¿POR QUÉ FALTAN VACUNAS EN EL MUNDO?

La campaña de vacunación en España de este lunes, 19 de abril, ha sumado un total de 12.853.599 dosis administradas. Hoy el porcentaje de vacunas inoculadas por 100 habitantes se sitúa en 27,15% y se ha inyectado un 93,8% sobre el número de vacunas entregadas.

Desde que hiciera acto de presencia el “bicho coronavírico” han sido más de 3.500.000 infectados, muchas de ellas con secuelas de salud a largo plazo, y más de 120.000 personas las que perdieron su vida en nuestro país.

Iniciado el periodo de vacunación, en España se llevan vacunados con todas las dosis en torno al 8 % de la población, por tan solo el 1,5% de la población mundial de los 7.700 millones de personas que habitan en el mundo, con la salvedad de que el 80% de ellas están en solo diez países. ¿A qué se debe este “apartheid médico” que se ha configurado con el despliegue de las vacunas? ¿Por qué no se están proporcionando las vacunas a los 7.700 millones de personas del mundo?

Las autoridades chinas, después de haber detectado el “bicho” secuenciaron el virus y compartieron la información en un sitio web, en el que científicos de las distintas instituciones privadas y públicas se apresuraron a descargar la información para tener una mejor comprensión del virus tratando de crear una vacuna para la inmunización de la población, de tal manera que, en muy pocos meses, nueve empresas privadas y públicas anunciaban que ya tenían candidatas a vacuna: Pfizer/BioNTech, Moderna, AstraZeneca, Novavax, Johnson & Johnson, Sanofi/GSK, Sinovac, Sinopharm y Gamaleya, alguna de las cuales, como las tres últimas citadas han sido producidas por los sectores públicos chino y ruso, procediendo de inmediato a repartirla entre 41 países.

El equipo de la OMS llegó a la ciudad de Wuhan, donde se cree que se originó el brote de coronavirus y se detectó el primer caso a finales de 2019.Pese al resurgimiento de contagios en el norte del país, la vida en Wuhan ha vuelto relativamente a la normalidad.

El resto de las vacunas han sido producidas por empresas privadas, aunque financiadas por el erario público de distintos países, entre los que se encuentra nuestro país, con una contribución multimillonaria de euros para GAVI (Fundación  de Gates y CÍA que, junto con el Banco Mundial, la OMS y Unicef se erigen en los “salvadores del mundo”), tal y como se expresaba en un tuit del 4 de mayo de 2020 el propio presidente del gobierno español, Pedro Sánchez: “Nos hemos reunido para impulsar una respuesta ambiciosa y global a la COVID19 basada en la justicia social, la ciencia y la colaboración. Aprendamos del pasado y aseguremos que, esta vez sí, salimos de la crisis sin dejar a nadie atrás”

El ejemplo más claro de lo expuesto es el referido a la polémica vacuna AstraZeneca, cuya financiación del 97 por ciento se llevó a cabo con el dinero del gobierno británico, fondos europeos y de otros Estados, quedando la aportación de la industria farmacéutica en un escaso 3 por ciento. Así, mientras Boris Johnson tenía la desvergüenza y la desfachatez de señalar que el éxito con las vacunas se debió «por el capitalismo, por la avaricia amigos míos», y la industria farmacéutica promovía el mismo mensaje en defensa de las patentes y derechos de propiedad, los investigadores de Universities Allied for Essential Medicines UK que realizaron los estudios no son, ni mucho menos, coincidentes con estas manifestaciones del mandatario británico cuando afirman mediante un comunicado que: “Nuestro estudio muestra que es todo lo contrario: la inversión pública y la colaboración internacional nos dieron las vacunas Covid-19”.

Sin embargo, estas empresas privadas después de haber recibido la financiación pública para producir vacunas para todo el mundo, pusieron estas a la venta para obtener unas colosales ganancias a la vez que aseguraban aún más sus beneficios mediante patentes, de tal manera que la información que tenemos al día de hoy sobre  vacunas vendidas y transportadas a diferentes partes del mundo cambia rápidamente, donde muchas de las naciones  calificadas como pobres no tendrán vacunas para su población antes de 2023, mientras otras naciones, de las llamadas ricas, han acaparado suficientes dosis para vacunar a su población hasta cinco veces.

La cuestión crucial no son tanto los beneficios como los costes. ¿Quién ha financiado realmente el desarrollo de cada una de las vacunas, algunas de ellas listas en apenas diez meses? Este reportaje de la BBC ofrece algunos datos interesantes, todos ellos recopilados por Airfinity. La mayoría de los proyectos, incluidos el de Pfizer o Moderna, han dependido parcial o enteramente del dinero público. Sin los estados, su camino hasta la vacuna habría sido más complejo.

¿Acaso se puede seguir llamando pobres a los países del cercano y Medio Oriente, donde se concentran las mayores reservas mundiales de petróleo? ¿Es que son pobres Libia, Zaire, Ghana, Liberia, Zambia, Congo y muchos otros países africanos de cuya extracción de minerales depende literalmente el funcionamiento de las ramas rectoras de las industrias de EE.UU., Reino Unido, Francia, Alemania y otros Estados capitalistas desarrollados? ¿Se puede seguir calificando de pobres a países como la India, Malasia, Brasil y muchos otros países de Asia y América Latina, cuando en sus entrañas se concentra el 80% de la materia prima que mueve al mundo?

A lo largo de mi trayectoria sindical internacional, si algo aprendí fue que aquellos países llamados pobres son explotados por aquellos otros países considerados ricos, a veces demasiado pobres para ostentar ese título, y por lo tanto no se puede seguir hablando de países pobres, sino de países saqueados y esclavizados, pero nunca pobres, llegando a la conclusión de que en la Unión Europea seguimos viviendo sobre una burbuja con una falsa ilusión de seguridad, en gran parte gracias al expolio de los recursos materiales y biológicos de esos, pero lo cierto es que “nuestra cómoda y segura existencia” tiene fecha de caducidad más pronto que tarde, entre otras cuestiones, porque la cada vez más frágil burbuja europea puede reventar de la noche a la mañana al estar rodeada por millones de personas que sufren, cada vez más, las consecuencias directas e indirectas de ese proceso histórico de gran explotación en aquellos países del Tercer Mundo, como si existieran varios mundos en este planeta.

Desde el comienzo de la pandemia, las compañías farmacéuticas han mantenido su práctica habitual de ejercer un control rígido sobre los derechos de propiedad intelectual, y han buscado acuerdos comerciales secretos y monopolísticos que excluyen a muchos países en desarrollo. Por ejemplo, Gilead firmó licencias bilaterales restrictivas para uno de los únicos medicamentos que han mostrado beneficios potenciales para tratar el COVID-19, el remdesivir, excluyendo a casi la mitad de la población mundial de beneficiarse de la competencia de genéricos que provocan una reducción de los precios.

Mirando el porcentaje de la población vacunada en la población de la Unión Europea, vemos que es sorprendentemente bajo, muy por debajo de la capacidad real que tiene para producir tales vacunas en los distintos Estados que la conforman, resultando paradójico esta escasez de vacuna teniendo, como se tiene, un gran tejido empresarial farmacéutico con una capacidad de producción entre las más elevadas del mundo.

Está claro que en una situación tan dramática como la actual, en la que siguen muriendo más de 10.000 personas cada día en el mundo por COVID-19, no puede darse una situación como la que nos toca vivir, y ello exige un cambio sustancial en la dinámica productiva y distributiva de las vacunas y otros elementos necesarios en sus niveles europeos y mundiales.

¿Tan difícil es ponerse a fabricar vacunas para abastecer a todo el mundo en un tiempo récord, una vez que se conoce la fórmula para combatir el virus? Claro, se me olvidaba, sigo siendo un pobre iluso. Estamos hablando de patentes, traducidas en colosales ganancias para la oligarquía financiera mundial, pero, así y todo, sigo pensando que la liberación de éstas de una forma global y la intervención urgente de laboratorios e instalaciones donde se puedan producir vacunas, así como los instrumentos necesarios para su aplicación, es una cuestión de vida o muerte para millones de personas en todo el planeta. Se trata de sus ganancias o de nuestras vidas. Si la UE no es capaz cierren el chiringuito y dejen de seguir engañando.

Acerca de ANTON SAAVEDRA RODRIGUEZ

Hola a todos, soy Antón Saavedra y vivo en la cuenca minera asturiana del Nalón. Nacido en Moreda de Aller, (Asturias) el 30 de mayo de 1948, desde la edad de cinco años vivo en la barriada minera de La Juécara (LANGREO). Allí, en la Academia Mercantil de La Felguera (Frailín) cursé mis estudios de bachillerato por libre, y a la edad de 20 años, después de haber sido despedido de Constructora Gijonesa, Duro Felguera y Montajes de Ciaño por motivos sindicales, empezé a trabajar en la minas de Hunosa (Pozo Fondón) con la categoría de ayudante barrenista hasta el año 1974 que pasé a desempeñar el cargo de Graduado Social en el Grupo Siero (Pumarabule y Mosquitera). Posteriormente me licencié en Relaciones Industriales por la Universidad de Alcalá de Henares, y actualmente curso estudios para la licenciatura de Ciencias Políticas. Afiliado a la UGT y al PSOE en los inicios de los años 70, fui secretario general de la Federación Estatal de Mineros de UGT (1976-1989), vicepresidente de la Internacional de Mineros (1978-1990), y miembro del Comité Ejecutivo Confederal de UGT (1976-1988).Desde 1986 hasta 1994 ocupé un lugar en la Mesa del Comité Consultivo de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA) en representación de España. Durante este periodo participé como ponente en varios congresos y conferencias sindicales a nivel internacional, actuando en nombre de los trabajadores españoles ante la OIT, siendo autor del libro-informe publicado bajo el título “EL CARBON:UNA ALTERNATIVA A LA CRISIS ENERGETICA”, que fue asumido por unanimidad de los miembros de la CECA como ponencia base en el debate sobre la politica energética comunitaria en 1991. Entre los años 1991 y 1998 fui diputado del Partido de Acción Socialista (PSOE histórico) en el Parlamento Asturiano por las lista de IU, así como miembro de sus respectivos comités ejecutivos federales. Soy autor de “SECUESTRO DEL SOCIALISMO” y “EL HEREDERO DE SURESNES” de muy recientísima aparición.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¿POR QUÉ FALTAN VACUNAS EN EL MUNDO?

  1. Koldobika dijo:

    Las vacunas NUNCA han curado NADA.
    El que quiera vacunarse con VENENOS contenidos en ellas, como el Timerosal y los adyuvantes “potenciadores”, que las paguen de sus bolsillos. NADIE se hace cargo de los efectos secundarios y de las muertes que provocan…Procurar estudiar, o leer, el libro sobre Las Vacunas del Dr. Andreas Moritz “muerto” antes de cumplir 58 años…De esa forma dejareis de dar más rollo al tema y pensar en vuestro Sistema Inmunitario o cómo contrarrestar a los NAZIS con sus armas de eliminación de población y de RUINA, MISERIA y ABANDONO de los “mayores” y resto de trabajadores y de la Sanidad Pública atacada desde los tiempos del “señor X”…autenticos Drs. Menguele de los campos de exterminio NAZIS…ayudado por los Urcullu, “independentistas” catalanes, gallegos y demás autono SUYAS…Pretenden seguir lo marcado en la Agenda 20-30 de la mano del secretario del Partido “comunista” otro más de la terna CRIMINAL, TRAIDOR Y JUDAS al servicio de las farMAFIAS…cono el fracasado Gaspar Llama ares o el ladrón del Villanocho…¿Porqué tardáis tanto en comprender lo que lleva más de un año machacando al Pueblo a los Científicos reales por parte de los FALSOS “asesores” de éste miserable ¿país? con las DEUDAS ESCANDALOSAS e IMPAGABLES por nuestros hijos, nietos y nuestras pensiones…que dejarán de pagar por habernos ASESINADO…?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s