operar en Europa, que sus clientes estaban por iniciar operaciones en la ex-Rusia.

¡Y vaya si iniciaron las operaciones en la ex Rusia, tal como decían los abogados uruguayos, refiriéndose a la URSS! Se trataba de recurrir a la importación masiva de carbones procedentes de la antigua república soviética de Ucrania, donde “Don Vito” ya había adquirido alguna “explotación” minera de la rica y extensa cuenca minera del DONBASS, para colocar sus producciones en las térmicas españolas, haciéndolo pasar por carbones nacionales – como vino siendo la norma de este narco-carbonero con el silencio encubridor del gobierno felipista del PSOE -, ya que nadie puede ignorar que con la integración de la MSP en la “cosa nuestra”, el gobierno del PSOE había puesto en manos de “Don Vito” un cupo de carbón en torno al 40 por ciento del total de la producción carbonera española.

Sobre las actuaciones de este cuatrero conocido por “El Tori” o “Don Vito” en la aludida empresa tevergana de HULLASA para que cada cual pueda juzgar si, de verdad, estamos ante un empresario creador de riqueza y empleo o, por el contrario, estamos ante un auténtico gánster empresarial que, en los momentos que necesite, también tiene sus “sicarios” al estilo de los paramilitares de los empresarios colombianos, para disparar contra los mineros que reivindican sus derechos, su mina, su comarca, caso concreto del compañero minero tevergano, Manuel Isaac Álvarez García, que fue asesinado por los tiros de la pistola disparada por uno de los sicarios de “Don Vito” – Francisco Álvarez Álvarez -, el día 30 de junio de 1992, en la plaza del Pozo San Jerónimo en Santianes de Teverga …

ANTON SAAVEDRA

 

 

 

 

 

 

Acerca de ANTON SAAVEDRA RODRIGUEZ

Hola a todos, soy Antón Saavedra y vivo en la cuenca minera asturiana del Nalón. Nacido en Moreda de Aller, (Asturias) el 30 de mayo de 1948, desde la edad de cinco años vivo en la barriada minera de La Juécara (LANGREO). Allí, en la Academia Mercantil de La Felguera (Frailín) cursé mis estudios de bachillerato por libre, y a la edad de 20 años, después de haber sido despedido de Constructora Gijonesa, Duro Felguera y Montajes de Ciaño por motivos sindicales, empezé a trabajar en la minas de Hunosa (Pozo Fondón) con la categoría de ayudante barrenista hasta el año 1974 que pasé a desempeñar el cargo de Graduado Social en el Grupo Siero (Pumarabule y Mosquitera). Posteriormente me licencié en Relaciones Industriales por la Universidad de Alcalá de Henares, y actualmente curso estudios para la licenciatura de Ciencias Políticas. Afiliado a la UGT y al PSOE en los inicios de los años 70, fui secretario general de la Federación Estatal de Mineros de UGT (1976-1989), vicepresidente de la Internacional de Mineros (1978-1990), y miembro del Comité Ejecutivo Confederal de UGT (1976-1988).Desde 1986 hasta 1994 ocupé un lugar en la Mesa del Comité Consultivo de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA) en representación de España. Durante este periodo participé como ponente en varios congresos y conferencias sindicales a nivel internacional, actuando en nombre de los trabajadores españoles ante la OIT, siendo autor del libro-informe publicado bajo el título “EL CARBON:UNA ALTERNATIVA A LA CRISIS ENERGETICA”, que fue asumido por unanimidad de los miembros de la CECA como ponencia base en el debate sobre la politica energética comunitaria en 1991. Entre los años 1991 y 1998 fui diputado del Partido de Acción Socialista (PSOE histórico) en el Parlamento Asturiano por las lista de IU, así como miembro de sus respectivos comités ejecutivos federales. Soy autor de “SECUESTRO DEL SOCIALISMO” y “EL HEREDERO DE SURESNES” de muy recientísima aparición.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a CARBÓN DE SANGRE

  1. ¡Què bueno! Razonables argumentos. Manten este nivel es un articulo estupendo. Tengo que leer màs articulos como este.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s