EL AUSTERICIDIO DE LAS PENSIONES PUBLICAS (PePP)

Charla de Antón Saavedra sobre pensiones en El Manglar de Oviedo, el 2 de diciembre de 2019.

Después de la catástrofe pandémica del covid-19, ¿alguien se puede imaginar lo que implicaría que las instituciones europeas instaran a los parlamentos estatales a implementar medidas que favoreciesen y ampliasen el negocio de la sanidad privada, incluyendo medidas fiscales?

En efecto, la sanidad privada es voluntaria, pero el hecho de que las administraciones públicas le otorguen ventajas tiene un impacto determinado sobre la sanidad pública. Lo mismo ocurre con las pensiones: la señal que están enviando las instituciones europeas es muy peligrosa y preocupante porque implica que están más preocupadas por mejorar el negocio privado que por mejorar el sistema público.

Por supuesto, me estoy refiriendo al Producto Paneuropeo de Pensiones Individuales (PePP), aprobado en el Parlamento Europeo gracias a los votos favorables de  liberales y populares (PP, Ciudadanos, PNV, UPyD, PdCaT…) y la abstención de los socialistas, con el único voto en contra del bloque de la izquierda unitaria (Podemos, Izquierda Unida, Equo, ERC…) que presentaron una enmienda para retirar esta medida, pero no prosperó  debido al voto en contra de los eurodiputados socialistas, que en esta ocasión curiosamente no se abstuvieron.

Este plan paneuropeo marca el inicio de una serie de reformas legislativas en los parlamentos nacionales que van a favorecer y ampliar el negocio de las entidades financieras que hacen negocio con los fondos privados de pensiones. Nada nuevo bajo el sol, porque los Estados ya están dando facilidades y bonificaciones fiscales a estos productos, pero lo llamativo de este asunto es que ahora el trato privilegiado a este segmento del sector privado se articulará y coordinará a nivel europeo, lo que no hará sino intensificar las ventajas que tienen las entidades financieras a la hora de lucrarse con los ahorros de la gente. Es algo así como trataba de explicar en mi artículo publicado en LNE, el pasado 23 de julio: ¡Ahorradores, prestadle dinero al capital, necesitamos liquidez!

Ellos lo hicieron primero por nosotros. Ellos conquistaron con sus luchas el sistema público de pensiones en España.

La sombra del buitre sobrevuela sobre el fondo de reserva de las pensiones españolas. Basta un pequeño recorrido por internet buscando las mágicas palabras “plan de pensiones” y nos llevará directamente a estos titulares: “Planes de Pensiones Ibercaja”, “Cómo funciona un Plan de Pensiones-BBVA”, “Simulador de Planes de pensiones-ING”, “Simulador Plan de Pensiones y Jubilación-Santander”. Después asistiremos a toda una serie de los artículos de información en prensa o las publicaciones especializadas. ¿Casualidad? No. Estamos de nuevo en manos de los corsarios del neoliberalismo al abordaje del sistema público de pensiones.

Por otra parte, el Gobierno español hace tiempo que, a modo de globo sonda, sigue con su política de meter miedo de que no habrá dinero para pagar las pensiones en el futuro, que la hucha se acaba, que viene el “lobo”. Y que es mejor hacerse un plan de pensiones privado, como si la mayoría de los y las pensionistas españoles pudieran permitirse el lujo de ahorrar unos euros, cuando, según los técnicos de Hacienda, el 35 % de los pensionistas cobran en la actualidad menos de los 8.200 euros que delimita el umbral de la pobreza.

Por cierto, ¿por qué todos los partidos, excepción de UP, se han opuesto a que la banca devuelva los 60.600 millones procedentes del dinero de los contribuyentes para el rescate de la banca? Sirva como comparativa para confirmar que esta cuantía sería suficiente para volver a llenar la tan manoseada “hucha de las pensiones”, pero todos los partidos se oponen porque la banca es quien les mantiene, es la que manda en el país, es la que maneja los hilos que mueven las marionetas sentadas en las poltronas ministeriales. En definitiva, ningún colectivo ha sido tan castigado económicamente como el de los pensionistas. Nadie ha sido tan estafado como los jubilados. Ninguna demagogia tan despreciable como la dirigida a los ancianos y ancianas, a quienes se asusta con el miedo a quitarles su pensión, cuando no la aceleración de su muerte.

Al respecto, es bien conocida la frase del viceprimer ministro japonés,  Taro Aso, afirmando que “el deber patriótico de los viejos es que se mueran cuando les corresponda, esto es, lo más pronto posible (The Guardian, 22 de enero de 2013), un pensamiento muy deseado por esos corsarios del neoliberalismo, aunque no lo digan tan claro, utilizando narrativas un pelín más sofisticadas, como por ejemplo que “el alargamiento de los años que los ancianos viven está creando un enorme problema a la economía del país”.

Intervención de Antón Saavedra sobre las pensiones ante la Comisión Europea en el Parlamento Europeo, el 25 de abril de 2018.

En definitiva, el ratón parido en el IV Reich bajo el título de Plan de Reconstrucción de Europa, desde el minuto cero ha hablado de Reformas, y si hay reformas habrá recortes, nadie lo dude.  De hecho, se ha insistido en las reuniones celebradas que la reforma laboral y de las pensiones en España son de obligado cumplimiento. Muchos fondos europeos están muy ligados a los fondos de inversión que precisan de una rentabilidad mínima anual y la caída de las bolsas en los últimos años ha colocado a estos fondos en una difícil posición, y los poderes económicos, especialmente Black Rock (el mayor fondo privado de pensiones del mundo) fue quien elaboró e hizo aprobar en el Parlamento Europeo el PePP (Plan Pan-Europeo de pensiones privadas) fijando así el marco legal para iniciar el abordaje contra los sistemas públicos de toda Europa. Hay pues un movimiento de fondo para privatizar, aún más, las pensiones públicas europeas aprovechando la crisis de la Pandemia.

Esos préstamos condicionados, por mucho que lo siga negando el gobierno, no implican sino una cesión de soberanía al IV Reich bajo bandera de  Unión Europea que comienza a constituirse como una entidad supranacional cuya soberanía y capacidad de control crece a medida que merman las capacidades de los países “rescatados”, como nuestro país,  sobre los que se aplicará una serie de recortes siempre acorde a criterios de austeridad velada o no, una austeridad que, durante los últimos diez años, se ha mostrado como una de las herramientas más valiosas para cercenar las economías, ahondar en la desigualdad, la privatización de los servicios públicos, y generar pobreza estructural.

ANTON SAAVEDRA

Acerca de ANTON SAAVEDRA RODRIGUEZ

Hola a todos, soy Antón Saavedra y vivo en la cuenca minera asturiana del Nalón. Nacido en Moreda de Aller, (Asturias) el 30 de mayo de 1948, desde la edad de cinco años vivo en la barriada minera de La Juécara (LANGREO). Allí, en la Academia Mercantil de La Felguera (Frailín) cursé mis estudios de bachillerato por libre, y a la edad de 20 años, después de haber sido despedido de Constructora Gijonesa, Duro Felguera y Montajes de Ciaño por motivos sindicales, empezé a trabajar en la minas de Hunosa (Pozo Fondón) con la categoría de ayudante barrenista hasta el año 1974 que pasé a desempeñar el cargo de Graduado Social en el Grupo Siero (Pumarabule y Mosquitera). Posteriormente me licencié en Relaciones Industriales por la Universidad de Alcalá de Henares, y actualmente curso estudios para la licenciatura de Ciencias Políticas. Afiliado a la UGT y al PSOE en los inicios de los años 70, fui secretario general de la Federación Estatal de Mineros de UGT (1976-1989), vicepresidente de la Internacional de Mineros (1978-1990), y miembro del Comité Ejecutivo Confederal de UGT (1976-1988).Desde 1986 hasta 1994 ocupé un lugar en la Mesa del Comité Consultivo de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA) en representación de España. Durante este periodo participé como ponente en varios congresos y conferencias sindicales a nivel internacional, actuando en nombre de los trabajadores españoles ante la OIT, siendo autor del libro-informe publicado bajo el título “EL CARBON:UNA ALTERNATIVA A LA CRISIS ENERGETICA”, que fue asumido por unanimidad de los miembros de la CECA como ponencia base en el debate sobre la politica energética comunitaria en 1991. Entre los años 1991 y 1998 fui diputado del Partido de Acción Socialista (PSOE histórico) en el Parlamento Asturiano por las lista de IU, así como miembro de sus respectivos comités ejecutivos federales. Soy autor de “SECUESTRO DEL SOCIALISMO” y “EL HEREDERO DE SURESNES” de muy recientísima aparición.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s