ANTON SAAVEDRA EN EL PARLAMENTO ASTURIANO, EL AÑO 2020

INTERVENCIÓN DE ANTÓN SAAVEDRA SOBRE LA LEY DE GARANTÍA DE DERECHOS Y PRESTACIONES VITALES, EL 20 DE FEBRERO DE 2020

De izquierda a derecha, Nati Álvarez, Andrés Rodríguez, Ana Vigón, Mar Celemín, Ignacio García, Antón Saavedra y Juanjo Palacios. Detrás, Natalia González, Nuria Delmiro, Leticia González y Pilar Lobo: Comparecientes en la Junta General del Principado de Asturias para el debate sobre el proyecto de “Ley de Garantías de Derechos y Prestaciones Vitales” del gobierno autónomo de Asturias, el 20 de febrero de 2020

Buenos días, señora presidenta, señorías:

Muchas gracias por concederme la palabra para exponer nuestro punto de vista, nuestras inquietudes y también nuestras aspiraciones respecto a la implantación de un mecanismo esencial para la cohesión de nuestra sociedad, como es el proyecto de ley que nos toca debatir sobre la “Garantía de los Derechos y Prestaciones Vitales”.

El Gobierno de Asturias habla de “blindar las principales medidas para dar cobertura a personas en situación de vulnerabilidad, y sigue hablando de asegurar, consolidar y agilizar los apoyos económicos destinados a aquellos colectivos que más lo necesitan” en su proyecto de Ley. Hasta aquí todo muy bonito. Pero ¿dónde está el dinero para llevarlo a la práctica? ¿De donde va a salir ese dinero? ¿Acaso tiene este gobierno autónomo la capacidad para legislar una reforma fiscal equitativa que, efectivamente, haga pagar más a aquel que más renta tiene, a la vez que obligue a pagar lo mismo a todos los individuos independientemente del origen de su renta, cuando se dedica a andar miagando por Madrid en busca de las correspondientes migajas para nuestra región?

Hemiciclo antiguo de la Junta General del Principado de Asturias, el 0 de febrero de 2020

Un ejemplo de lo que estoy tratando de reflexionar acerca de la falta de dotación presupuestaria para cualquier iniciativa que se presente, lo supone la Ley de Dependencia, promulgada por el gobierno de España, el 30 de noviembre de 2006, y que actualmente se encuentra en el limbo, con más de un millón de afectados, entre dependientes y sus cuidadores familiares que, en el mejor de los casos, reciben cantidades irrisorias, cuando no se las han cancelado en su totalidad por falta, precisamente, de presupuesto, dándose en múltiples ocasiones – demasiadas – que muchos de los dependientes aún no hayan recibido las ayudas mientras la muerte ya se ha llevado por delante a quiénes cuidaban y amaban.

Señorías: En España somos millonarios en leyes. Tenemos leyes para todo, pero nuestro país está entre los países del mundo que más viola o incumple las leyes, incluida la ley fundamental de la Constitución. Hace 42 años que se aprobó la Constitución española, y muy lejos de los discursos oficialistas habituales, quiero recordar hoy que nuestra Constitución, habiendo marcado un hito importantísimo en nuestra historia, solo tiene un problema. ¿Se cumple nuestra Constitución? Pues depende de qué y de quien se trate. Hay muchos artículos constitucionales que se cuestionan o directamente que no se cumplen.

Una lectura atenta del texto arroja la conclusión de que unos cuantos artículos tal parece que sean papel mojado, retórica o brindis al sol:

“Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad que, en ningún caso, tendrá alcance confiscatorio” (Artículo 31). Pero la progresividad fiscal se incumple de modo sistemático según multitud de evidencias: las grandes empresas pagan porcentualmente muchos menos impuestos que las medianas o pequeñas, y los ricos y las grandes fortunas muchísimos menos que las clases medias o bajas. El coste del fraude fiscal en España asciende a unos 90.000 millones de euros al año, alrededor del 24% del PIB.

“Todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo, a la libre elección de profesión u oficio, a la promoción a través del trabajo y a una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia…” (Artículo 35). Pero más de un millón de hogares tienen a todos sus miembros en paro, según la EPA; más de tres millones de personas están inscritas como paradas en los Servicios Públicos de Empleo, de las que más de un millón y medio no cobran ninguna prestación, y la crisis ha traído un fenómeno nuevo: trabajadores con empleo, pero con una remuneración tan insuficiente para satisfacer sus necesidades que ya son considerados técnicamente “pobres”.

“Los poderes públicos promoverán las condiciones favorables para el progreso social y económico y para una distribución de la renta regional y personal más equitativa, en el marco de una política de estabilidad económica. De manera especial, realizarán una política orientada al pleno empleo” (Artículo 40). Al respecto, resulta muy difícil decir cuál de las dos premisas de este artículo de la Constitución se cumple menos, cuando las desigualdades económicas cada vez son mayores, siendo España, como es, junto a Estado Unidos, el país del mundo, donde más aumenta la desigualdad, según la OIT.

“Se reconoce el derecho a la protección de la salud. Compete a los poderes públicos organizar y tutelar la salud pública a través de medidas preventivas y de las prestaciones y servicios necesarios. La ley establecerá los derechos y deberes de todos al respecto” (Artículo 43). Sin embargo, la privatización de servicios o el copago de medicinas y servicios, son algunas de las consecuencias del austericidio implantado en su día por el bipartidismo PPSOE con la reforma constitucional del artículo 135 de la Constitución para salvar a la banca, hasta el punto de ser la OCDE quien acaba de hacer público un informe que sitúa a España entre los países que más han recortado en Sanidad.

Antón Saavedra en la Junta General del Principado de Asturias, el 20 de febrero de 2020

“Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación” (Artículo 47). Pero los datos son también aquí contundentes y numerosos. La burbuja inmobiliaria y su estallido ha hecho que cientos de miles de españoles estén atrapados en hipotecas que valen más que sus casas, produciéndose en España una media diaria de 200 desahucios, entre los que se encuentran los DESAHUCIOS DE MINA LA CAMOCHA que seguimos librando en la actualidad.

“Los poderes públicos realizarán una política de previsión, tratamiento, rehabilitación e integración de los disminuidos físicos, sensoriales y psíquicos, a los que prestarán la atención especializada que requieran y los ampararán especialmente para el disfrute de los derechos que este Título otorga a todos los ciudadanos” (Artículo49). Pero, tal y como ha quedado dicho al principio, la ley de Dependencia ha sido una de las más recortadas por todos los gobiernos de España y de las autonomías, hasta el punto de encontrarse amenazados por el cierre muchos de los centros de atención debido a los recortes que se vienen sucediendo.

“Los poderes públicos garantizarán, mediante pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas, la suficiencia económica a los ciudadanos durante la tercera edad” (Artículo 50). Pero las dos reformas del sistema de pensiones, tanto la del Gobierno de Zapatero en 2011 como la del Gobierno de Rajoy en 2013 han venido reduciendo los derechos de los pensionistas, su poder adquisitivo, donde más del 80 por ciento de las pensiones están muy lejos de alcanzar el salario mínimo fijado por el gobierno y, lo más grave, el asalto que estamos sufriendo por parte de los corsarios del neoliberalismo al sistema público de las pensiones públicas para implantar los planes de pensiones  privadas.

En definitivo, pienso, de una manera tan sincera como efectiva, que al gobierno autónomo de Asturias le tiene mucha más cuenta ejercer la presión ante Madrid, pero una presión auténtica, para tratar de hacer cumplir estos y otros aspectos de la Constitución, muy distinto a seguir mendigando la limosna a que nos tienen acostumbrados, la mayoría de las veces pensando más en la rentabilidad partidista y electoralista que en los verdaderos problemas del pueblo asturiano.

Muchas gracias.

Acerca de ANTON SAAVEDRA RODRIGUEZ

Hola a todos, soy Antón Saavedra y vivo en la cuenca minera asturiana del Nalón. Nacido en Moreda de Aller, (Asturias) el 30 de mayo de 1948, desde la edad de cinco años vivo en la barriada minera de La Juécara (LANGREO). Allí, en la Academia Mercantil de La Felguera (Frailín) cursé mis estudios de bachillerato por libre, y a la edad de 20 años, después de haber sido despedido de Constructora Gijonesa, Duro Felguera y Montajes de Ciaño por motivos sindicales, empezé a trabajar en la minas de Hunosa (Pozo Fondón) con la categoría de ayudante barrenista hasta el año 1974 que pasé a desempeñar el cargo de Graduado Social en el Grupo Siero (Pumarabule y Mosquitera). Posteriormente me licencié en Relaciones Industriales por la Universidad de Alcalá de Henares, y actualmente curso estudios para la licenciatura de Ciencias Políticas. Afiliado a la UGT y al PSOE en los inicios de los años 70, fui secretario general de la Federación Estatal de Mineros de UGT (1976-1989), vicepresidente de la Internacional de Mineros (1978-1990), y miembro del Comité Ejecutivo Confederal de UGT (1976-1988).Desde 1986 hasta 1994 ocupé un lugar en la Mesa del Comité Consultivo de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA) en representación de España. Durante este periodo participé como ponente en varios congresos y conferencias sindicales a nivel internacional, actuando en nombre de los trabajadores españoles ante la OIT, siendo autor del libro-informe publicado bajo el título “EL CARBON:UNA ALTERNATIVA A LA CRISIS ENERGETICA”, que fue asumido por unanimidad de los miembros de la CECA como ponencia base en el debate sobre la politica energética comunitaria en 1991. Entre los años 1991 y 1998 fui diputado del Partido de Acción Socialista (PSOE histórico) en el Parlamento Asturiano por las lista de IU, así como miembro de sus respectivos comités ejecutivos federales. Soy autor de “SECUESTRO DEL SOCIALISMO” y “EL HEREDERO DE SURESNES” de muy recientísima aparición.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ANTON SAAVEDRA EN EL PARLAMENTO ASTURIANO, EL AÑO 2020

  1. Estoy a su entera disposición. Un abrazo.

  2. Muy buenas noches D. Antón.

    Le escribo tras conocer su blog por referencia de un amigo, yo llevo una radio por internet llamada “El vórtice radio” a la que puede acceder a través de esta dirección URL: https://www.elvorticeradio.com Me gustaría proponerle una serie de entrevistas sobre sus dos libros “Secuestro del Socialismo” y El heredero de Suresnes”.

    Me despido de usted agradeciendo su esfuerzo y dedicación informativa y le deseo lo mejor.

    Mitoa Edjang.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s